Neutrogena: su historia. Parte I

Neutrogena: su historia. Parte I

Una de las claves del crecimiento la glicerina

La glicerina es un ingrediente esencial para la crema Neutrogena® ya que tiene numerosos efectos positivos sobre la piel.

El origen de la fórmula en dos continentes

El origen de la Fórmula Noruega de la Crema Neutrogena® se escribe en dos fases y en dos continentes.

La glicerina es un ingrediente esencial para la crema Neutrogena ya que tiene numerosos efectos positivos sobre la piel

 

En los años posteriores a la segunda guerra mundial Lloyd Cotsen, quien años más tarde sería el presidente de Neutrogena, recibe el rumor del milagro de las manos de los pescadores nórdicos.

Estando destinados unos amigos – un pediatra y un general de aviación norteamericanos – en una base del Mar del Norte son testigos de la llegada de un pesquero.

Lo que sorprendió a ambos de ese barco fue la diferencia entre el estado de la piel de la cara y de las manos de sus pescadores.

Mientras sus caras estaban envejecidas y agrietadas por las condiciones extremas en las que trabajaban, sus manos permanecían especialmente sanas y suaves.

El secreto: un aceite que destilaban del pescado

En 1969, Lloyd Cotsen – en ese momento máximo responsable de la compañía, recibe en la sede de California la llamada de un vendedor que tiene una muestra de una crema para manos basada en la fórmula de los pescadores noruegos.

Lloyd Cotsen

 

Cotsen recuerda el viejo rumor y decide probar la crema en sus propias manos, extremadamente secas e irritadas tras la limpieza de los tanques de jabón.

El alivio fue inmediato. Cotsen quedó tan maravillado, que Neutrogena empezó el proceso para crear una crema de manos basada en el secreto de los pescadores noruegos.

La importancia del cuidado de manos

Este principio de actuación que viene llevando la compañía desde sus inicios, es el que la ha hecho líder. Porque las manos sufren y envejecen con la edad, por eso es conveniente cuidarlas desde joven con cremas específicas para ello.

Hay una gran variedad de cremas dependiendo de los problemas que puedan surgir en tus manos.

 

Neutrogena cuenta en su haber con cremas para todo tipo de manos y con diferentes atributos: hidratación intensa, rápida absorción, para manos secas y agrietadas o la nueva crema de manos en gel Hydro Boost.

Las manos se ven constantemente y con Neutrogena ofrece la ayuda que necesitan las personas para mantenerlas en un estado óptimo.

Ya entrado los 70

Fue en 1972 que nace la Crema de Manos Neutrogena “Fórmula Noruega”, que contenía –nuevos ingredientes- con toda la sabiduría que hacía mantener las manos cuidadas en las condiciones extremas de los pescadores noruegos.

Lo que la compañía llama “Skin science”

¿Por qué es importante la ciencia de la piel para Neutrogena? Porque además de los efectos señalados para la salud de las manos y la piel en general, ha hecho que se convierta en la marca número uno en el cuidado de la piel recomendada por dermatólogos, y ofreciendo algunas de las líneas de belleza y cuidado de la piel más queridas del mundo.

Neutrogena fabrica y comercializa productos en más de 70 países.

La historia de Neutrogena

Neutrogena comenzó su andadura en 1930 cuando el fundador Emanuel Stolaroff inició una pequeña empresa de cosméticos especializados llamada Natone.

En los primeros años, Natone fue proveedor de salones de belleza, generalmente asociados con el glamour de la industria cinematográfica.

Emanuel Stolaroff

 

En la década de 1940, Natone comenzó a fabricar y distribuir cosméticos para el mercado minorista.

En 1954 en un viaje de negocios a Europa, Stolaroff se enteró de un jabón inusual desarrollado por el Dr. Edmond Fromont, un químico cosmético belga.

La fórmula patentada de Fromont produjo un jabón suave y transparente que se enjuaga rápida y fácilmente de la piel, sin dejar prácticamente ningún residuo de jabón.

Once minutos después de lavarse con este jabón único, la piel volvió a su pH normal, ¡solo un minuto más que lavada con agua pura!

Stolaroff creía que había un mercado para un jabón de tan alta calidad y se dispuso a importar y distribuir el producto Neutrogena en los Estados Unidos.

Marcando el rumbo del crecimiento futuro, enfatizó la transparencia del jabón para comunicar claramente su diferencia.

Además, apuntó las ventas a nuevos canales de distribución: grandes almacenes y mejores farmacias.

En 1962, el jabón Neutrogena® era tan sinónimo de la imagen de la empresa que la empresa se cambió oficialmente a Neutrogena.

Neutrogena entra en la profesión médica

Lloyd Cotsen, un miembro integral de la familia Neutrogena, se convirtió en presidente de la compañía en 1967 y tomó otra decisión clave que influiría profundamente en el futuro de la compañía: promover los beneficios del jabón Neutrogena entre la profesión médica.

 

La sólida relación entre Neutrogena Corporation y los dermatólogos le dio a la empresa una ventaja competitiva excepcional.

A medida que la marca Neutrogena ganó una aceptación única por parte de la profesión médica, se puso un nuevo énfasis en los esfuerzos de marketing e investigación para crear una línea de productos para el cuidado de la piel seguros, suaves y de primera calidad.

En 1973, la compañía se hizo pública y en 1980, Neutrogena ingresó al mercado del cuidado del cabello.

El respeto y la credibilidad ganados por Neutrogena Corporation llevaron a su adquisición por Johnson & Johnson en 1994.

Como miembro de la Familia Johnson & Johnson de Empresas de Consumo, los fabricantes de Neutrogena tienen la oportunidad de preservar el “estilo Neutrogena” mientras están en al mismo tiempo, aprovechando la amplitud de recursos de la familia de empresas de consumo Johnson & Johnson.

Ahora, más que nunca, los consumidores equiparan la salud con la belleza.

Neutrogena a partir de la compra estaba naturalmente preparada para un tremendo crecimiento en los siguientes años y un número cada vez mayor de clientes satisfechos.

Todo comenzó con una barra de jabón

Lloyd Cotsen decía con frecuencia “no soy tan inteligente y no me gusta la competencia”.

Natone en la década de 1930 se especializó en el suministro de sus productos de belleza a la industria del cine en los EE. UU.

Lloyd Cotsen

 

Pero fue tal el impacto que le produjo a Emanuel Stolaroff encontrar un jabón fabricado por un químico belga que no dejaba residuos en la piel después del enjuague, lo que permitía que  piel volviera a su pH normal solo once minutos después del lavado (¡solo un minuto más que el agua!), fue el detonante por el cual sabía que todo iba a cambiar a partir de ese momento.

Sabía que tenía que traer la fórmula a los Estados Unidos.

Marcó el jabón como Neutrogena y enfatizó la transparencia de la glicerina.

Poco después de la creación del jabón Neutrogena, Lloyd Cotsen se unió a la familia Stolaroff cuando se casó con la hija de Emanuel Stolaroff.

Unos años más tarde, comenzó a trabajar para su suegro y rápidamente comenzó a desempeñar un papel importante en las ventas y el marketing de la empresa.

Las estrategias de marketing de Cotsen llevaron al jabón a una parte tan importante de las ventas de Natone, que en 1962 cambiaron el nombre de la empresa a Neutrogena.

Cotsen se convirtió en presidente en 1967, el mismo año en que alcanzaron los 3 millones de dólares en ventas, la mayoría provenientes del jabón de glicerina.

Las estrategias de marketing detrás de Neutrogena les dieron una gran ventaja.

 

El lema de Cotsen de “No soy tan inteligente y no me gusta la competencia” lo influenció para mantener el jabón Neutrogena a un precio medio entre los jabones de farmacia más básicos y los limpiadores de alta gama como Clinique.

Las ventas de la compañía realmente comenzaron a dispararse con la implementación de la estrategia de Cotsen para enfocarse en desarrollar relaciones con dermatólogos y hoteles de lujo.

Dejó muestras del jabón en los consultorios de los dermatólogos y las distribuyó en habitaciones de hoteles de lujo, asegurándose de que el nombre Neutrogena estuviera marcado en cada pastilla de jabón.

En la década de 1970, Neutrogena comenzó a expandir su línea de productos, promocionando productos para el acné en adolescentes, y en 1980 ingresaron al mercado del cuidado del cabello.

En 1982, Lloyd Cotsen fue nombrado director ejecutivo de la empresa, desafortunadamente solo dos años antes de que falleciera Emanuel Stolaroff.

Hasta el día de hoy, Neutrogena es reconocible como una marca confiable para los problemas del cuidado de la piel.

Actualmente, los productos de la marca se fabrican y comercializan en más de 70 países.

Anunciada como la marca número 1 recomendada por dermatólogos, Neutrogena declara que “la belleza comienza con una piel sana”, y los clientes leales aprecian la investigación y la ciencia detrás de sus productos.

 



error: Este contenido esta protegido !!