Librería
 

Louis Vuitton Malletier S.A Contra My Other Bag Inc. – Casos 2017

Louis Vuitton Malletier S.A Contra My Other Bag Inc. – Casos 2017

La Corte Suprema deniega la apelación de Louis Vuitton sobre los bolsos «Parodia».

Louis Vuitton acaba de perder una de las rondas finales en su caso contra el fabricante de bolsos de lona My Other Bag («MOB»).

Louis Vuitton presentó una demanda contra MOB, alegando que esta compañía no solo estaba vulnerando sus derechos de marca registrada y de autor, sino que con sus bolsos baratos de lona también estaba diluyendo el marco de calidad distintiva de las marcas de la casa Louis Vuitton a nivel mundial.

MOB, es una pequeña empresa con sede en Los Ángeles conocida por sus bolsos de lona inspirados en conocidos diseñadores como Balenciaga, Proenza Schouler, YSL, Celine y Louis Vuitton.

Ante las resoluciones del tribunal de distrito y del tribunal de apelaciones, Louis Vuitton, ha elevado la demanda al Tribunal Supremo, tres años después de la primera demanda.

La casa Louis Vuitton justifica su insistencia en la demanda en que ha dedicado más de un siglo a desarrollar, promocionar y proteger marcas que son símbolos universalmente reconocidos y que constituyen una garantía de su origen y calidad.

DATOS DEL CASO

Tribunal Corte de Apelaciones de los Estados Unidos, Segundo Circuito.

Caso 16-241-cv

Naturaleza  Infracción de Derechos de Marca y Derechos de Autor

Demandante Louis Vuitton Malletier, S.A.

Demandada My Other Bag, Inc.

¿QUIÉN ES LOUIS VUITTON?

Louis Vuitton Malletier, es una casa de moda fundada en 1854 por Louis Vuitton. Tiene origen francés y está enfocada a la marroquinería de lujo.

La marca de Louis Vuitton ha sido durante la última década considerada como una de las marcas más valiosas del mundo. Concretamente, en el año 2017 se valoró la marca en 29.242 millones de dólares, convirtiéndose en la marca de lujo más valiosa del mundo según el ranking BrandZ.

El monograma LV de sus etiquetas aparece en la mayor parte de sus productos, siendo el monograma más falsificado del mundo de la moda. Esta marca está directamente relacionada con un alto nivel de vida, o un alto estatus.

En el año 2004, se cuantificó que las falsificaciones de esta marca representaban el 18% de accesorios falsificados confiscados en Europa.

El tema de las falsificaciones es el mayor problema al que se enfrenta la compañía. Esta emplea la mitad de su presupuesto de comunicación para combatirlo.

La compañía sólo vende sus productos a través de sus tiendas físicas o desde su página web. Excepcionalmente, cuenta con puntos de venta en grandes almacenes de lujo.

Imitación
Imitación
PRODUCTO GUCCI
PRODUCTO GUCCI
IMITACIÓN
IMITACIÓN

LA POSICIÓN DE LOUIS VUITTON

El representante legal de Vuitton acusa a My Other Bag de que esta empresa se está aprovechando de la imagen pública de calidad asociada a las marcas de Louis Vuitton, vendiendo bolsos de inferior calidad, con el diseño Vuitton e incluyendo el logo de My Other Bag.

Esto implica que se pierde la asociación directa de la marca Louis Vuitton con calidad, pues el público puede vincularlo también a los bolsos My Other Bag.

En la demanda, Louis Vuitton establece que permitir que un modelo de negocio se base en explotar marcas famosas para vender artículos de imitación, contraviene frontalmente el espíritu de la ley en su intención de proteger las marcas de prestigio y calidad reconocidas.

CONOZCAMOS A MY OTHER BAG

My Other bag, con sede en Los Angeles, se define a sí misma en su página web como “una marca reconocida a nivel mundial por sus bolsas ecofriendly, de diseño chic y muy originales que hacen alusión a las bolsas de diseñador que todas amamos. Las bolsas son de tela 100% algodón y están hechas a mano. Son tan versátiles que podrás encontrar en sus 4 líneas de producto infinidad de usos y combinaciones.”

Según Alex Jover, en su artículo para la Vanguardia, “por 35 euros, la firma My Other Bag ofrece bolsos de tela tipo tote bag con diseños impresos de bolsos icónicos, como el acolchado de Chanel o el famoso Hermés.” El mismo autor también entiende que: “My Other Bag podría ser una ferviente crítica al difícil, casi imposible, acceso a algunos complementos de lujo y a la moda aspiracional.”

Los productos de My Other Bag se fabrican en California y pueden adquirirse desde su pagina web o desde sus tiendas físicas.

LA POSICIÓN DE MY OTHER BAG

En su defensa, la compañía My Other Bag argumenta que en este caso no es aplicable el exigir el respeto a los derechos de marca y autor, pues sus bolsos deben considerarse como simples parodias.

La fundadora de My Other Bag, Tara Martin, manifestó en 2017 que este caso  supuso invertir una gran cantidad de recursos financieros de la empresa, y suyos personales. Alegó que Louis Vuitton sabía que la demanda no era razonable.

Por su parte, el abogado de la demandada, David Korzenik,  declaró que la decisión de los distintos jueces era obvia, pues entiende que Louis Vuitton simplemente ha usado su poder económico para pisar los derechos de libre expresión de los que no tienen su capacidad económica.


ACTUACIÓN JUDICIAL

En un primer fallo, el Tribunal de Distrito del Sur de Nueva York, dictó en enero de 2016 que los bolsos de My Other Bag no estaban infringiendo la ley de derechos de autor, pues se consideran parodias de los bolsos de Louis Vuitton.

Igual decisión adoptó en diciembre del mismo año el Tribunal de Apelaciones.

Finalmente, el Tribunal Supremo, al rechazar el recurso de Louis Vuitton mantuvo la decisión del tribunal de segunda instancia, en el sentido de que los bolsos de MOB son parodias permisibles.

Actualmente, las partes están negociando las costas judiciales, entre las que se incluyen los honorarios de los abogados, que Louis Vuitton deberá abonar. My Other Bag exige 800.000 dólares y lo justifica en el hecho de que es preciso poner freno de manera disuasoria a tácticas agresivas y de acoso por parte de empresas que actúan de “troll”. Este término se aplica en el mundo legal a aquellas entidades con derechos de marca que tratan de ganar dinero con amenazas de demanda por vulneración de tales derechos.

Por supuesto, Louis Vuitton rechaza tales acusaciones de “troll” y manifiesta que únicamente intenta defender sus derechos de propiedad intelectual.

Noticias relacionadas