TIFFANY & Co. CONOCE SU HISTORIA, CHARLES LEWIS TIFFANY1
46983
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-46983,theme-bridge,bridge-core-1.0.5,woocommerce-no-js,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,columns-3,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_non_responsive

VALOR Y PRESENCIA EN EL

MERCADO GLOBAL DEL LUJO

Hasta nuestros días, las más de 200 tiendas de Tiffany repartidas por todo el mapamundi, están decoradas exclusivamente con productos premium de las colecciones que hacen honor a los designers que han formado parte de la familia Tiffany,  desde la edición limitada de Paloma Picasso, Jean Schlumberg o Elsa Peretti, hasta los perfumes de la marca, resultado de las colaboraciones con perfumistas como Francois Demachy, Jacques Polge y Pierre Dinand, comenzando su era de expansión a las fragancias en 1980.

 

Y como no podría ser de otra forma, España cuenta con la presencia de varias tiendas de la marca.

 

La primera tienda Tiffany en España, se inaugura en Madrid en el año 2008 y se encuentra en el centro comercial El Corte Inglés, en el Paseo de la Castellana. Ocupa un espacio de 111 metros cuadrados situado en la planta de joyería de dicho centro.

Como una de las principales firmas de joyas del mundo, nos complace estar presentes en Madrid, un ciudad con un gran patrimonio cultural, estilo y sofisticación” se aseguraba desde la firma.

En España, la firma dispone de dos puntos más de venta, uno en Barcelona, inaugurada en 2010 y otro en Madrid.

 

A dia de hoy la compañía cuenta con más de 290 tiendas y más de 12.000 empleados en todo el mundo.

SOSTENIBILIDAD ANTE TODO

En al año 2000, se crea la Fundación Tiffany & Co., un programa de donación corporativa que pretende apoyar los proyectos de sostenibilidad y crear un cambio social y medioambiental a largo plazo. Cada año, el objetivo de la compañía es donar un 1% de sus ganancias antes de abonar los impuestos, a causas solidarias. En 2018, las contribuciones y ayudas sumaron aproximadamente 12,5 millones de dólares, es decir, aproximadamente el 1,7% de las ganancias de Tiffany de ese año.

A lo largo de la historia de la compañía, los diseñadores de Tiffany se han inspirado en el mundo natural. La naturaleza también es la fuente de los metales preciosos y las piedras preciosas necesarias para crear sus diseños. Tiffany fue uno de los primeros defensores de la obtención de estos materiales de manera social y ambientalmente responsable y ha desarrollado su responsabilidad corporativa para comprometerse el desarrollo sostenible. La compañía está en contra del desarrollo de actividades mineras en lugares con valores culturales y ambientales relevantes para las generaciones presentes y futuras.

Como dijo el presidente y CEO de Tiffany & Co., Michael J. Kowalski, “Nuestra posición como líder en el mercado de joyería de lujo nos brinda la oportunidad y la responsabilidad de llevar a cabo nuestro negocio de una manera que sea consistente con nuestras creencias fundamentales: protección  del medio ambiente, respeto por los derechos humanos y apoyo a las comunidades en las que hacemos negocios“.

Prueba de ello es que en el año 2003 Tiffany deja de comerciar con rubíes y jade procedentes de Birmania por los continuados abusos sobre los derechos humanos que suceden en dicho país y en 2004, decide dejar de vender corales por el daño que provoca su recolección en el ecosistema marino.

Tiffany & Co. es una de las principales empresas de joyería que participa en la campaña Too Precious to Wear de la organización no gubernamental SeaWeb, Leading Voices for a Healthy Ocean para proteger los corales. Como consecuencia, la compañía no ha vendido ningún producto hecho de coral natural desde 2002 por el daño que provoca su recolección en el ecosistema marino.

Respalda las demandas establecidas por SeaWeb con respecto a la mejora de la legislación nacional e internacional, por ejemplo, una mejor financiación para la conservación, la investigación científica o la adopción de medidas sustantivas para monitorear el comercio de corales de los Estados Unidos o para mejorar la protección de los corales rojos y rosados, una de las especies más amenazadas por el comercio intensivo.

LAS COLECCIONES MÁS ICÓNICAS DE TIFFANY

Las colecciones de Tiffany son muy variadas.  Sin importar si hablamos de joyas, regalos o decoraciones, estas pueden variar desde minimalistas hasta excéntricas, en plata, en oro o diamantes incrustados, todas tienen un único factor común: emanan clase, buen gusto, lujo y originalidad al mismo tiempo. Pero vamos a repasar las colecciones mejor valoradas de todos los tiempos y que nunca pasarán de moda.

LA COLECCIÓN “JEAN SCHLUMBERGER”

En 1956, los diseños de Jean Schlumberger demostraron que las joyas podían ser divertidas, modernas y ponibles durante el día, no solo serias o reservadas para el anochecer. De origen francés, las raíces familiares de Schlumberger en el negocio textil influyeron sus diseños en oro, piedras preciosas, esmalte y perlas, y sus viajes globales inspiraron aún más una línea de joyas que abarcaba el mundo del arte, la moda y la joyería fina. Fue el primero en ganar el premio premio Coty American Fashion Critics Award en 1958.

Un Schlumberger original firmado es un hallazgo raro y alcanza el mejor precio en una subasta.

LA COLECCIÓN “PALOMA PICASSO”

Anne Paloma Ruiz-Picasso y Gilot es hija del famoso pintor cubista español Pablo Picasso y la pintora francesa Françoise Gilot. Al crecer en un hogar artístico, era natural que ella también fuera creativa. Su medio original elegido era la moda, pero durante sus primeros años como diseñadora de vestuario en París, su talento para el diseño de joyas se hizo evidente y siguió una educación formal en diseño de joyas. Después de diseñar accesorios para Yves Saint Laurent y joyas para el joyero griego Zolotas, se unió a Tiffany en 1980. Aunque se inspiró apasionadamente en la vasta colección de piedras preciosas que tenía el joyero, su trabajo más famoso sigue siendo su línea inspirada en el “graffiti”. Sus creaciones son exuberantes, coloridas y vibrantes.

LA COLECCIÓN “ELSA PERETTI”

Una filántropa y ex modelo de moda, de origen italiano Elsa Peretti, trajo su sensibilidad moderna a las joyas y los cubiertos, primero ganando notoriedad a través de una boutique en Bloomingdales. Se unió a Tiffany en 1974 con un contrato para diseñar joyas de plata, y fue su diseñador líder a finales de la década, ya que sus piezas modernas y esculturales de plata, inspiradas en la naturaleza, de una sensualidad  irresistible, resonaron con la clientela más joven. Algunas de las colecciones de diseño más icónicas de Peretti incluyen Bean, Bone, Mesh, Open Heart y Zodiac.

LA COLECCIÓN “REGRESO A TIFFANY”

La icónica colección Return to Tiffany comenzó con dos diseños de llaveros lanzados en 1969. Cada uno tenía una etiqueta con un número de registro único, asegurando que si alguna vez se perdían las llaves, todo lo que el buscador tenía que hacer era arrojarlas a un buzón y ser enviado de vuelta al joyero, quien a su vez buscaría el número y se pondría en contacto con el propietario. Las etiquetas “Return to Tiffany” se convirtieron en la base de otra colección icónica de joyas de plata, y hoy también se encuentran en joyas de oro y diamantes. Fue una de las colecciones mejor vendidas de todos los tiempos gracias a la personalización de los números grabados.

LA COLECCIÓN “TIFFANY T”

En 2013, la diseñadora e interiorista británica Francesca Amfitheatrof es nombrada nueva directora creativa de Tiffany & Co. Francesca cuenta en su currículum con trabajos para Marni, Chanel o Fendi. Si bien se ha escrito mucho sobre el hecho de que ella es la primera directora de diseño femenina de Tiffany & Co., descubrió que “las mujeres interminables han dejado una marca en esta marca”, incluidas Elsa Peretti y Paloma Picasso. Es una mujer que no teme asumir riesgos.

 

La estrella de la primera colección de Amfitheatrof ha sido la propia Tiffany “T”, utilizada de forma minimalista pero moderna, para crear anillos, puños, pulseras y collares en oro amarillo, blanco y rosa de 18k, y otras joyas que incluyen diamantes.

Esta colección gráfica lineal contiene toda la esencia y todo lo que representa Tiffany y está diseñada para ser tan verdadera e icónica como el horizonte de la ciudad de Nueva York.

Según declaración de la propia Francesca, la “T” ha sido elegida porque “rinde homenaje al nombre Tiffany, pero también tiene una verticalidad y angularidad que asocio con la energía e intensidad de Nueva York. Tiffany T es escultural y audaz y está muy vinculada a la arquitectura de esta ciudad “.

OTRAS COLECCIONES CASI ICÓNICAS DE TIFFANY

HardWear, lanzado en 2017, es una colección con enlaces y esferas, cuya modelo y musa es Lady Gaga. Los anuncios debutaron durante el SuperBowl ese año, inmediatamente antes del rendimiento de medio tiempo de Gaga.

Frank Gehry: la asociación de Tiffany con el reconocido arquitecto Frank Gehry produjo algunas piezas inusuales que incorporan materiales de joyería tradicionales y no tradicionales, como la madera o la piedra. Aunque es relativamente efímera, la colección de vanguardia todavía tiene seguidores leales de mujeres que buscan sus piezas en sitios de coleccionistas.

Cuando celebró su 175 aniversario, en 2012, Tiffany lo celebró presentando un magnífico collar de deslumbrantes diamantes blancos que ha viajado a las celebraciones de gala en Europa, Asia y Estados Unidos, regresando posteriormente a su lugar de honor permanente en el piso principal de la tienda de la Quinta Avenida de Tiffany. Esta joya invaluable simboliza una herencia basada en los más altos estándares de calidad y excelencia en el diseño.

LA NUEVA ERA TIFFANY

Después de casi dos siglos de equipar a las figuras más elegantes e influyentes de Estados Unidos con atuendos deslumbrantes, Tiffany & Co. hizo nuevamente historia en 2019, al anunciar que el grupo francés LVMH, ha firmado un acuerdo para la adquisición de la casa de joyas norteamericana por 16.200 millones de dólares (14.700 millones de euros ), la adquisición más cara hasta la fecha.

Y es bien conocido que Tiffany & Co., no estaba pasando por su época más prolífica desde antes de la crisis y sus beneficios en 2019 fueron considerablemente inferiores a los de 2018. Ello se debe mayoritariamente a que los principales accionistas actuales de la firma son grandes gestores de fondos de inversión y bancos que poco tienen que ver con el glamour y el lujo. Y se podría decir que LVMH ha venido para salvarla, llegando en un momento interesante para todos los implicados.

 

Desde hace tiempo el grupo LVMH lleva tiempo buscando desembarcar con fuerza en Norteamérica, dónde se concentra la mayor parte de las ventas de Tiffany`s, alcanzando una proporción del 44%. China alcanza un 28% de las ventas y Japón un 15%.  El acuerdo es un movimiento estratégico de LVMH para competir mejor contra sus pares Kering y Richemont en la categoría de joyería de lujo, integrando a Tiffany, la única marca estadounidense que tiene valor y presencia en el mercado global de lujo,  en el ya sólido conglomerado de 75 marcas de renombre de LVMH.

Pero, recientemente, y tras las incesantes rumores que había en el mercado de que la adquisición no se iba a a producir, el Grupo LMVH no se ha apresurado a contestar. Pero recientemente, ha hecho pública su decisión mediante un comunicado en el que indicaba que “no está considerando comprar acciones de Tiffany en el mercado”. O dicho de otra forma, que el acuerdo ha fracasado. (Fuente: https://www.expansion.com/empresas/distribucion/2020/06/04/5ed8ad94e5fdeae9188b4617.html )

¿Por qué está ruptura ahora? ¿Qué ha pasado para que uno de los acuerdos más importantes del sector lujo se cancele?

Pues bien, son varios los motivos:

En primer lugar, el tumultuoso periodo por el que ha pasado el mundo entero, y el impacto que tuvo la pandemia del Covid-19, no ha dejado inmune a ningún sector, entre los cuales se incluye el de los diamantes.

Otro motivo es que EEUU es uno de los países que peor ha afrontado la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, y no podemos olvidar que Tiffany & Co. es una marca estadounidense.

Actualmente el país se enfrenta a una peores crisis de imagen. En 2020, nos encontramos con un panorama desolador: la guerra comercial entre EEUU y China a la que se suman los reproches y acusaciones de que el culpable de la propagación del Covid-19 se debe al segundo, protestas contra Trump que parece que se vuelven cada vez más violentas, racismo extremo que desembocó en graves enfrentamientos y manifestaciones estas ultimas semanas en varios estados de America a los que se unieron muchos otros países del mundo.

¿Esta es la imagen a la que quiere el Grupo LMVH ser asociado? Me atrevería decir que no. Y aunque Tiffany & Co., sigue manteniendo sus intangibles, su prestigio y su valor de marca, sus acciones han descendido de 135 dólares a 113 dólares cada una. Si el acuerdo con LVMH fracasa, Tiffany podría caer por debajo de 100 dólares, nivel que prevaleció antes del acuerdo. Pero si se produciría la fusión, cosa poco probable en el clima actual, el retorno de las acciones de Tiffany es muy atractivo.

El cierre del acuerdo es la pregunta del millón o, en realidad, del billón de dólares. Lo que está claro es que Tiffany y los inversores de arbitraje de fusión están en una situación difícil  y Covid-19 ha hecho que la evaluación de los acuerdos sea mucho más complicado en 2020.

Pues bien, a pesar de los desafíos y momentos complicados que atraviesa actualmente la compañía, su imagen y prestigio no cambia. Una pieza de Tiffany siempre va a ser especial por dos motivos: porque todas las piezas se basan en materiales exclusivos de gran lujo – las joyas son confeccionadas de materiales nobles y acabados espectaculares – y además el diseño está muy presente en cada una de las colecciones. Es un fabricante confiable de regalos que serán atesorados para toda la vida.

Si existe una marca internacional asociada a la alta joyería es, sin duda, Tiffany & Co. Esta marca es un emblema del lujo y buen gusto. Los estándares y calidad que defiende, han convertido a Tiffany & Co. en una de las grandes instituciones de Estados Unidos, un joyero de renombre mundial que se renueva cada temporada para ofrecer nuevos diseños que, año tras año, son una de las mayores referencias en el negocio de la alta joyería.

 

Es difícil decir qué le depara el futuro a la firma debido al complicado panorama al que se enfrentan actualmente todos los mercados, pero esperamos al menos otro siglo de grandeza para el joyero icónico.

WEBGRAFÍA

WEBGRAFÍA

IMÁGENES DE APOYO:

https://www.tiffany.es

 

VÍDEOS DE APOYO:

https://www.youtube.com/user/OfficialTiffanyAndCo