El grupo Vacheron Constantin

El grupo Vacheron Constantin

Sus orígenes

 

Para encontrar los orígenes de Vacheron Constantin debemos remontarnos al año 1755, cuando Jean-Marc Vacheron establece en Ginebra su taller de relojería, siendo así la manufactura más antigua de la relojería suiza y uno de los grandes referentes históricos y actuales del mundo de la Alta Relojería.

La asociación en 1819 de Jacques Barthélémi Vacheron, nieto del fundador, con el avezado hombre de negocios François Constantin, da lugar a la marca Vacheron Constantin tal como la conocemos hoy en día.

Actualmente, forma parte del prestigioso grupo Richemont, y su principal centro productivo se ubica en la localidad ginebrina de Plan-les-Ouates, en una moderna fabrica inaugurada en el año 2004.

 

Mantener el espíritu clásico

A lo largo de sus más de 260 años de historia, Vacheron Constantin ha producido relojes con todo tipo de complicaciones pero, manteniendo siempre su clasicismo, también se distingue por la inventiva y la originalidad de sus diseños.

Un ejemplo significativo es el reloj creado en 1921 para el mercado americano, que se distingue por su caja en forma de cojín y su esfera desplazada 45 grados con respecto a la posición convencional, una pieza que Vacheron ha reeditado y que podemos encontrar en su catálogo con el nombre de Amercian 1921

Una de sus complicaciones más características son las horas saltantes y las indicaciones retrógradas, siendo el ejemplo más original y significativo de la serie de relojes que ha producido como homenaje a los Grandes Exploradores de la colección Metiers d’Art.

 

La cumbre de la complejidad relojera de Vacheron nos ha llegado en el 2017 con la presentación del “Les Cabinotiers Celestia Astronomical Gran Complication 3600” un reloj de pulsera que aúna 23 complicaciones.

El catálogo actual de Vacheron Constantin esta formado por las colecciones de carácter clásico Patrimony y Traditionnelle, la Harmony y la Malte, que recurren a cajas «de forma», la deportiva Overseas, la vanguardista Quai de l’Ille, la elegante 1972, la colección Historiques que reúne replicas de relojes históricos, la femenina Héures Creatives y finalmente la exquisita Métiers d’Art, que ha revitalizado la especialidad de los trabajos artesanales en miniatura aplicados a la relojería.

Uno de muy pocos

Desde hace más de 260 años, Vacheron Constantin encarna un universo de excepción donde el número limitado de piezas que salen de los talleres garantiza un nivel de excelencia máximo.

Esta cultura se basa en el conocimiento y no en las apariencias.

Son pocos los relojes, entre millones de piezas, que pueden preciarse de pertenecer al selecto grupo de la Alta Relojería.

En este prestigioso círculo, coleccionistas refinados, conocedores y apasionados comparten los valores humanos, la transmisión, el saber hacer, la innovación y la exigencia.

Personalidades que hacen una buena representación de  la marca

Izq Cory Richards y  der Yiqing Yin

 

Yiqing Yin

Inspirada e inspiradora, esta joven mujer ha entrado recientemente en el cerrado mundo de los creadores de Alta Costura. Nacida en China, Yiqing Yin ha recorrido el mundo y ha enriquecido su visión intuitiva e innovadora con muchas influencias diferentes. En total armonía con el espíritu de la colección Égerie, su universo combina poesía, pura elegancia y pasión por la belleza absoluta.

Cory Richards

Fotógrafo y explorador.

Indiscutiblemente comparte el espíritu viajero, de descubrimiento y de apertura al mundo característicos de la línea Overseas.

 

Louis Ferla, el CEO de Vacheron Constantin lo dice muy claramente:

“Vacheron Constantin se centra en producir un número limitado de piezas. Es la única manera de proporcionar los más altos niveles de calidad, diseño y artesanía. Nuestra Casa se compromete a mantener un carácter único y refinado. En ese sentido, definitivamente somos “One of not many”.

La manera más eficaz de destacar

Para encarnar este espíritu singular, Vacheron Constantin ha decidido colaborar con talentos cuyo ingenio y personalidad expresan la búsqueda permanente de la excelencia, la apertura hacia el mundo, así como el espíritu innovador y creativo.

Estos estetas visionarios y apasionados gozan de reconocimiento en sus respectivos sectores, encarnando a su vez la idea de ser “One of not many”.

Vacheron Constantin y el Louvre

Vacheron Constantin se asocia con el prestigioso Museo del Louvre, y esta asociación artística y cultural dará lugar a una serie de colaboraciones y proyectos en los campos de la artesanía, la alta relojería, el arte y la cultura.

 

Vachedron Constantin y el Louvre colaboraron en 2016 cuando el reloj del siglo XVIII, La Création du Monde, una obra maestra exhibida en el Louvre, fue restaurado gracias al patrocinio de Vacheron Constantin.

 

 

A lo largo de su historia, Vacheron Constantin ha demostrado un profundo compromiso con el arte y la cultura, plasmado en numerosas asociaciones.

Su relación con el Louvre es una extensión natural de esta celebración de la belleza y la búsqueda constante de la conservación, preservación y transmisión del patrimonio.

Louis Ferla afirma al respecto: “Acojo con entusiasmo esta colaboración entre nuestras dos instituciones, ambas centenarias pero firmemente arraigadas en el siglo XXI, como lo demuestra el favor de que disfrutan entre un público de conocedores. Nuestra Maison se ha destacado desde hace mucho tiempo en términos de compromiso artístico y mecenazgo cultural. Con el Louvre, estamos comenzando un nuevo capítulo muy prometedor. No podríamos haber soñado con un socio mejor para un diálogo constructivo sobre los temas del arte y la cultura”.

“Hacer mejor si es posible, y siempre es posible”

François Constantin pronunció estas palabras el 5 de julio de 1819. Ahora legendarias, hablan mucho del espíritu de Vacheron Constantin.

A lo largo de los siglos, la Maison ha entrelazado astutamente la tradición con la innovación para adquirir el capital técnico, estético, artístico y humano que da forma a su visión del tiempo.

Desde emprender la conquista de los cielos hasta rastrear a grandes exploradores, la pasión por la artesanía fina y las manos humanas están detrás de cada hazaña que logra.

265 años de excelencia duraderra

 

Fundada en 1755, Vacheron Constantin es la manufactura de relojería más antigua en actividad ininterrumpida durante poco más de dos siglos y medio de existencia.

En ningún momento de su historia ha dejado de crearse, potenciarse y reinventarse.

Respaldado por una sólida herencia de excelencia relojera pasajera e ingenio estilístico a lo largo de generaciones de maestros artesanos, las creaciones de la empresa encarnan los exigentes estándares de la Alta Relojería. Una firma técnica y un aspecto distintivo.

Un legado tan precioso como el tiempo

Atemporalidad. Así es sin duda cómo la unión perfecta de la tradición artesanal y el espíritu de innovación de la Maison podría resumirse en una sola palabra.

Elegancia, sencillez, creatividad, cada reloj Vacheron Constantin lleva una firma técnica y una estética única y cada reloj cuenta su propia historia: un legado infinitamente vivo, una promesa para el futuro.

Una historia ininterrumpida

Durante más de 260 años, Vacheron Constantin ha mejorado y reinventado el arte de la alta relojería.

Desde 1755 hasta hoy, desde Jean-Marc Vacheron hasta sus ilustres descendientes, la leyenda de la Maison se basó en diversas anécdotas y hechos por descubrir.

Hombres excepcionales, los fundadores de esta legendaria compañía

Visionarios atrevidos y decididos: estos hombres sentaron las bases de una historia ininterrumpida durante los últimos 265 años.

Más que nunca, su herencia está en el corazón del enfoque de Vacheron Constantin y sus personalidades todavía se expresan hoy a través de la búsqueda de la excelencia, el espíritu de innovación y el ritmo de cada movimiento de la Manufactura.

Jean Marc Vacheron (1731-1805)

 

Jean Marc Vacheron (1731-1805)

El comienzo

Nacido en Ginebra en el seno de una familia originaria de la ciudad de Friburgo, Jean-Marc Vacheron era el menor de los cinco hijos de un maestro tejedor.

Introducido desde muy joven a los oficios manuales por su padre, Jean-Marc Vacheron, creó su propio taller de relojería a los 24 años.

Con la fundación de la empresa el 17 de septiembre de 1755, ya se mostraba una preocupación por la longevidad.

En este día histórico, Jean-Marc Vacheron contrató a su primer aprendiz, Esaïe Jean François Hetier, para su taller en el distrito de Saint-Gervais.

Este compromiso se registró con un documento que contiene la referencia más antigua a la dinastía relojera de Vacheron. Es la prueba que da fe sobre una historia ininterrumpida de 265 años.

Abraham Vacheron (1760-1843)

 

Abraham Vacheron (1760-1843)

Contra todas las probabilidades

Como segundo hijo de Jean-Marc Vacheron, Abraham Vacheron se enfrentó a la difícil responsabilidad de hacerse cargo de la empresa familiar y enfrentarse a numerosos desafíos.

Entre la Revolución Francesa y la ocupación de Ginebra por las tropas del Directorio, no fue una tarea fácil. Pero, con tremendo optimismo, pudo superar estos trastornos y, a fines de la década de 1780, produjo el primer reloj conocido de estilo Lépine.

Jacques-Barthélémi Vacheron (1787-1864)

 

Jacques-Barthélémi Vacheron (1787-1864)

Más allá de las fronteras

A partir de 1810, Jacques-Barthélémi Vacheron asumió las riendas de la Maison.

Ambicioso y atrevido, su llegada marcó el inicio de la entrada de Vacheron en el mundo de los grandes relojeros.

En ese momento, su taller comenzó a producir piezas más complicadas, como relojes musicales que tocaban dos melodías cuando era necesario.

Además, y gracias a la determinación de Jacques-Barthélémi Vacheron, el aspecto comercial se desarrolló y expandió más allá de las fronteras de Suiza, primero en Francia y luego en Italia. Un signo muy prometedor para el resto de su historia.

François Constantin (1788-1854)

 

François Constantin (1788-1854)

Una historia de encuentros

Hijo de un comerciante, François Constantin pasó su juventud en las carreteras de los Alpes y el Jura para perfeccionar su agudo sentido de los negocios.

A partir de estos viajes, se convirtió en un exitoso hombre de negocios y conoció a Jacques-Barthélémi Vacheron.

Ambos hombres eran originarios de Ginebra, tenían la misma edad y, lo más importante, compartían la misma pasión por los relojes elegantes y complicados.

El arreglo fue perfecto y la asociación estaba destinada a ser: la empresa “Vacheron et Constantin”.

Y solo unas semanas después, durante un viaje a Turín el 5 de julio de 1819, escribió estas palabras a su asociado, que siguen estando en el corazón de la Maison hoy. “Hazlo mejor si es posible, y eso siempre es posible”.

Abraham Constantin (1788-1855)

 

Abraham Constantin (1788-1855)

Un sentido artístico

Hermano de François Constantin y famoso pintor del período romántico, Abraham Constantin también ostentaba el título de “Pintor oficial de la corte francesa” en 1826.

Amigo de los príncipes, pintores y escritores de su tiempo, incluido Stendhal, con quien escribió un libro, Abraham Constantin llamó la atención de la alta sociedad europea sobre la Maison, quien también llamó la atención sobre su talento artístico y, en 1827, creó motivos ornamentales que acentuaban con gracia las preciosas pulseras.

Georges-Auguste Leschot

 

Georges-Auguste Leschot
(1800-1884)

Ingenuidad mejorada

El éxito de la Maison no sería nada sin la contribución de un hombre, Georges-Auguste Leschot, que fue contratado en 1839 como director técnico.

Este entusiasta de la mecánica demostró ser un inventor prolífico.

Entre las piezas desarrolladas con su espíritu y creatividad, una en particular fue significativa no solo para Vacheron Constantin sino para toda la industria relojera suiza: el pantógrafo.

Al garantizar la reproducción perfectamente fiel de varios componentes del reloj, el pantógrafo hizo posible asegurar una calidad continua en la producción en serie y permitió el intercambio de componentes.

Este fue un avance considerable en la confiabilidad, precisión y calidad de los relojes de Vacheron Constantin y la relojería en Ginebra.

Charles-César Vacheron (1812-1868)

 

Charles-César Vacheron (1812-1868)

Ambición y visión

Cuando surgió la amenaza de la industria relojera estadounidense, Jacques-Barthélémi Vacheron decidió ceder la dirección de la Maison a su hijo en 1844.

Charles-César Vacheron, un joven talentoso, ambicioso y enérgico, aceleró el proceso de desarrollo de la manufactura e incrementó su actividad internacional conquistando nuevos mercados como China, España, India y Cuba.

Cualquiera que sea la industria, las fronteras están hechas para cruzar.

Charles Constantin (1887-1954)

 

Charles Constantin (1887-1954)

Una nueva era

Sobrino bisnieto de François Constantin, se incorporó a la Maison en 1914 después de estudiar en la École d’Horlogerie de Genève.

Unas semanas más tarde, cuando estalló la Primera Guerra Mundial, fue reclutado y enviado a la frontera norte.

Oficial de la Academia, escribió las memorias de Vacheron Constantin en 1928 y se convirtió en director de la empresa en 1936.

Comenzó una nueva era para la Maison.

 

Referencias

ROLEX: SU HISTORIA. PARTE II

https://enriqueortegaburgos.com/rolex-su-historia-parte-ii/

AUDEMARS PIGUET: SU HISTORIA

https://enriqueortegaburgos.com/audermars-piguet-su-historia/

PATEK PHILIPPE: SU HISTORIA

https://enriqueortegaburgos.com/patek-philippe-su-historia/

PATEK PHILIPPE: EL GRUPO

https://enriqueortegaburgos.com/patek-philippe-el-grupo/

LOS RELOJES SUIZOS

https://enriqueortegaburgos.com/los-relojes-suizos/

 

 

 



error: Este contenido esta protegido !!