El diseñador Amiri demanda a Zara por plagio

El diseñador Amiri demanda a Zara por plagio

Mike Amiri (un diseñador de moda con sede en Los Ángeles) demandó a inicios de 2020 a la filial en Estados Unidos de la firma española Zara. El motivo de esta demanda es el plagio de unos pantalones vaqueros comercializados por el diseñador bajo la etiqueta de “Amiri MX2 Jean Classic Indigo” y bajo el nombre “Combination Skinny Biker” por la cadena Zara.

 

 

Después de presentar una demanda de más de 3 millones de dólares contra Zara a principios de este año, acusándole de violar la ley vendiendo unos vaqueros que tienen “similitudes obvias y abrumadoras” con sus propios jeans MX2, el pasado lunes 15 de septiembre Amiri ha presentado una modificación para incluir a todo el grupo Inditex en su demanda.

 

En la demanda inicial, el diseñador exigía la cantidad ya mencionada de 3 millones de dólares por los daños causados y en concepto de honorarios y costes legales. En el documento enviado al juzgado, el demandante declara textualmente “teniendo en cuenta el infinito número de formas en que pueden ser diseñados unos vaqueros, Zara decidió plagiar hasta el último detalle del diseño de forma consciente e intencionada”.

 

En esta nueva demanda presentada el día 15 de septiembre, Amiri afirma que no únicamente Zara está involucrado en este asunto, sino que también Inditex lo estaría y lo reclama como responsable de todo lo establecido en la demanda inicial, incluida la dilución de la imagen comercial y la competencia desleal según la Ley estatal de California.

 

El diseñador argumenta que los pantalones vaqueros MX2 que lanzó en 2019 “son distintivos y reconocibles al instante” con características como “denim elástico, detalles de panel de cuero plisado, bolsillos exteriores con cremallera en los muslos, cierres de cremallera en la línea de la rodilla y zonas desgastadas a mano por toda la prenda”.

 

 

Tal y como podemos observar en la imagen adjunta, a la izquierda se encuentran los pantalones del diseñador Amiri MX2 Jean Classic Indigo, y a la derecha el supuesto “plagio” de Zara.

 

Amiri comercializa los mencionados vaqueros por el precio de 1.150 euros, y el modelo Combination Skinny Biker ya no se encuentra disponible en la web de Zara, pero tenía un valor de 50 dólares.

 

Zara niega las acusaciones, afirmando, que la marca no tiene “ningún derecho de imagen protegible (en el diseño de los vaqueros) porque el diseño es funcional, genérico y no distintivo”.

 

Sin embargo, esta no es la primera vez que el gigante Inditex es acusado de plagio, Tuesday Bassen, una ilustradora estadounidense también denunció en 2019 a Zara por plagio, a lo que la marca respondió que sus diseños pecaban de “falta de distinción”

 

En esta imagen podemos comparar diseños de Tuesday Bassen con los de las “copias” de Zara.

 

En 2012, les llegó el turno a algunas blogueras de moda tales como Andy Torres, Miss Pandora o Le Blog de Betty, que encontraron sus imágenes estampadas en camisetas de Inditex. Ninguna de estas Bloggers había dado su consentimiento.

 

 

A la izquierda, imagen del blog de Miss Betty, a la derecha, camiseta estampada de Inditex con su imagen.

 

A la izquierda, foto de Le blog de Betty y a la derecha camiseta de Inditex.

 

Imgen de Louise Ebel a la derecha, a la izquierda camiseta de Inditex.

 

A todo esto, Inditex respondió que el diseño de esta línea de camisetas salió de un proveedor externo. Ninguno de estos casos llegó a juicio, ya que Inditex retiró las camisetas del mercado y las Bloggers de moda se dieron por satisfechas.

 

Estos son algunos de los muchos casos de plagio por los que se ha señalado a Inditex, aunque no es el único que se “inspira” en diseños ajenos a la hora de crear los suyos. En el mercado de la moda, es muy difícil en ocasiones delimitar cuándo estamos hablando de plagio o de inspiración.

 

Plagiar, es “copiar una obra ajena y atribuirse la autoría”, es un fraude ya que supone una usurpación, por ello siempre es ilícito incluso en aquellos casos en los que la copia está permitida. La inspiración, sin embargo, se basa en “los elementos que no son apropiables porque se entiende que constituyen el acervo cultural común, y por ello deben permanecer libres, ya que se consideran estímulos que animan la labor creadora en las artes o las ciencias” (definción del Diccionario de la Real Academia Española).

 

En consecuencia, en los casos que terminan llegando a juicio, tales como el de Amiri vs. Zara, debemos esperar a la decisión de un juez para que considere si estamos ante un caso de plagio o no y atribuya las consecuencias pertinentes.

 

Links

*El caso de Amiri vs Zara es  Atelier Luxury Group LLC v. Zara USA, Inc.

* https://obsbusiness.school/es/blog-investigacion/propiedad-intelectual/copia-plagio-o-inspiracion

* https://www.rae.es

 



error: Este contenido esta protegido !!