La cosmética de lujo. Parte II

La cosmética de lujo. Parte II

Y así surge esta lista de los siete magníficos creados por siete magníficas:

  1. Queen of Hungary Mist, de Omorovicza.

 

Qué es y para qué sirve: ’Queen of Hungary Mist’ es uno de los productos más vendidos de esta marca húngara.

Se trata de una bruma que sustituye al clásico tónico formulada con aguas de azahar, rosa y salvia por sus propiedades tonificantes y purificadoras de la piel, y además incorpora el activo Healing Concentrate de la marca, que canaliza minerales en las capas más profundas de la epidermis, con un efecto rejuvenecedor.

Te gustará porque es adecuada para todo tipo de piel, proporciona hidratación de larga duración, y es un producto vegano y vegetariano.

Omorovicza tiene una política de cero “ingredientes malignos” y sus productos no incluyen ningún activo sintético dañino o innecesario.

En sus cosméticos no encontrarás ninguno de estos nueve: parabenos, glicoles, aceites minerales, silicona, falatos, sulfato de lauril sódico, colores sintéticos, fragancias sintéticas y protector solar químico.

Su historia en femenino: Margaret de Heinrich llegó a vivir a Budapest como diplomática de la embajada estadounidense.

Allí conoció a su marido, Stephen de Omorovicza, y las asombrosas propiedades para la piel de las aguas termales de los antiguos spas húngaros.

Decidió aplicarlos a la cosmética y tras una reunión con el jefe de un laboratorio húngaro de dermatología, famoso por su descubrimiento de la vitamina C y ganador del premio Nobel, nació Omorovicza.

 

 

  1. Vladimir, de Carine Roitfeld Parfums.

 

La inspiración: La primera colección de fragancias de Carine Roitfeld se titula ‘7 Lovers’, inspirada en siete ciudades importantes y historias de pasión imaginadas por ella.

La etiqueta de su Eau de Parfum ‘Vladimir’ dice: “Te deslizas por las gradas del Teatro Mariinsky mientras los bailarines calientan con el sonido de Tchaikovsky”.

Inspirado en la ciudad rusa de San Petersburgo, este rico aroma a ámbar se despliega con notas de incienso y dulce aroma de Orris. Se presenta en una botella de vidrio oscura y misteriosa.

Su historia en femenino: Pocas mujeres han sido tan influyentes en la industria de la moda como ella.

Fue asesora y musa en la etapa de Tom Ford al frente de Gucci y durante 10 años dirigió de Vogue Paris.

En 2012 fundó su propia revista, CR Fashion Book, y ha sido reconocida como una de las figuras más influyentes de la industria con el CFDA Award Honoree.

Al lanzar su primera colección de perfumes en 2019 dijo: “Considero el perfume la firma de estilo más definitiva, contiene en cada molécula el poder de la identidad y la magia de la seducción. Creo cada fragancia de la misma forma que creo un look, evocando fantasía, carácter y sensualidad en cada uno de los detalles”.

 

  1. Night Ampoules, de Dr. Barbara Sturm.

 

Su magia radica en que la doctora Barbara Sturm cree que dormir es vital para una piel bonita, ya que esta se regenera durante la noche.

Diseñadas para impulsar este proceso de renovación, estas ampollas están formuladas con extracto de algodón de cardo para fortalecer la barrera natural de la piel y extracto de Senna Alata para protección contra el daño de los rayos UV.

Incluyen, también, una dosis de ácido hialurónico que repone la humedad en múltiples capas, lo que da como resultado una tez más fresca y de aspecto más joven.

Además, su calmante beta-glucano reduce la aparición de rojeces, y la verdolaga protege la piel contra el daño oxidativo.

Su historia en femenino: Esta científica de la cosmética molecular que tiene a Cher y Angela Basset como clientas habituales es también la gurú de la belleza detrás del conocido tratamiento “vampire facial”.

Conocida por su visión de la belleza natural, es experta en lifting sin cirugía, lifting con hilos, rejuvenecimiento de labios y mesoterapia, entre otros procedimientos, y tiene su propia clínica en Düsseldorf.

Además, cuenta con su propia marca cosmética y sus tratamientos están disponibles en los mejores salones faciales del mundo.

 

  1. Wishful Yo Glow Enzyme Scrub, de Huda Beauty.

 

Te gustará si lo que buscas es una exfoliante de lujo.

Wishful Yo Glow Enzyme Scrub de Huda Beauty utiliza AHA, BHA y exfoliantes suaves para eliminar las células muertas de la piel y revelar su rubor natural.

Está formulada con un cóctel de extractos de piña, papaya, mango y pomelo ricos en enzimas y ácido salicílico, que de forma instantánea proporciona un efecto de piel más lisa.

Modo de uso: Aplicar una o dos veces por semana en la cara, el cuello y el escote después de la limpieza facial. Para potenciar sus efectos, masajea suavemente con las yemas de tus dedos en forma de movimientos circulares, y enjuaga la piel con agua tibia.

Su historia en femenino: Huda Kattan nació en EE.UU., estudió finanzas y cuando la crisis golpeó el sector, perdió su trabajo en Dubái.

Así que se mudó a Los Ángeles para estudiar maquillaje en la prestigiosa academia Joe Blasco Makeup Artistry School.

En 2010 lanzó su blog dedicado a la belleza, se convirtió en influencer (tiene más de 40 millones de seguidores en Instagram) y en 2013 creó con sus hermanas Mona y Alya su propia marca cosmética.

Su lema es: “La belleza puede cambiar la forma en que se siente una mujer y una mujer empoderada no tiene miedo: es imparable. Ella puede conquistar el mundo”.

 

  1. Luxury Palette Colour Coded Eye Shadow – The Queen Of Glow, de Charlotte Tilbury.

 

Qué encontrarás: Esta paleta de sombras de ojos es la más demandada por las famosas amigas de Charlotte Tilbury: sin ir más lejos, la última en probarla ha sido Olivia Palermo durante la semana de la moda de París.

Kate Moss es tan fan de su manera de maquillar los ojos que no solo le pidió que le maquillara el día de su boda sino que además los ha bautizado como “Tilbury eyes”: así de identificables son.

La paleta contiene tres polvos brillantes que reflejan la luz (en dorado, cobrizo y ciruela) más un tono mate que se puede utilizar para contornear. Están enriquecidos con aceites esenciales y perlas tratadas con silicona para una aplicación suave.

Su historia en femenino: Nacida en Londres pero criada en Ibiza, siempre supo que quería hacer algo creativo.

A los 13 años descubrió la máscara de pestañas y desde entonces el maquillaje formó una parte esencial en su vida.

Su mentora fue Mary Greenwell (la maquilladora de Diana de Gales) y se formó en la Glauca Rossi School of Makeup de Londres.

En los años 90 comenzó a tejer una red profesional de fotógrafos, estilistas, modelos y diseñadores que solo querían sus servicios. Penélope Cruz, Amal Clooney (también en su boda), Jennifer Aniston, Nicole Kidman, Jennifer Lopez… su lista de clientas VIP es casi infinita. También los nombres que cuentan con ella: Annie Leibovitz, Mert & Marcus o Mario Testino como fotógrafos, y campañas para Burberry, Stella McCartney, Michael Kors, Giorgio Armani o Loewe.

En 2013 decidió lanzar su propia marca porque no quería que le robaran la fórmula de su Magic Cream, una hidratante con iluminador que utilizaba en los desfiles de moda y que sus colegas miraban con deseo.

Todos los productos de su marca llevan una estrella dibujada por la propia Charlotte. Ella misma desvela el porqué: “Creo que todas las mujeres del mundo son estrellas. El maquillaje solo hace que salga su brillo”.

 

  1. Elixir Vitae, de Tata Harper.

 

Qué es y qué puede hacer por tu piel: Con 72 “superingredientes” naturales, este suero está reconocido por su tratamiento antienvejecimiento.

Contiene extractos orgánicos de zumo de cebada y acai ricos en antioxidantes nutricionales, está infusionado con extractos antiinflamatorios de hoja de borraja, lavanda española y reina de los prados; e incorpora espino cerval de mar y árnica, que aumentan la elasticidad y cura cualquier daño en la piel al acelerar la renovación celular.

Por qué es una buena inversión: Todos los ingredientes de la marca (más de 300, procedentes de 68 países) son naturales y no se producen en masa.

Por ejemplo, si necesitan nopal para una de sus cremas, viajan a las Islas Galápagos a por él, porque es donde se encuentra el de mejor calidad.

Si una tormenta tropical ha arruinado esta planta, entonces no habrá existencias de la crema.

En Tata Harper se precian de incluir concentraciones más intensas que la competencia, mayor número de ingredientes naturales y una química más compleja para vehiculizarlos mejor.

El 75% de los costes los emplean en las materias primas para crear sus fórmulas, con lo que al comprar uno de sus productos no solo se está pagando por una botella bonita, sino por lo que hay dentro.

Su historia en femenino: Su fundadora, Tata Harper, lanzó la marca en 2010.

Esta estadounidense no encontraba cosméticos 100% naturales a la altura de sus expectativas, así que decidió crear los suyos, libres de toxinas, colores artificiales, fragancias artificiales, químicos sintéticos, siliconas y organismos genéticamente modificados.

Formó un equipo de ocho químicos que trabajaron durante cinco años para dar con sus fórmulas.

Muchos de los ingredientes que decidió utilizar (como la goma de los árboles de Senegal, o la cera que hay en las aceitunas) se solían descartar en la industria cosmética por ser demasiado caros.

El esfuerzo mereció la pena hoy es la cosmética de referencia de mujeres comprometidas con la cosmética verde como Gwyneth Paltrow.

Vive en una granja en Vermont rodeada de naturaleza, desde donde maneja su emporio.

 

  1. Pro Pore Refiner, de Sarah Chapman.

 

Te gustará si buscas limpiar en profundidad los poros de la piel.

Este dispositivo imita los métodos de extracción profesionales: combina la termoterapia y la limpieza iónica para suavizar la piel, las vibraciones ultrasónicas para aliviar la congestión dentro de la dermis y la succión para eliminar la suciedad y el exceso de grasa.

Viene con el bálsamo ‘Ultimate Cleanse’ para una limpieza extra profunda.

Su historia en femenino: Sarah Chapman es posiblemente la facialista más buscada de Londres.

Por su discreta clínica Skinesis en Chelsea (Londres) pasan infinidad de celebridades (entre ellas Victoria Beckham) y fue la encargada de preparar la piel de Meghan Markle en su boda.

Eso sí: tiene una lista de espera de 12 semanas. Su técnica en faciales está tan valorada que según publicó The Times sus manos son tan excepcionales que están aseguradas en un millón de libras.

 

 

Tags:
,


error: Este contenido esta protegido !!