EL CONSUMIDOR DEL LUJO ASIÁTICO

EL CONSUMIDOR DEL LUJO ASIÁTICO


 

¿QUÉ ES EL LUJO ASIÁTICO?

 

¿Alguna vez te has preguntado por qué los asiáticos compran tantos productos de lujo como carteras y zapatos?

La respuesta está en conocer qué es el lujo asiático.

 

Cuando vas caminando por las calles más famosas en el mundo como la Fifth Avenue en New York, la Rue Saint Honoré en París y en la Via dei Condotti en Roma, generalmente hay personas asiáticas comprando e incluso haciendo largas filas en las tiendas más exclusivas, buscando productos de lujo.

 

Pero, ¿alguna vez te has preguntado por qué? Suena obvio decir que, porque tienen mayor poder adquisitivo o porque tienen un gran número de habitantes y esas pueden ser las principales razones, pero, es impresionante ver la fascinación de los consumidores asiáticos por las marcas de moda europeas, especialmente la casa de moda Louis Vuitton, cuando allá también existen marcas de lujo como Ambush y Comme des Garçons (ambas japonesas).

 

Asia representa aproximadamente el 44% del mercado en cuanto al gasto de productos de lujo y en 2019 gastó alrededor de USD 300 millones y según euromonitor es la región con mayores ingresos después de Norteamérica, tiene mucho que ver la consolidación de la clase media en esa región y los productos preferidos son los carros, el lujo personal y los licores. Pero además en 2019 Singapur fue líder en gasto per cápita de bienes de lujo, superando a Hong Kong y a Suiza.

 

En cuanto a la adquisición de carros, Mercedez Benz lidera en ventas en China, pues en 2019 comercializó 693.443 unidades, mientras que en el consumo de bienes de lujo personal los conglomerados LVMH y KERING son los que más ingresos obtienen por la adquisición de productos de sus marcas como Louis Vuitton y Gucci principalmente.

 

No olvidemos que China representa en torno al 68% de las ventas de lujo de la región asiática y es el mercado más grande a nivel global. Las categorías preferidas son: carros, lujo personal y licores principalmente, pero en 2016 el Gobierno Chino impuso una ley de impuestos más altos a los artículos de lujo comprados fuera del País y a los dos años incluso, se impusieron leyes más estrictas sobre la importación de productos comprados por internet, por eso los consumidores chinos preferían comprar productos de lujo fuera de su país. Al darse cuenta de estas prácticas, el Gobierno Chino tuvo que promover el consumo local mediante el e-commerce, el turismo y bajando los aranceles por importación de los bienes de lujo, con eso las marcas más prestigiosas pudieron bajarle el precio a sus productos teniendo así una armonización de precios a nivel mundial.

 

En un reporte de Deloitte, China tuvo un aumento en ventas de artículos de lujo en el 2017 del 13.8% gracias al crecimiento económico y el aumento en los ingresos gracias a los millenials de clases media alta y altas y el aumento del poder adquisitivo de las mujeres en China.

 

Una de las razones por las cuales las marcas de lujo prefieren entrar al mercado Chino es por los avances tecnológicos y el auge de las redes sociales, pues tienen una aplicación multifuncional llamada WeChat (una especie de Whatsapp). Esta aplicación permite que además de mandarse mensajes, los consumidores pueden realizar múltiples tareas como comprar en línea, hacer transacciones bancarias, pedir un taxi o incluso ordenar comida y eso genera mayor engagement. Por eso las marcas de moda como Dior, Burberry y Gucci crearon características específicas para WeChat, con el fin de aumentar sus ventas en ese mercado.

 

Foto tomada de The Luxury Trends

 

WeChat incluye funciones como el localizador de tienda para conseguir los productos,  un programa de fidelización, WeChat Pay que es un método de pago imprescindible en China,  una zona de marca que permite redirigir a los consumidores a la tienda online de la marca e incluso transmisiones en las cuales por ejemplo, marcas como Dior Beauty dan consejos para maquillarse a sus consumidores con el objetivo de vender sus productos de belleza. Todo lo anterior para facilitarle al consumidor su experiencia de compra.

 

Nintendo, la marca de videojuegos japonesa con sede en Kioto, lanzó el año pasado un videojuego llamado Animal Crossing: New Horizons el cual consiste en unos estilos de ávatars donde los personajes pueden crear sus propios mundos y diseñar sus outfits, ha sido tan exitoso que según Vouge Business se han vendido más de 13 millones de copias Animal Crossing, por lo tanto marcas como Valentino crearon prendas customizadas para el videojuego. Además la organización de moda en Berlín “Reference Festival” creó un desfile de modas virtual del videojuego y los avatares asistentes podían usar looks de Loewe y Prada, siendo el preferido por los consumidores asiáticos.

 

Por lo anterior, el continente asiático particularmente China es el target preferido de las marcas de lujo y por eso hoy en día existen tiendas en París por ejemplo, especialmente para atender a los consumidores asiáticos como en Galeries Lafayette, que en 2017 abrió una tienda en el Boulevard Haussmann de 2.800 m2 dedicada a los grupos turísticos asiáticos, denominada “Shopping & Welcome Center” como estrategia ya que la mitad de las visitas a Galeries Lafayette provienen de turistas sobretodo chinos.

 

Incluso Louis Vuitton en agosto presentó su colección para hombres Spring-Summer 2021 en Shanghai de manera presencial con invitados VIP de esa región, además contó con inflables gigantes y modelos que salían de contenedores de carga y generó más de 100 millones de views en el mundo y según Michael Burke, presidente y director ejecutivo de Vuitton, asegura que estableció récords de audiencia con el show y que el mercado de Taiwán, China y Corea tuvieron las mayores ventas de su historia esa semana.

 

Por su parte, Hermès vendió USD 2,7 millones el día en que reabrió su tienda insignia el 11 de octubre en Taikoo Hui en Guangzhou que es la zona más rica de China después del confinamiento por la Pandemia, según Women’s Wear Daily, es decir la cifra más alta en ventas para una sola tienda en China, se vieron ventas extravagantes como bolsos Birkin Himalayo de piel de cocodrilo con incrustaciones de diamantes el cual puede costar más de USD 300.000, todo eso fue documentado en las redes sociales como Weibo y Xiaohongshu.

 

Aunque con la Pandemia, la industria de la moda se ha visto muy golpeada económicamente, pero el panorama en Asia ha venido recuperándose y con un panorama positivo frente a otros países, pues en China en la Semana de la Moda de Shanghai, la cual tuvo una duración de 10 días (más que las demás semanas de la moda en las otras ciudades principales del mundo) la diseñadora Susan Fang presentó su colección Spring-Summer 2021 de manera presencial con más de 400 invitados, mientras que en otros Fashion Weeks como el reciente en New York, la mayoría de las colecciones de los diseñadores se transmitieron de manera digital o incluso otros cancelaron sus presentaciones.

 

Lo interesante es que las marcas en la región asiática se han centrado en crecer de manera local y ya no tanto global y que definitivamente China en la industria de la moda es el mercado más influyente en el mundo, pues la gente está comprando productos como el Conglomerado LVMH (Louis Vuitton Moët Hennessy) en un reporte reciente, aseguró que creció en ventas un 12% después del verano en parte por el consumo en China.

 

Por todo lo anterior, Asia se constituye como el mercado más grande en adquisición de bienes de lujo del mundo, por lo cual las marcas de moda y lujo más prestigiosas como Chanel, Balenciaga, Balmain y Moschino en ciudades principales como Shanghái, Seúl, Tokio y Singapur!!

 

Referencias:

 



error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas