El origen del Derecho de la Moda y su llegada a España

El origen del Derecho de la Moda y su llegada a España

El Derecho de la Moda tiene su origen en Estados Unidos, más concretamente en Nueva York, donde surgen los primeros bufetes de abogados especializados en Fashion Law. Precisamente por el origen de esta nueva rama del Derecho, se ha impuesto internacionalmente su denominación en inglés.

Su precursora fue la doctora Susan Scafidi, actualmente profesora del Fashion Law Institute de la Universidad de Fordham, en Nueva York. En el año 2005, Susan Scafidi ya había comprendido que la industria de la moda cuenta con características jurídicas propias y exclusivas, lo que la llevó a impulsar el Derecho de la Moda como una nueva rama del Derecho. Así, habría de llegar a ser la primera profesora a nivel universitario de esta área de especialización jurídica

Susan Scafidi se enfrentó a muchos obstáculos en esta empresa, ya que su posición era totalmente innovadora y, por ello, la mayoría no concebían el Derecho de Moda como una escuela jurídica autónoma.

A pesar de lo anterior, la doctora Scafidi consiguió abrirse paso. La obra “Droit International de la Mode” de J. Belhumeur (2000), entre otras, le sirvió como base en su investigación y le permitió lanzar en 2005 el blog Counterfeit Chic”, incluido actualmente por la ABA (American Bar Association) entre los 100 blogs más importantes en materia de Derecho. Además, publicó su libro “Who Owns Culture?: Appropriation and Authenticity in American Law (Public Life of the Arts Serie)“, que ha cosechado un gran éxito entre los profesionales del mundo de la moda y los abogados interesados en Fashion Law.

Debe sumarse a todo lo anterior que, Susan Scafidi es colaboradora habitual de prestigiosas publicaciones como TIME. Gracias a ella el Derecho de la Moda es considerado como un área legal autónoma e independiente, con profesionales especializados que asisten integralmente a la industria de la moda.

En 2010 Scafini, junto a Diane von Furstenberg y el Consejo de Diseñadores de Moda de América (Council of Fashion Disigners of America o CFDA), fundan el Instituto de Derecho de la Moda (Fashion Law Institute), en Nueva York, siendo el primer centro académico del mundo dedicado a los aspectos jurídicos específicos de los negocios pertenecientes a la industria de la moda. (Cita perteneciente al Artículo sobre Susan Scafidi)

“Nuestro objetivo era establecer el Fashion Law como disciplina académica prevaleciente. Hubo risas al principio, pero lo conseguimos antes de lo que hubiera soñado”.

Sin embargo, algunos juristas seguían -y siguen- pensando que el Derecho de la Moda no era una nueva disciplina, sino que era un análisis transversal de la utilización de las diferentes ramas del Derecho. En defensa de la autonomía del Derecho de la Moda hay que tener en cuenta que, en un inicio, también se dudó de la autonomía de otras áreas del derecho enfocadas a una actividad específica que, hoy, se encuentran generalmente aceptadas como ramas autónomas.

Así lo expresa la profesora Scafidi en la entrevista, Questions on Fashion LawLLM GUIDE en 2017.
Cuando definí el Fashion Law por primera vez y más tarde presenté el Fashion Law Institute, nuestro objetivo era establecer el Fashion Law como una disciplina académica prevaleciente, junto con la legislación bancaria, la legislación de deportes, la legislación de valores y otros campos existentes. Hubo muchas risas al principio, pero conseguimos nuestro objetivo antes de lo que hubiera soñado. Unas pocas escuelas alrededor del mundo ofrecen actualmente cursos en Fashion Law, y hay secciones de moda en colegios de abogados y mucha práctica del Fashion Law en bufetes

Por ello el Derecho de Moda se ha abierto paso poco a poco hasta considerarse una nueva rama del derecho como tal. Además, hoy en día se le considera una rama cada vez más importante gracias al innegable crecimiento de la industria de la moda.

La llegada del Fashion Law a España

Esta nueva especialización del Derecho pronto habría de expandirse por Europa, teniendo como principales adoptantes tempranos de esta escuela a Inglaterra, Italia y España.

Aunque el término Fashion Law tuviera su origen en Estados Unidos, cada vez se va haciendo más habitual en nuestro entorno oír hablar de este campo de especialización legal, ya sea en congresos, cursos, noticias o blogs.

Foto por Tania Fernandez

En efecto, el Fashion Law llega a España debido a que la industria de la moda de nuestro país ha alcanzado tal nivel de importancia que resulta imposible que no haya demanda de abogados especialistas en Derecho de la moda, capaces de prestar protección legal a las creaciones de diseñadores y modistas. Debe, no obstante, destacarse que, a pesar de la importancia de la moda en España, sólo los despachos de abogados más punteros han abierto un departamento especializado en atender las necesidades que empresas y consumidores puedan tener en lo que a moda y belleza se refiere.

Sin embargo, resulta esperanzador que cada vez sean más numerosos los congresos y jornadas sobre Fashion Law que se celebran para tratar estas materias, y esta tendencia está ayudando a concienciar a su público del nacimiento de una nueva rama de práctica legal con entidad propia.

La industria de la moda es un sector lo suficientemente especial, apasionante e influyente para requerir una atención legal completa que acompañe e incentive su desarrollo, por Lerroux Business Lawyers sobre el Fashion Law

Un ejemplo de ello sería las jornadas “Fashion Law Event” creadas por el Museo del Traje de Madrid. Estas jornadas sobre Derecho de la Moda que fueron organizadas por la Asociación DENAE, junto con el Museo del Traje de Madrid, con la colaboración de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), el Editorial jurídico Tirant Lo Blanch y el Instituto Tecnológico Textil (AITEX).

En la actualidad España cuenta con el Fashion Law Institute ubicado en Madrid, en la calle de José Ortega y Gasset, tratándose del primer instituto español dedicado al Derecho de la Moda y, por tanto, a la formación profesional jurídica enfocada al negocio de la moda.

 No cabe duda de que la moda española es una de las principales señas de identidad de nuestro país a nivel internacional, con un enorme peso económico y social. La creatividad de nuestros diseñadores, su inventividad y competitividad y la gran calidad de sus creaciones, la han posicionado como un referente mundial, y por ello no cabe duda de que, empujado por esta realidad, el Fashion Law adquirirá un peso cada vez mayor para los juristas españoles, siendo nuestro deber responder a las necesidades de protección legal de nuestra industria y nuestros creadores.

 

 



error: Este contenido esta protegido !!