México aprueba una Ley Contra Plagio y la explotación de los diseños indígenas

México aprueba una Ley Contra Plagio y la explotación de los diseños indígenas

El pleno del senado mexicano aprobó la ley general de salvaguardia de los elementos de la cultura e identidad de los pueblos y comunidades indígenas, equiparables, a fin de evitar que se lucre con sus diseños y expresiones (lo que se conoce como apropiacionismo cultural).  Por unanimidad,  Este nuevo ordenamiento garantiza y reconoce el derecho a la titularidad de los pueblos y comunidades sobre los elementos de su cultura e identidad. en tribuna, con imágenes de prendas elaboradas por artesanos mexicanos y utilizadas por diseñadores de renombre,

Susana Harp, presidenta de la Comisión de Cultura del Senado destaco que las sanciones que se consideran por cometer este tipo de delitos podrán ir de los tres a 10 años de prisión, y multa de 2 mil a 50 mil unidades de media.

Susana Harp destaco que con esta ley se brinda el reconocimiento a quienes por generaciones han conservado el patrimonio cultural de Mexico, “demos a los pueblos y comunidades, los instrumentos para que puedan recibir los beneficios que siempre se merecieron

La presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas, Dª Maria Leonor Noyola Cervantes, celebro que por fin se de Certeza y seguridad jurídica  a pueblos y comunidades sobre sus elementos culturales y de identidad, a fin de evitar que sean plagiados por terceros. Consideró que en caso de que decidan permitir su uso podrán obtener mayores ingresos por la celebración de contratos, lo que se traducirá en mejores condiciones de vida

La senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, del PAN, celebró la aprobación del nuevo ordenamiento porque con ello se da un paso importante para resarcir a los artesanos indígenas la titularidad de su conocimiento y la defensa de su cultura e identidad.

Beatriz Elena Paredes Rangel, senadora del PRI, destacó que se trata de una nueva Ley que exalta, promueve, conserva y valora la creatividad colectiva de los pueblos originales.

la senadora de movimiento ciudadano, Verónica Delgadillo expresó  que no puede permitirse que estos pueblos sean rehenes de intereses comerciales que “banalizan” sus manifestaciones artísticas y que además atentan contra sus derechos económicos.

 

La ley promueve el respeto y Desarrollo de dichos elementos, reconoce la diversidad de sus manifestaciones, establece disposiciones para que, en ejercicio de su libre determinación y autonomía, los pueblos definan los elementos de su cultura e identidad que son temporalmente accesibles, disponibles, de acceso restringido o inaccesibles a terceros.

 

¿Cómo se conformará esta legislación?

De acuerdo con el dictamen aprobado, la Ley General de Salvaguardia de los Elementos de la Cultura e Identidad de los Pueblos contemplará:

 

  1. Aspectos de la titularidad de los derechos colectivos. sobre los elementos de la cultura e identidad, es decir, que serán las propias comunidades las que señalen qué elementos se consideran disponibles a terceros y cuáles no.

 

  1. Un Sistema Nacional de Salvaguardia. que establezca las bases, objetivos y atribuciones de cada orden de gobierno, así como de cada institución integrante del mismo, para proteger estos derechos.

 

  1. Un Registro Nacional de Elementos de la Cultura e Identidad. como un instrumento que identifique, catalogue, registre y documente las manifestaciones de la cultura e identidad de los pueblos y comunidades indígenas.

 

  1. Infracciones y sanciones, con base en la libre determinación y autonomía, para que las comunidades puedan denunciar ante las instituciones del Sistema Nacional de Salvaguardia (Secretarías De Cultura, De Educación, De Hacienda, De Relaciones Exteriores, Fiscalía General De La República, Entre Otras) El Uso No Consentido De Los Elementos De Su Cultura.

 

¿Cómo se sancionará al que viole esta ley?

La reproducción, copia o imitación de los elementos de los pueblos indígenas sin autorización, así como incumplir los términos de la licencia otorgada por las comunidades para el uso, aprovechamiento, comercialización o explotación de elementos, serán sancionados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor (Indautor) con:

  • Multa de 500 a 15,000 unidades de medina y actualización ( 123.22 pesos a partir del 1° de enero de 2020, mientras en la Zona Libre de la Frontera Norte pasó de 176.22 a 185.56 pesos diarios), es decir, de 42,245 pesos a 1,267,350; y de dos a ocho años de cárcel.

Y al que utilice o aproveche –con fines de lucro y sin autorización– elementos de la cultura e identidad de los pueblos y comunidades indígenas se le castigará con:

  • Una multa que irá de 2,000 a 50,000 unidades de medina y actualización (de 168,980 pesos a 4,224,500); y de tres a diez  años de prisión.

 

Los diseños textiles no sirven solo como adorno de las prendas que, sino que expresan la identidad individual y comunitaria. En muchos casos, prendas como huipil, faja o quechquémitl son una representación de la relación entre macrocosmos y microcosmos, de mitología e historia.

¿Existe protección en el marco internacional?, ya que los plagios conocidos son por firmas de marcas extranjeras.

Si lo hay, así se pone de manifiesto en casos como:

 

 

CAROLINA HERRERA, fue acusada de plagiar textiles de TENANGO de Doria, el ISTMO de TEHUANTEPEC y el SARAPE de saltillo en su colección Resort 2020”

En 7 Años, 23 Marcas Plagiaron El Diseño Autóctono De México, Y No Se Presentó Denuncia Alguna.

 

Michael Kors

En la semana de la moda en Nueva York, muchos en las redes sociales se sorprendieron de ver una prenda extrañamente familiar, sobre todo entre los mexicanos. es igual a nuestras prendas mexicanas de jerga.

En concreto, uno de los diseños que presentó Michael Kors este 12 de septiembre de 2019 era una especie de suéter para hombres con rallas horizontales y verticales en negro y gris y un bolsillo en la parte delantera.

Jacquemus (Sombrero la Bomba)

El diseño de Jacquemus es similar, pero no exactamente el mismo, Sin embargo, es importante reconocer el gran trabajo de la marca MEXICANA que se inspiró en varias regiones del país para crear este sombrero. “Su copa es de un charro jalicience, el ala es un petate michoacano y el deshilachado es de un sombrero costeño de Guerrero”, dijeron los diseñadores. A pesar de no reconocer el plagio, la marca francesa acabó por eliminar la foto de Hadid de su cuenta de Instagram. Ahora sólo les falta reconocer públicamente que ese diseño no era de ellos.

Entre 2012 y 2019 al menos 23 marcas de ropa, nacionales e internacionales, se han apropiado de los diseños de comunidades indígenas de Oaxaca, Chiapas e Hidalgo, de acuerdo con un análisis realizado por la organización impacto, que acumula hasta el momento 39 casos de plagio registraos. La lista de las marcas que se han apropiado de sus diseños indigenas para sus colecciones o productos van desde la Mexicana a si como marcas internacionales:

 

– Pineda Covalin

– Carolina Herrera

– Michael Kors

– Las Francesas Isabel Marant Y Dior

– Nestlé

– Jacquemus

– La Estadounidense

– Madewell

– Desigual

– Mango

– Intropia

-Zara

esta última con el récord de supuestos “plagios”, ya que es la campeona porque ha plagiado cuatro veces en diferentes prendas el bordado de las flores de AGUACATENAGO.

Una supuesta empresa de maquila que comercializa bajo el nombre de Somya puso a la venta en tiendas de autoservicio unas blusas de tela comercial color amarillo con bordado industrial copiado de la iconografía tradicional de la blusa de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca. La diseñadora estadounidense J. Marie Collections reprodujo a modo industrial la iconografía de las blusas tradicionales de san Antonio castillo de Velasco, Oaxaca, un diseño que se plasmo en prendas sumamente parecidas a las originales.

 

La blusa de Tlahui En enero de 2015, a través de redes sociales, comenzó a circular la noticia del plagio de la blusa xaam nïxuy de la comunidad de Santa María Tlahuitoltepec Mixe, Oaxaca. Susana Harp, a través de una publicación en Twitter denunció que se estaban vendiendo blusas mixes en una tienda estadounidense, bajo la marca de una diseñadora francesa llamada Isabel Marant. Fue un caso muy comentado en espacios nacionales e internacionales.

 

Las autoridades de Tlahuitoltepec hicieron un pronunciamiento en el cual especifican que la blusa es parte de la identidad de la comunidad y acusaron a Isabel Marant de plagiar el diseño sin dar crédito a la procedencia del mismo (Castillo, 2018). La diseñadora francesa no admitió el plagio ni la “inspiración” hasta que otra marca, Antik Batik, la demandó por copiarle los diseños. Ambos habían cometido plagio. Lo preocupante de este caso es que no fue la denuncia de la comunidad, o de la inexistente acción del gobierno mexicano, sino una demanda legal de otra marca, ante la que sí tenía posibilidades de perder, que Isabel Marant explicó el origen de su inspiración para deshacerse del problema legal. La blusa de Tlahuitoltepec ha incrementado su valor comercial desde que el tema del plagio se empezó a dar a conocer, algo que ha beneficiado a la comunidad y a las artesanas que producen blusas para la venta al público. Esto no quiere decir que es gracias al plagio que la blusa empezó a circular en medios internacionales, pues la Banda Filarmónica de Tlahuitoltepec ha estado en encuentros en diversos países y la blusa se ha comercializado desde hace años. En este tipo de eventos, la blusa es siempre portada por las mujeres de la comunidad pues es parte de su identidad (Castillo, 2018). La popularidad de la prenda se disparó por la indignación de la comunidad y la mediatización del caso, llamando la atención de la sociedad civil, aunque poca del Estado

 

Rapsodia Es Acusada De Plagio A Indígenas De México

La marca de ropa argentina Rapsodia ha plagiado diseños originales de indígena mexicanos, denuncian ciudadanos y diseñadores en una carta publicada en Change.org dirigida a Sol Acuña y Josefina Helguera, fundadoras de la empresa.

En dicha plataforma los firmantes aseguran que  “sin el consentimiento de los pueblos, sin acuerdos de colaboración, sin remuneración ni reconocimiento, esta marca reproduce iconografía y patrones tradicionales de México, en India u otros países en donde la mano de obra es injustamente barata”. Con esto se acusa a la compañía de hacer una competencia “desleal y abusiva” a los artesanos textiles de México en mercados nacionales e internacionales.

Se les solicita a través de Change.org lo siguiente:

  1. Que dejen las prácticas de apropiación o plagio iconográfico y de diseños tradicionales de comunidades indígenas que ha caracterizado a la marca.
  2. Que reconozcan y remuneren a la comunidad de San Antonino Castillo Velasco, Oaxaca, a la que plagiaron su blusa tradicional en su colección de invierno 2016 con el nombre de “Marion Missy
  3. Que a partir de ahora produzcan esta pieza de indumentaria tradicional en dicha comunidad, pagando el precio justo por el trabajo de bordado de las mujeres zapotecas dueñas del bordado tradicional.

 

Firmantes:

 

-Adriana Aguerrebere, NGO impacto, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas

-Adriana Díaz de Cossío, Ceramista, México, D.F.

-Alejandra Mora, Historiadora de Arte, Promotora Cultural y del Arte Popular, San

-Cristóbal de Las Casas, Chiapas

-Alejandra Villegas, Impacto Textil, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas

-Ana Paula Fuentes, Consultora, Oaxaca, Oaxaca.

-Ángeles Bautista, Artista Rebocera, Ahuirán, Michoacán

-Angélica Aguirre López, Depto. de Arte y Cultura Urbana, Deleg. Miguel Hidalgo, México, D.F.

-Carmen Artigas, Ethical Fashion NY, Nueva York, N.Y.

-Carmen Rión, Diseñadora, México, D.F.

-Claudia Muñoz, Chamuchic, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.

-Daniel Villela, Phigmento, México, D.F.

-Daniela Gremión, Fábrica Social, México, D.F.

-Dulce Ma. Martínez de la Rosa, Fábrica Social, México, D.F.

-Dylcia Camacho Conde, Directora de Patrimonio Cultural de CONECULTA, Chiapas.

-Francisco Cancino, Yakampot, México, D.F.

-Gloria Rubio, Arta Cerámica, México, D.F.

-Guillermo Jester, Aid to Artisans, Puebla, Pue.

-Guillermo Macías, Kip Tik, Chiapas, México

-Héctor Meneses, Museo Textil de Oaxaca, Oaxaca, Oax.

-Irene Gómez, Coordinación de Arte Popular de la Secretaría de Cultura, México, D.F.

-José de la O, The chair that rocks, México, D.F.

-Karla Pérez Cánovas, Malacate, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas

-Maggie Galton, Onora, México, D.F.

-Mara Andrade, Hilo Rojo, Tulúm, Quintana Roo

-Mariam Bujalil, Coordinadora Diseño Textil, Universidad Iberoamericana, México, D.F.

-Mariana Grapain, Diseñadora, Oaxaca, Oax.

-Marisol Centeno, Bi Yuu, México, D.F.

-Melba Pria Olavarrieta, Embajadora de México en India.

-Miriam Campos, Artesana de San Antonino Castillo Velasco, Fax.

-Moisés Hernández, Diario Shop, México, D.F.

-Mónica Bucio, NGO impacto, México, D.F.

-Mónica Mendoza Bravo, Directora Diseño de Moda, CENTRO, México, D.F.

-Paola de la Rosa, Plumaria, México, D.F.

-Patricia Cachú, Escuela de Diseño del Instituto Nacional de Bellas Artes, México,

D.F.

-Rodolfo Cadena Labrada, Director de Faros del Saber Deleg. MH, México, D.F.

-Rodolfo Rodríguez Castañeda, Museo Nacional de Culturas Populares, México,

D.F.

-Silvia Camacho Acosta, Proyecto Cultural Delegación MH, México, D.F.

-Silvia Suárez, Diseñadora, Oaxaca, Oax.

-Verónica Noriega, Consejera de Origen, México, D.F.