El icónico bolso Kelly de Hermès

El icónico bolso Kelly de Hermès

Una historia de cine detrás de una gran marca

Pocos productos de marca pueden llegar a acaparar historias de cine, glamour y estatus.

El Kelly es como las grandes historias románticas, porque su estrella que le dio nombre, Grace Kelly, que con toda su aureola de fama hollywoodense, pasa a ser princesa y aprovecha en una aparición pública a posar el bolso Hermès à courroies sobre su vientre para ocultar las primeras curvas de su embarazo. La foto da la vuelta al mundo y el bolso se corona inmediatamente. Había nacido el Kelly.

En el caso particular del bolso Kelly, desde ya que el cine ha tenido un rol protagónico, pero no cabe duda que el impacto mediático más trascendental en una época en que no había móviles ni redes sociales, lo produjo Grace Kelly.

Hermès y su tienda insignia de la avenida George V en París

 

Quién puede dudar de la calidad y al mismo tiempo, notoriedad del bolso Kelly de Hermès, diseñado en una hermosa forma trapezoidal y confeccionado con las pieles más lujosas. Formas que terminan en los brazos de celebridades y millonarios como símbolo de riqueza.

Los bolsos Kelly tienen un gran prestigio y también son exclusivos, porque son difíciles de conseguir.

El proceso de elaboración artesanal, requiere los máximos cuidados y precisión, a cargo de una persona (el artesano) que invierte entre 18 y 24 horas de trabajo para confeccionarlo sin problemas.

Proceso de elaboración de un Kelly

 

Es una pieza notable y de élite de una de las marcas más conocidas en el mundo de la moda. Como todas las obras de arte a las que el tiempo no les afecta, más bien las revaloriza, hay una historia detrás de su nombre.

Grace Kelly, aspiraba a triunfar en el cine y lo logró. Se convirtió en una de las actrices más prominentes e influyentes de Hollywood y finalmente se casó con el Príncipe Rainiero III, convirtiéndose en la Princesa Consorte de Mónaco.

Pero no era sólo el cine lo que la fascinaba, sino que, durante su educación, se mostró muy interesada por la moda y desarrolló su propio estilo glamoroso, prestándole especial atención a los productos de Hermès, que se convirtió enseguida en una de sus marcas favoritas.

El poder del cine para posicionar una marca

Fue Alfred Hitckcock quien lo hizo llegar al gran público el bolso, justamente porque Edith Head, diseñadora de vestuario, lo escogió de entre los accesorios de Hermès para el filme “Atrapa al Ladrón” en 1955 protagonizado por Grace Kelly.

Verano del 54

Corría el verano de 1954 cuando Edith Head (lo recuerda al referirse al origen del Kelly) hacía las visitas a Hermès Paris con su amiga Grace Kelly. Ella era la diseñadora de vestuario y Grace Kelly la estrella de cine que compartían días de trabajo durante la filmación de “To Catch a a thief” en la Riviera francesa.

 

Fue en la Rue du Faubourg Saint-Honoré, cuando le presentaron a Kelly el bolso, que en ese momento jamás imaginaría que finalmente llevaría su nombre. En aquel entonces, era conocido como el Sac à dépêche

.

Fundada en 1837 como parte del equipo ecuestre necesario (un artesano del equipo para aristócratas), Hermès estaba muy bien alineada con el estilo clásico y el linaje de sangre azul de Kelly.

Como la mayoría de las piezas de la casa histórica, este diseño icónico cuenta con una evolución que hace interpretar no sólo al público en general, sino a los expertos en moda y la crítica, que la evolución que ha hecho el Kelly como marca desde sus inicios, es una biografía del lujo y del saber vivir.

El Haut à courroies, el bolso original con asa superior de Hermès, fue creado en 1892 para llevar botas y un arnés. En 1923, se modificó para que la esposa del magnate del automóvil Ettore Bugatti pudiera colocarlo en el bolsillo lateral de un automóvil. Este diseño se llamó Torpedo No 1.

Robert Dumas-Hermès lo rediseñó nuevamente en 1935, haciéndolo más pequeño, agregando un cinturón y nombrándolo Sac à dépêches.

Las fotos que cambiaron el nombre

Grace Kelly en dos apariciones públicas con su bolso Kelly

 

El Kelly es como las grandes historias románticas, porque su estrella que le dio nombre, Grace Kelly, que con toda su aureola de fama hollywoodense, pasa a ser princesa y aprovecha en una aparición pública a posar el bolso Hermès à courroies sobre su vientre para ocultar las primeras curvas de su embarazo. La foto da la vuelta al mundo y el bolso se corona inmediatamente. Había nacido el Kelly.

El mayo francés de 1968

Es interesante cómo lo destaca el propio portal de Hermés referido al Kelly 1968, recordándonos que en dichos días Francia se tambaleaba, pero que este bolso “mantiene el equilibrio gracias a sus cuatro patas metálicas. Equilibrado, sereno, intemporal. Demostración con esta versión radical-chic de box negro”.

 

No exagera la antigua casa Hermès porque el Kelly es también uno de esos símbolos que siempre han destacado por haber soportado el paso del tiempo con éxito y adaptándose a cada nueva época que le tocaba vivir.

 

La actriz fue fotografiada con el bolso, del que estaba enamorada, pero que además, al ser ella un icono de la moda, inmediatamente lo popularizó. Pero tuvieron que transcurrir algunos años más, para que en 1977,  se le cambiara oficialmente el nombre a Kelly. ¡Qué mejor marketing podía hacerse que bautizarlo con el nombre de la princesa!

Grace Kelly no necesitaba portadas de revistas

Una mujer guapa, perteneciente al “star system” de la meca del cine se casaba con un príncipe.

 

Obviamente su foto estaba en todos los espacios posibles que la prensa de todo tipo y color ofrecía a su público.

Empezó a llevar el bolso de Hermès en eventos importantes que se conocía como el bolso “Sac à dépêches” que se había creado en la década de 1930. Y como no podía ser de otra manera, estas imágenes públicas de Grace Kelly impactaron en las mujeres de todo el mundo, apareciendo también en portadas de muchas revistas importantes de la época.

Bolsos y grandes eventos

Grace Kelly saliendo del Victoria and Albert Museum de Londres.

 

Podemos observar de cerca el bolso con el que la Princesa Grace fue fotografiada en el Victoria and Albert Museum de Londres.

El público como suele ocurrir en las cosas y hechos que tienen un alcance social inusitado, le rebautizó con el nombre el “bolso de Kelly” y comenzó a crecer en popularidad en todos los países. Fenómeno que le otorgó a la marca una muy relevante exposición, por lo que le inspiró a producir aún más bolsos icónicos para celebridades ricas.

Con su sola presencia acompañada por el Kelly, la princesa dio un espaldarazo para que se convirtiera en un símbolo de estatus y fue cada vez más buscada por mujeres de moda en todo Estados Unidos y gran parte de Europa.

En términos de marketing y comunicación actuales, Grace Kelly tenía una vida de alto perfil e influyó mucho en las elecciones de moda del público y las mujeres en Hollywood, así como en la aristocracia en general y en mujeres de elevado poder adquisitivo.

Si bien Hermès ya era una marca conocida, lucir un bolso con el nombre de la icónica actriz y princesa ayudó a que su reputación creciera y evolucionara hacia algo nuevo. Las mujeres querían experimentar la sensación de tenerlo en sus manos. Todas estaban interesadas ​​en parecerse a la princesa de Mónaco y llevar un Hermés para mostrar su estado y riqueza.

Tiempo y dedicación para elaborarlo

Hacer este lujoso bolso requiere dedicación y habilidad extremas. Están elaborados de forma individual y totalmente artesanal, pero con la exclusiva dedicación de un solo operario que lo trata desde el inicio al fin de la elaboración. No sólo lleva muchas horas de trabajo, sino que tiene que ser un trato muy delicado dada la calidad de su materia prima que son pieles y de las más caras disponibles.

El forro del bolso

El forro en el bolso Kelly está hecho de piel de cabra y luego el resto del bolso está hecho de cuero duradero con impresionantes granos y patrones que le dan a cada bolso un aspecto distinto.

La entonces princesa de Mónaco tenía dos bolsos favoritos de Hermes Kelly, ambos hechos con piel de cocodrilo y en los impresionantes colores marrón oscuro y azul marino.

Su amor por estos bolsos ayudó a hacer que el diseño de piel de cocodrilo fuera extremadamente popular en Hollywood, incluso más de lo que ya había sido. Miles de mujeres soñaron con obtener bolso Kelly de piel de cocodrilo propia.

¿Qué es lo que hace de un Kelly algo tan especial?

Cuando investigamos acerca de la elaboración artesanal del Kelly, sorprende la descripción que hace Hermès del producto:

“Treinta y seis piezas de cuero, ensambladas por un artesano, dedicadas a gestos bellos y nobles,  seiscientos ochenta puntos de mano, dieciséis pequeños tachuelas, un candado, un cierre giratorio y una cubierta de cuero o clochette”.

Bolso que es una poesía visual

Para los amantes de lo clásico y para algunos críticos, este bolso “tiene una poesía visual y un significado que trasciende el bolso mismo”.

Y cuando un producto de lujo impacta tan fuertemente en el público en general, pero muy especialmente en los colectivos de mujeres con poder adquisitivo que no reparan en gastarse lo que sea, con tal de no ser menos y tener uno o más Kelly’s en sus armarios, empieza el proceso natural del mercado que son producir productos similares, aunque no sean calcados ni pueda considerarse una imitación.

Sucede con la industria automotriz cuando un modelo de éxito inmediatamente es imitado en sus líneas de diseño por la competencia.

En los bolsos de lujo la silueta de Kelly ha sido repetida por marcas como Chanel, Ferragamo, Valextra y Gucci.

Sellier y Retorune

 

Hay dos tipos de bolsos Kelly, Sellier y Retourne. La diferencia está en la construcción. El sellier, que era el preferido de Grace Kelly, destaca por sus formas perfectas, siendo muy formal y elegante al mismo tiempo. Es estructurado y geométrico. La costura superior es visible. Los bordes están claramente definidos y terminados con resina.

En cambio, el Retourne Kellys tiende a ser más informal. Debido a que se vuelven del revés después de coser, el pespunte no es visible, y los bordes son suaves y terminados con tuberías.

Christie’s subastó El “Kelly” espacial de Hermès por más de 22.000 euros

 

 

La casa de subastas, Christie’s, puso a la venta exóticas, vintage y exclusivas piezas de grandes firmas de la moda a nivel internacional: Vuitton, Hermès, Chanel entre otras.

Subastas frecuentes de los Kelly los Birkin

 

Y como no podía ser de otra manera, también el más famoso de los bolsos, el Kelly, por más de 22.000 euros, de una subasta que se estimaba en concreto para este producto de entre 22.000 a 34.000 euros.

Otra marca que aprovechó el tirón de Grace Kelly

Mark Cross y el Grace Box

 

Pero ocurre que siempre hay tendencia a imitar o a aproximarse al tipo de diseños que en cualquier producto están teniendo éxito. Este es el caso de la firma Mark Cross, una compañía americana de culto, que también tiene un modelo en reconocimiento a la actriz: el “Grace Box”.

Pareciera que la historia se repite, porque nuevamente una película de Hitchcock “La ventana indiscreta” (1954) lo puso de moda.

Este modelo, en más de 30 versiones, se ha convertido en objeto de deseo tras su aparición en la mano de it girls como Alexa Chung, Rihanna o Leandra Medine.

La firma, de orígenes ecuestres, había cerrado sus puertas en 1990 pero ha vuelto a la actividad hace cinco años,  por eso su nombre no es tan conocido por el gran público. Su modelo Grace Box en color negro es el más vendido, sin duda.

Otras célebres portadoras

 

También han llevado el nombre de célebres portadoras el Lady Dior (por Lady Di) o el Jackie, de Gucci.

 

Referencias

El Kelly de Hermès

https://www.hermes.com/es/es/story/106196-kelly-eu-es/

 

Presidente de AEEN (Asociación Española de Escuela de Negocios) y secretario general de EUPHE (European Union of Private Higher Education).

Antonio Alonso lleva más de 25 años en el sector de la formación superior en España, habiendo sido CEO de EEN. Es consultor académico y estratégico para Escuelas de Negocios, así como para diferentes instituciones de formación de Latinoamérica.

Miembro del consejo académico de e-Latam del grupo media-tics. Miembro del Jurado del Foro ECOFIN. Autor de más de 80 artículos sobre liderazgo, especialmente en cuanto al futuro de la formación y el trabajo.

Ponente y conferenciante en temas de educación superior, innovación y emprendimiento.