¿Qué es el fashion law o derecho de la moda?

¿Qué es el fashion law o derecho de la moda?

Fashion law (derecho de la moda)  es un anglicismo con el que se hace referencia a todos los aspectos legales del mundo de la moda. Desde que surgen los primeros bocetos de una nueva línea de prendas hasta que esta se comercializa internacionalmente a través de tiendas especializadas en retail y llega al armario del consumidor final, se habrán producido una gran cantidad de situaciones legales.

La distribución y comercialización de una nueva línea de productos puede verse entorpecida por un mercado poco escrupuloso con los derechos de autor, por lo que las firmas de moda precisan de abogados especialistas en fashion law (derecho de la moda) que les permitan afrontar con éxito los riesgos de la globalización, establecer alianzas y utilizar herramientas empresariales, al tiempo que les aseguren la propiedad y exclusividad de sus diseños.

La protección de la moda – Propiedad intelectual e industrial.

En efecto, quizá el principal problema a que se enfrenta una compañía de moda es la protección efectiva y frente a todos de sus creaciones. Para ello, tanto las firmas de lujo como las de carácter generalista,tienen a su disposición los mecanismos de defensa previstos en la legislación sobre libertad de competencia, propiedad intelectual e industrial, con manifestaciones diferenciadas, cada una con distinto objeto y alcance.

La propiedad intelectual de los diseños de moda

El derecho del autor sobre su diseño queda cubierto por la propiedad intelectual, pero, ¿hasta dónde alcanza esta protección? Un especialista en fashion law conocerá la respuesta a cuestiones tan complejas como esta. Qué significado ha de dársele al principio de originalidad. Dónde acaba la similitud o la referencia y dónde comienza el plagio, las opciones legales frente a este y, en su caso, la litigación en distintas vías posibles, es materia de la que se ocupa el Derecho de la moda.

La propiedad industrial y la moda

Con independencia de la normativa española sobre propiedad intelectual,a la industria de la moda también resulta aplicable la legislación sobre propiedad industrial. La protección de una marca de moda puede alcanzar, no sólo al logotipo clásico, sino también a representaciones tridimensionales, troquelados en la tela de los productos y mucho más. Incluso, en tanto que la composición química de un producto puede representarse visualmente, se plantea la posibilidad de registrar la marca olfativa y, de este modo, proteger legalmente un perfume.

Junto a la marca, se encuentra dentro del ámbito de la propiedad industrial la patente y el modelo de utilidad. Saber distinguir entre ambas permite una óptima protección legal de las creaciones de la industria de la moda, en la medida en que tienen un distinto alcance, requisitos y duración de su protección.

Estos aspectos jurídicos de la creatividad, mimados y tratados adecuadamente, permitirán a la empresa proteger su obra frente a las posibles imitaciones, falsificaciones o actividades de competencia desleal.

El funcionamiento mercantil de una gran firma de moda – Estructura Societaria y Derecho financiero.

Se calcula que en 2015, el mercado español de la moda equivalía a un 2.9% del PIB. Muy cercano al 3% de media sobre la economía mundial. Estas cifras se traducen en 3 billones de dólares al año. En el año 2015, solamente Nike valía 26.000 millones de dólares.

Por tanto, es fácil imaginar la gran cantidad y complejidad de operaciones mercantiles que se desarrollan en torno a la moda. Las empresas que operan en este sector demandan servicios cada vez más complejos, solo accesibles a especialistas en fashion law, pues van desde la organización legal de colaboraciones en el proceso de venta a través del retail, el uso de figuras como el factoring, pasando por las licencias y royalties, la creación de grupos societarios, las operaciones de financiación, fusión y adquisición de empresas y un largo etcétera.

El Derecho laboral y de imagen en la moda

La industria de la moda presenta características laborales especiales que la hacen única. El fashion law estudia problemas tan específicos como la cesión de imagen del modelo en magazines, publicidad y desfiles de moda.

A esto se añaden normativas e intervenciones particulares por motivos éticos y de orden público. Ya en 2006, la pasarela Cibeles fue noticia cuando la Comunidad Autónoma de Madrid decidió supervisar el evento, con la finalidad de evitar conductas de imitación que pudieran llevar a casos de anorexia. Por supuesto, esto da lugar a una miríada de regulaciones autonómicas y locales que deben ser analizadas por cualquier marca de moda para no incurrir en comportamientos susceptibles de sanción administrativa.

Por si esto pudiera parecer poco, existen circunstancias adicionales que añaden mayor complejidad al mundo de la moda, como el uso de menores de edad en la difusión publicitaria de la moda infantil, las colaboraciones con personalidades públicas e influencerspara atraer la atención de los consumidores finales sobre el producto, o por motivos de branding, y mucho más.

La globalización de la moda – Derecho internacional y arbitraje.

Gucci nació a principios del siglo pasado en un pequeño taller de Florencia. Ahora es una marca mundialmente reconocida que es vestida en todo el globo. Hoy es una marca mundialmente reconocida y consumida, lo cual no tiene nada de extraño, pues una línea de vestidos puede diseñarse en París, crear sus primeros modelos en Nueva York, presentarse al mundo en Madrid, confeccionarse masivamente en Singapur y, finalmente, adquirirse en cualquier parte del planeta.

Si a lo largo de la esta cadena de producción y comercialización surgiese algún conflicto de intereses, el primer problema sería conocer la normativa aplicable. Se comprenderá, por tanto, que un requisito esencial del abogado especialista en fashion law es el conocimiento de la normativa jurídica sobre comercio internacional de los diseños, en especial, las normas de conflicto existentes en cada uno de los ordenamientos jurídicos implicados o, en su caso, las fórmulas de arbitraje que pueden concertarse previamente por los intervinientes.

En definitiva, sólo un abogado especializado en Derecho de la moda puede defender a las compañías de la inseguridad jurídica y el limbo judicial a que pueden conducirles sus complejas relaciones comerciales transnacionales.

En conclusión, la moda requiere una especialidad jurídica.

Finalmente, podemos pronosticar que la complejidad de temas que, sin pretensiones de exhaustividad, hemos referido, hará que en los próximos años el fashion law pase a ser considerado como un Derecho especializado, de carácter transversal, destinado a los diversos aspectos legales que, en la actualidad, presenta el mundo de la moda, el diseño y el lujo.

De este modo, los abogados especialistas en Fashion Law (Derecho de la moda) requerirán un gran bagaje de conocimientos jurídicos, formación específica y relación interdisciplinar con múltiples profesionales, a fin de poder desempeñar con éxito la compleja función que les ha sido encomendada.

Igualmente, en los próximos años, las compañías de moda y lujo demandarán profesionales especializados en esta rama del Derecho, tan internacional y puntera, por lo que son necesarios abogados especialistas en fashion law, que ocupen el vacío hoy existente en España.

Bajo el término FASHION LAW (DERECHO DE LA MODA)  , se incluyen todas las disciplinas jurídicas que afectan al emprendimiento, desarrollo y expansión en el ámbito o mundo de la moda.

Fashion Law  dirigido por

Enrique Ortega Burgos