EL ESTAMPADO DE CUADROS DE BURBERRY

EL ESTAMPADO DE CUADROS DE BURBERRY

Burberry es una firma inglesa fundada por Thomas Burberry en el año 1856 en Basingstoke. Thomas encontró en la ropa de trabajo de los granjeros la inspiración para su mayor logro: la gabardina. En el año 1879 creó un prototipo de abrigo resistente al agua que patentó en el año 1888 y rápidamente fue un gran éxito. Con el fin de evitar copias, el británico registró el logo de un caballo y un estampado de cuadros escoceses – un fondo beige en combinación con blanco, negro y rojo -. Hoy vamos a hablar del estampado de cuadros, también conocido como Burberry Check, el cual se ha convertido en todo un símbolo de la firma.

 

La historia del estampado

 

El estampado de cuadros de Burberry se utilizó por primera vez en el forro de las míticas gabardinas ideadas por Thomas Burberry durante la década de 1920. Sin embargo, fue durante la década de 1960 cuando se convirtió en el inconfundible icono que conocemos en la actualidad. “Cuando los clientes empezaron a preguntar específicamente por los cuadros Burberry, comenzó la evolución de nuestro emblemático motivo” explica la firma en su página web.

 

En el año 1967, Jacqueline Dillemman, una compradora de la tienda de Burberry de París, estaba preparando la presentación de una colección para el embajador Sir Patrick Reilly cuando decidió usar el forro de las gabardinas para cubrir maletas y crear una funda para un paraguas. Rápidamente el estampado se convirtió en una característica reconocible de la firma, incluso la familia real británica era fanática de él, lo cual consolidó su estatus.

 

A lo largo de las décadas el estampado de cuadros se ha usado en multitud de prendas y accesorios. Uno de las más conocidos es la bufanda de cachemir, la cual se introdujo en la década de 1970 y se convirtió en uno de los accesorios más conocidos de la firma inglesa. Posteriormente el estampado se usó en las líneas de prêt-à-porter y ocupó un lugar destacado en las campañas de la firma durante las décadas de 1980 y 1990. Por ejemplo, en los 80 se hizo tan famoso en Japón que acabó usándose en bolsos, paraguas y en casi cualquier accesorio imaginable.

 

En los años 2000 se incorporó como director creativo Christopher Bailey y las modelos Kate Moss y Liberty Ross, fotografiadas por Mario Testino, protagonizaron las campañas publicitarias de la marca. Fue un momento de explosión de la firma y, sobretodo, del estampado. Los famosos cuadros estaban en todas partes aunque en muchas ocasiones no cómo a Burberry le hubiera gustado, porque también se puede morir de éxito (aunque se renazca a posteriori).

 

A mediados de la década de los 2000 fotografiaron a la actriz Daniella Westbrook junto a su hija, ambas luciendo el estampado de Burberry de pies a cabeza. El estampado se había convertido en una tendencia de masas y adolescentes de todo el mundo vestían gorras, bufandas, camisas, etc. con el famoso tartán estampado. La mayoría de las prendas y accesorios eran falsos – seguramente es una de las marcas más imitadas junto al Monogram de Vuitton – y se convirtió en sinónimo de la cultura “chav”, lo que devaluó totalmente el prestigio de la marca. Los “chavs” eran jóvenes ingleses cercanos al movimiento hooligan, antisociales, que vestían con ropa deportiva y no eran bien vistos por el resto de la sociedad. Tanto la cultura “chav” como la venta de falsificaciones de gorras o bufandas a precios demasiado asequibles hicieron mucho daño a la imagen de marca de la firma inglesa, así que decidieron reestructurar su identidad y su estética.

 

Durante los siguientes años, Burberry trasladó el estampado a un segundo plano, por ejemplo, lo usó en paraguas, en bufandas o en gorros, accesorios más discretos y se quitó de las prendas. La marca quería alejarse de dichas asociaciones y centrarse en otros aspectos clave como la imagen aristocrática de la casa. Pasaron muchos años hasta que en el 2017 volvió con fuerza la logomanía y, por fin, fue el momento de rescatar el estampado de cuadros.

 

En el año 2017 la nostalgia por los años 90 y 2000 volvió. Burberry colaboró con la firma rusa Gosha Rubchinskyi en una colección cápsula que anunciaba el regreso del estampado de cuadros en la ropa.  Posteriormente Christopher Bailey (el director creativo de la casa por aquel entonces) lo introdujo en abrigos, chalecos, vestidos y bolsos, convirtiéndolo en el total protagonista de la colección otoño-invierno de 2017/2018. Bailey en su última colección ideó una nueva versión del estampado llamada “Rainbow check” (estampado arcoíris), el cual estaba enfocado a apoyar el movimiento LGTBI. “Nunca ha habido un momento más importante para decir que en nuestra diversidad reside nuestra fuerza y nuestra creatividad” decía Bailey en su comunicado.

 

En el año 2018, el actual director creativo de la firma, Riccardo Tisci, reelaboró el icónico estampado de cuadros inspirado por un antiguo dibujo de Thomas Burberry. El nuevo estampado lo creó el popular diseñador gráfico Peter Saville y conserva la esencia del tartán, la superposición de rayas y una paleta de colores similar, aunque utiliza un diseño que  juega con las líneas y la letra B para representar las letras “TB”, iniciales del fundador. En un inicio la industria no vio con buenos ojos que un recién llegado Tisci cambiara la marca tan característica e icónica de Burberry, sin embargo, Tisci no pretendía desterrar a los cuadros sino convivir con ellos.

 

El estampado como marca registrada

 

La función esencial de una marca es identificar y distinguir los productos de una empresa en el mercado y el estampado de cuadros de Burberry cumple con este requisito. Son pocas las personas que cuando ven el estampado no lo asocian a la casa Burberry. Vamos a repasar cómo tiene registrado Burberry el estampado en Europa:

 

En el año 1996 se registró el estampado para las clases 18, 24 y 25 de la Clasificación de Niza, esto es, productos de cuero y cuero de imitación, paraguas, sombrillas, fustas y artículos de guarnicionería, maletines para documentos, bolsos, billeteras, mochilas, monederos, maletas, neceseres de belleza, ropa de casa y de mesa, vestidos, calzados, sombrerería, entre otros. Es la marca figurativa nº 000377580, representada de la siguiente forma:

 

 

 

El 28 de julio de 2020 una empresa alemana presentó una declaración de nulidad en relación a esta marca de Burberry, en base al artículo 7.1.b) del Reglamento sobre la marca de la UE relativo al carácter distintivo de la marca. Según la empresa alemana, la marca registrada de Burberry carece de carácter distintivo y nunca tuvo que ser registrada al incurrir en una prohibición absoluta. Para ellos el estampado de Burberry es común y frecuente y no tiene ninguna característica relevante así que el público no es capaz de individualizarlo y asociarlo a Burberry, por tanto, la marca no es distintiva y tiene que ser anulada. La firma inglesa tiene hasta el 17 de octubre de 2020 para formular su oposición.

 

En el año 2018 dicha marca también fue atacada por una empresa alemana en base al artículo 58.1.a) del Reglamento; se solicitó la caducidad de la marca al no haberse hecho un uso efectivo de la mismo dentro de un período ininterrumpidos de cinco años. Sin embargo, en ese mismo año la mercantil retiró la solicitud de declaración de caducidad y la marca continuó registrada.

 

En el año 2000 se solicitó el registro de otra versión del estampado para proteger productos y servicios de las clases 3, 9 y 35, esto es perfumes, cosméticos, agua de colonia, aceites corporales, gafas de sol y gafas en general, fundas de gafas, maletines y fundas para ordenadores y teléfonos móviles, tarjetas, servicios de venta al por menor de ropa, bolsos, zapatos, accesorios, perfumes y artículos de tocador, monturas ópticas, accesorios de lujo, entre otras. Se registro la siguiente marca  figurativa (nº 001591601) sin oposiciones en el año 2002:

 

 

En el año 2018 también fue atacada esta marca por la mercantil alemana invocando los mismos motivos recogidos en el art. 58.1.a) del Reglamento. También en ese mismo año, antes de que Burberry se pronunciase, retiraron la solicitud de cancelación. La marca está registrada, se ha renovado este año y tiene vigencia hasta el 27/03/2030, fecha en la que se tendrá que renovar de nuevo.

 

En el año 2002 se presentó una solicitud de registro de una marca muy parecida a la anterior para proteger productos de las clases 9, 14 y 16, esto es, gafas de sol y gafas de protección, fundas y soportes para gafas, maletines y fundas para ordenadores portátiles, relojes, relojes de pulsera, correas y pulseras, joyería, artículos de bisutería, gemelos, artículos de papel y cartón, envoltorio y embalajes, lápices, etiquetas, agendas, carpetas, entre otros.

 

Se registró en el año 2004 (marca figurativa nº 0027001498) y ha sido renovada así que está vigente. Es la siguiente marca:

 

 

En el año 2004 se solicitó el registro de una marca también muy parecida a las anteriores pero un poco más oscura para proteger productos de las clases 4, 8, 9, 16, 20, 21, 23, 26, 27 y 28, esto es, velas, cuchillería, herramientas para jardinería, gafas de sol y gafas de protección, monturas, fundas para gafas, fundas para ordenadores y teléfonos móviles, accesorios de móviles, productos hechos de papel o cartón como etiquetas, cajas o bolsas, catálogos, tarjetas, libros, envoltorios, muebles, cojines, utensilios y recipientes para la cocina, cafeteras, funda de barra de labios, cestas, hilos para uso textil, botones, alfombras, felpudos, juegos, juguetes, entre otras. Se registró en el año 2005 con el nº 003940442 y se representa de la siguiente forma:

 

 

También en el año 2004 se solicitó el registro de otra variación del estampado en blanco y negro y se registró como marca figurativa nº 003950037 en el 2006 para productos y servicios de las clases 3, 4, 8, 9, 14, 16, 20, 21, 23, 26, 28 y 35 de la Clasificación de Niza. La marca es la siguiente:

 

 

Esta marca fue atacada en el año 2018 por el Sr. Norbert Wisniewski (el mismo que atacó también el Damier de Louis Vuitton) solicitando la nulidad de la marca para las clases 24, 25 y 27 en base a los artículo 59.1.a) y 7.1.b), c) y e) del Reglamento. La EUIPO le dio la razón al Sr. Wisniewski y declaró inválida la marca para las clases 24, 25 y 27 al considerar que no era distintiva para dichos productos. Sin embargo, la marca continua protegiendo los productos y servicios incluidos en las clases 3, 4, 8, 9, 14, 16, 20, 21, 23, 26, 28 y 35.

 

En el año 2008 se solicitó el registro de otra variante del estampado, en este caso también en blanco y negro. La marca figurativa (nº007190929) se registró en el año 2009 para proteger productos y servicios de las clases 3, 4, 8, 9, 10, 12, 14, 16, 20, 21, 23, 26, 28, 35 de la Clasificación de Niza. Es la siguiente:

 

 

Esta marca también fue atacada por el Sr. Wisniewski al igual que la anterior por los mismos motivos y atacando a las mismas clases de productos: 24,25 y 27. La EUIPO resolvió de igual forma y declaró la nulidad de la marca por falta de carácter distintivo para los productos integrados en estas tres clases. La marca sigue protegiendo todas los productos y servicios mencionados en el párrafo anterior.

 

En el año 2010 se solicitó el registro de otra marca figurativa consistente en el estampado de Burberry, y otra vez en blanco y negro. Se registró en el año 2011 con en nº 009434044 para productos de las clases 3,9,14, 18, 24 y 25 y se representa de la siguiente forma:

 

 

En el año 2017 se solicitó el registro del estampado incluyendo la palabra Burberry; se registró en el año 2018 para proteger productos de las clases 18 y 25 con el nº 017215237 y es la siguiente marca:

 

 

Dos variaciones de dicha marca son las siguiente, también registradas en el año 2018 para proteger la misma clase de productos (marca nº 017535816 y marca nº 017535832):

 

 

 

Finalmente os quiero mostrar el nuevo estampado que ideó Tisci del cual os he hablado antes. He seleccionado dos de las marcas registradas – hay más – solicitadas en el año 2018 y registradas en el año 2020 como marcas patrón. La primera es el estampado en blanco y negro registrado para proteger productos de las clases 3, 9, 14, 18, 24 y 25 con el nº 017911857; es la siguiente:

 

 

También está registrado en color, y protege productos de las clases 3, 9, 14, 18, 24, 25 y 35. Es la marca patrón nº 017980346:

 

 

 

Burberry en los Tribunales

 

En una reciente decisión, el Tribunal Supremo italiano – sección penal – ha reconocido el carácter distintivo de la marca Burberry Check, reconociendo su capacidad para identificar el origen empresarial de la firma inglesa. En un caso anterior relacionado con prendas de vestir que incluían un diseño similar a la marca figurativa de Burberry, el Tribunal de Roma descartó el delito de falsificación porque en los productos incautados no figuraba el signo denominativo Burberry (es decir, no le bastó con el estampado de cuadros, considerando que éste por sí solo no era distintivo).

 

El Tribunal de Apelación sostuvo que la reproducción no autorizada de la marca figurativa por sí sola era suficiente para la existencia del delito, sin embargo, absolvió al imputado considerando que el Burberry check no cumplía con la función de una marca porque no era apto para identificar el origen empresarial. Finalmente el Tribunal Supremo anuló la decisión del Tribunal de Apelación y reconoció la notoriedad del patrón y su capacidad para identificar los productos procedentes de la casa Burberry. La sentencia es importante porque ayuda a corregir las interpretaciones de los tribunales inferiores.

 

En el año 2018 Burberry demandó a Target en USA alegando que éste vendía reproducciones de la marca registrada de Burberry consistente en el estampado de cuadros y que su conducta constituía una apropiación indebida de las marcas de Burberry. Todo empezó en el año 2017 cuando Target empezó a vender varios productos – bufandas sobretodo – con la marca de Burberry estampada en ellos. En la demanda se adjuntaron imágenes de los productos de Target y visualmente son idénticos o muy similares a los de Burberry. La firma inglesa consideró que los consumidores podían pensar que existía algún acuerdo comercial o colaboración entre ambas empresas cuando no era así, así que solicitó que Target cesara en la venta de dichos productos. Finalmente las partes llegaron a un acuerdo y se archivó el caso. Anteriormente Burberry también había demandado a grandes almacenes de USA como J.C. Penny, Body GLove o TJ Maxx por infracción de marca registrada.

 

En el año 2012 Burberry ganó un caso contra empresas chinas que falsificaban sus productos y los vendían por internet a través de las páginas yesburberry.com y buyburberry.com. El Tribunal Federal de Manhattan dio la razón a la casa inglesa y condenó a las empresas chicas a pagar unos 80 millones de euros de indemnización.

 

En España también hubo un conflicto con el Burberry Check (SAP 272/2012). En el año 2010 el Juzgado de Primera Instancia de Logroño dictó una sentencia en la que estimaba parcialmente la demanda interpuesta por Burberry frente a Leon Postigo y declaró que ésta última había infringido la marca nacional nº 1.074.152 y otras dos marcas internacionales de Burberry. La marca nacional es la siguiente:

 

 

La infracción de propiedad industrial que la sentencia consideró cometida hace referencia al forro de cuadros de unas zapatillas importadas de China y comercializadas en España por el demandado, el cual infringía el signo registrado por Burberry, conocido como Burberry Check. Leon Postigo presentó un recurso de apelación contra dicha sentencia pero la Audiencia Provincial confirmó la decisión del Juzgado de Primera Instancia.

El Juzgado de Primera Instancia analizó, en base al artículo 34.2.b) de la Ley de Marcas si el forro de las zapatillas podía conllevar un riesgo de confusión con el signo registrado de Burberry. Por su parte, la Audiencia Provincial, aplicando la doctrina del TJUE en relación al riesgo de confusión, consideró acertada la decisión del Juzgado al concluir que existían similitudes muy relevantes entre el forro de las zapatillas de la demandada y el estampado de cuadros de Burberry, hasta el punto de que si no se tienen simultáneamente a la vista ambas muestras, las diferencias entre ambas son imposibles de apreciar y que en todo caso el grafismo se identifica claramente en ambos casos. Por tanto, dicha semejanza produce riesgo de confusión en el consumidor medio.

 

 

Links:

 

https://smoda.elpais.com/moda/actualidad/vuelven-los-cuadros-de-burberry-convertidos-en-lo-mas-cool-del-momento/

 

https://www.harpersbazaar.com/es/moda/tendencias/g28420570/burberry-logo-monograma-cuadros-tisci/

 

https://www.vogue.es/moda/news/articulos/burberry-estampado-check-bandera-gay-christopher-bailey/33201

 

https://www.whowhatwear.co.uk/burberry-check/slide5

 

https://www.theguardian.com/fashion/shortcuts/2018/feb/13/trenches-to-rainbows-the-story-of-the-burberry-check

 

https://uk.burberry.com/the-burberry-check/

 

http://www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=AN&reference=6384843&links=burberry&optimize=20120528&publicinterface=true

 

 



error: Este contenido esta protegido !!