Los accionistas de Adidas. Parte II

Los accionistas de Adidas. Parte II


El valor del accionista

Es evidente que en esta lucha diaria por ser los mejores en el sector del deporte, junto a los consumidores y todos los prescriptores de la compañía, está en un lugar preferente el accionista en general.

 

Por eso lo dicen así:

“Lo mejor es lo que dirán sobre nosotros nuestros consumidores, atletas, equipos, socios, medios de comunicación y accionistas”.

Adidas confía en que verá mejoras en cuanto a participación de mercado, liderazgo y rentabilidad una vez que la gente diga que son los mejores.

Plan estratégico de negocios “creando lo nuevo”

“Crear lo nuevo” es el plan de negocios estratégico de Adidas hasta el final de 2020.

Nuestra ambición de impulsar aún más el crecimiento de los ingresos y los resultados mediante el aumento significativo de la deseabilidad de la marca constituye el núcleo de “Crear lo nuevo”.

Por tanto, el plan estratégico de negocios se centra en todas las marcas Adidas a medida que se conectan e interactúan con sus respectivos consumidores.

Este enfoque centrado en el consumidor está impulsando mejoras significativas en la conveniencia de las marcas y ha aumentado la relevancia entre los consumidores de todo el mundo.

Como resultado, Adidas ha ganado participación de mercado en aquellas categorías, mercados y ciudades que ha identificado como motores de crecimiento futuro para la empresa.

 

Adidas y el impacto del Covid-19 que baja los resultados

Los ingresos netos de las operaciones han disminuido. EPS por debajo del consenso.

El margen de operación y los ingresos bajaron, el CEO de Adidas decepcionado.

Estos son los elementos clave que Adidas mencionó en su balance del Q1 bajo la influencia de Covid-19.

Qué influye en la cotización de los valores de Adidas

Elementos que pueden influir en la cotización de estos activos:

Análisis # 1

También sabemos que el grupo Adidas tiende a desarrollarse en nuevos mercados en el mundo.

Esta estrategia debería dar frutos rápidamente ya que los mercados de los países desarrollados se encuentran actualmente repletos de una muy fuerte competencia.

Sede corporativa de Adidas en Herzogenaurach, Alemania por COBE

 

Análisis # 2

Del mismo modo, Adidas hace todo lo que puede por aumentar su cartera de productos.

Así, busca diferenciarse de sus competidores respondiendo a nuevas necesidades y llegando a una mayor cantidad de clientes potenciales.

Análisis # 3

Por último, el grupo Adidas tiene previsto invertir más en la investigación y el desarrollo durante los próximos años.

Esto le permitirá desarrollar algunas innovaciones y disfrutar de derechos sobre patentes para aumentar su rentabilidad a largo plazo.

Análisis # 4

Primero, la competencia a la que la marca Adidas debe enfrentarse es un punto importante a pesar de su fuerte reputación mundial.

Por supuesto, vigilaremos la evolución de las participaciones de mercado de su competidor principal, el grupo Nike, que es actualmente el líder de este sector de actividad.

Análisis # 5

El aumento del poder de negociación de los subcontratistas del grupo Adidas también es una verdadera amenaza para su rentabilidad a largo plazo.

En efecto, recordemos que la empresa subcontrata casi la totalidad de su producción.

Análisis # 6

Por último, el grupo Adidas podría sufrir las consecuencias de algunas reglamentaciones gubernamentales, sobre todo debido a la parte de sus productos que se fabrica en China y en Asia en general.

Los gastos adicionales que conllevan las tasas de importación podrían afectar mucho a los márgenes de la empresa y penalizar su rentabilidad futura.

Los accionistas de Adidas-Salomon aprueban un cambio de nombre

 

Los accionistas de Adidas-Salomon AG, el segundo mayor fabricante de productos deportivos del mundo, aprobaron en mayo de 2006 un plan para cuadruplicar el número de acciones de la compañía y cambiar el nombre de ésta por Adidas AG.

Moderno diseño de los interiores de la sede corporativa de Adidas en Herzogenaurach, Alemania por COBE

 

La estrategia fue concebida para que el grupo alemán diera tres nuevos títulos por cada acción en ese momento.

Esto iba a permitir, según fuentes solventes de Adidas, rebajar el precio de las acciones para hacerlas más asequibles a los inversores, ya que su precio era entonces de 172,75 euros, el segundo más elevado en el índice Dax.

Hacia mediados de 2006 cotizaban en el mercado 50,8 millones de títulos de Adidas, por lo que el fabricante alemán estaba valorado en 8.800 millones de euros.

“Queremos que la gente que usa nuestros productos pueda invertir fácilmente en la compañía y participar de nuestro éxito financiero”, era la consigna que flotaba en el aire durante la junta de accionistas de ese año, aseguraba entonces el consejero delegado de Adidas, Herbert Hainer.

La compañía pagó en 2005 la cantidad de 3.800 millones de dólares (unos 2.955 millones de euros al cambio actual) por la compra de Reebok.

Con esta operación pretendía duplicar su cuota de mercado en Estados Unidos y reducir el diferencial con su principal rival, Nike.

Además, Adidas era uno de los patrocinadores oficiales del Mundial de Fútbol de Alemania.

La compañía pretendía aprovechar este evento deportivo para impulsar su facturación ante el estancamiento de las ventas de Reebok.

Adidas da entrada en el consejo a dos accionistas para potenciar su internacionalización

La evolución de los mercados no perdona, por lo que ya hace cuatro años, precisamente en marzo de 2016, Adidas se renovaba con con vistas a mejorar su negocio exterior.

Adidas Junta General de Accionistas

 

La multinacional de material deportivo propuso entonces que dos de sus mayores accionistas entren en el consejo de administración.

Se trataba del multimillonario egipcio Nassef Sawiris e Ian Gallienne, el representante del hombre más rico de Bélgica, Albert Frere, que habían adquirido más de un 5% de la compañía alemana durante 2015.

Adidas explicaba en una nota a sus inversores que esta propuesta se enmarcaba dentro de la decisión de incrementar el órgano de supervisión de 12 a 16 miembros.

Por tanto, en su asamblea anual del 12 de mayo de 2016 se votarán estas dos nuevas incorporaciones y otras dos que serían propuestas por sus más de 55.000 empleados con una vigencia de tres años.

Todo ello, según Reuters, después de que inversores y analistas hayan criticado la excesiva representación de personalidades alemanas en el consejo, mientras Nike contaba ya por entonces en su consejo con altos cargos de multinacionales como Apple o General Electric.

“Con este plan de aumentar el consejo de administración estamos haciendo crecer la compañía y teniendo en cuenta su internacionalización”, comentaba al respecto su presidente Igor Landrau.

“Los dos candidatos no sólo comparten nuestra visión de crecimiento, sino que también aportarán al consejo su experiencia internacional y una experta gestión financiera y emprendedora”, añadía por entonces a sus declaraciones.

El que era el consejero delegado en 2016, Herbet Hainer iba a ser relevado en octubre de 2016 por el nuevo directivo Kasper Rorsted, que que hasta ese momento se había desempeñado como consejero delegado de Henkel.

Los números de Adidas cuatro años antes del cierre de la década, habían llevado a un crecimiento del 10%, o sea hasta los 16.900 millones de euros gracias su mejora de ventas en China, Latinoamérica y Europa.

Con todo esto, las acciones de Adidas incrementaron su valor un 11% en ese año.

El máximo órgano de gobierno está formado también por Igor Landau como presidente, y a su vez directivo de Sanofi; Sabine Bauer, presidenta adjunta y representante sindical; Willi Schwerdtle, socio de la firma WP Force Solutions; Dieter Hauenstein, representante sindical; Wolfang Jaeger, director del centro de relaciones públicas y becas Hans-Böckler-Stiftung, y Kathrin Menges, vicepresidenta de recursos humanos de Henkel, entre otras personalidades.

Adidas asalta nuevos récords en Bolsa con la posible venta de Reebok

Y si bien el trágico 2020 azotado por la pandemia tanto a nivel sanitario como económico no ha dejado mucho ánimo en el desempeño de las organizaciones, Adidas parece que recién iniciado el otoño ha tomado un nuevo impulso.

¿A qué se debe?

 

La cotización de Adidas toma un nuevo impulso para acercarse a los récords históricos alcanzados antes de la crisis desatada por el coronavirus.

Las subidas se reactivan en uno de los valores estrella de los últimos años en Europa ante las informaciones que apuntan a una posible venta de Reebok.

El auge del calzado deportivo y de las prendas de deporte se ha trasladado de lleno a la cotización de Adidas.

La empresa alemana acumula una espectacular revalorización en los seis últimos años, al rozar el 400% de subida desde el verano de 2014.

Su rally, más propio de una empresa de menor dimensión en Bolsa, ha convertido a Adidas en uno de los valores estrella de la renta variable europea en los últimos tiempos.

Su ascenso continuó en 2019, con una revalorización adicional del 59%, la tercera mayor del año de todo el EuroStoxx50, sólo por detrás de ASML y LVMH), y tuvo continuidad en el arranque de 2020.

Sus récords históricos, de hecho, datan de finales del pasado mes de enero, cuando sus acciones alcanzaron los 317 euros.

Sólo el estallido de la crisis desatada por el coronavirus, limitada entonces a China, frenó su ascenso.

La extensión del Covid-19 más allá de las fronteras de China provocó que su cotización se hundiera cerca del 50% en menos de dos meses.

A mediados de marzo sus acciones tocaron suelo en 162 euros.

Desde entonces, el auge de sus ventas online y el impulso del teletrabajo a las prendas deportivas han acelerado su remontada en Bolsa.

Nuevo impulso con Reebok

En algunas jornadas de cotización en octubre pasado superaba el 70% de revalorización desde los mínimos registrados el pasado mes de marzo, hasta superar con creces los 280 euros por acción, más cerca de los récords de enero (317 euros).

 

Adidas se desmarca de las dudas predominantes hoy en la renta variable europea, y en una sesión en la que el Dax alemán ha llegado a perder más de un 1%, la empresa de calzado y prendas deportivas toma impulso y se revaloriza más de un 3%.

Los inversores aceleran su toma de posiciones en Adidas en diversas jornadas en la que la revista alemana Manager Magazin filtra una posible venta de Reebok, una de sus divisiones menos rentables.

De acuerdo con estas informaciones, Adidas prevé completar la venta en marzo de 2021.

El continuo auge del sector podría impulsar las valoraciones de Reebok en un eventual proceso de venta, para el que la revista alemana elude avanzar un precio aproximado para la transacción.

A cambio, sí apunta posibles interesados

La firma estadounidense de ropa y calzado VF Corp y la china Anta Sports estarían sondeando posibles ofertas, según Manager Magazin.

En el caso de confirmarse la posible venta, Adidas se desprendería de Reebok 15 años después de su adquisición.

En 2005 pagó 3.800 millones de dólares, unos 3.230 millones de euros, por la empresa que tiene en Estados Unidos su principal mercado.

Distribución y consumo

Adidas gana 31 millones de euros hasta marzo, un 95% menos

Tienda de Adidas. Dreamstime

El 70% de las tiendas en todo el mundo del fabricante alemán de artículos deportivos siguen cerradas.

El fabricante alemán de artículos deportivos Adidas tuvo en el primer trimestre un beneficio neto atribuido de 31 millones de euros, un 95,1% menos que en el mismo periodo de 2019, debido a los efectos de la pandemia de COVID-19.

Adidas informó el pasado mes de abril de que la facturación empeoró en el mismo periodo hasta 4.753 millones de euros (-19,2%) y el beneficio operativo hasta 65 millones de euros (-92,6%).

Adidas, que recibirá ayudas estatales por un valor de 2.400 millones de euros para superar las dificultades que atraviesa por la paralización económica debido a la pandemia, dijo que el 70% de sus tiendas en todo el mundo siguen cerradas.

Tras haber comenzado el año bien, gran parte del negocio está afectado por el nuevo coronavirus.

El margen de rentabilidad operativa se ha reducido hasta el 1,4% como consecuencia de la caída de la facturación.

La mayor caída de la facturación en el primer trimestre se produjo en la región de Asia y el Pacífico, de casi un 45%, en Latinoamérica, de un 9,7%, y en economías emergentes, del 11,1%.

El presidente de Adidas, Kasper Rorsted, dijo al presentar las cifras que “nuestro resultado del primer trimestre deja claro los serios desafíos que crea para las empresas sanas el brote global de coronavirus”.

Adidas se concentra ahora en superar la situación y en beneficiarse de la recuperación que ya se produce en China y de las posibilidades que ofrece el comercio electrónico.

Para el segundo trimestre espera una caída mayor de la facturación y el beneficio y, de momento, no da pronósticos para el 2020.

 

 

 



0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas