CRISTÓBAL BALENCIAGA: DISEÑOS 2

CRISTÓBAL BALENCIAGA DISEÑOS

CRISTÓBAL BALENCIAGA: DISEÑOS 2


CONOCE ALGUNOS MÁS DE LOS DISEÑOS DE MODA MÁS CÉLEBRES E ICÓNICOS DEL MAESTRO CRISTÓBAL BALENCIAGA.

 

En esta entrada seguimos conociendo otras creaciones icónicas del maestro de la moda Cristóbal Balenciaga, quien con su dominio en el manejo de las telas creó verdaderas obras de ingeniería, sin perder el glamour  que ha caracterizado su trabajo.

A través de los años, Balenciaga desarrolló un estilo bastante rompedor que desafiaba la tendencia de la época, que consistía en resaltar la cintura de avispa de la mujer. A pesar de que muchas de estas innovaciones del maestro Cristóbal Balenciaga fueron  destrozadas por la prensa de la época, sus clientas permanecieron leales a él vistiendo estas creaciones y, a la larga, estas siluetas han permanecido en el tiempo, con sus épocas más en tendencias que en otras.

Para Cristóbal Balenciaga, según sus palabras:

 

“un buen modisto debe ser un arquitecto para la forma, pintor para el color, músico para la armonía y filósofo para la medida”. 

 

Por ello, realizaba sus creaciones de forma muy artesanal, poniendo de primer lugar la perfección y lo que mejor le quedaba al cuerpo de su clienta antes que dejarse llevar por los preceptos de la moda.

En consecuencia, la masificación de la moda a través del modelo pret-a-porter no era para él la vía ideal para crear ropa, el maestro Balenciaga no concebía la producción masiva de la ropa debido a que cada cuerpo es diferente, y siempre trataba de hacer sus creaciones de acuerdo a las necesidades de sus clientas.

Por lo que esto más al paso de la edad, Cristóbal Balenciaga se retiró de la moda en el año 1968, teniendo la edad de 73 años. Pero, a pesar de ello, Balenciaga nos dejó ultimas muestras de su genialidad a través de sus últimas creaciones: los uniformes para las azafatas de Air France, y el vestido de novia que lució Carmen Martinez-Bordiu y Franco en su boda con el Duque de Cádiz (nieto de la reina Victoria Eugenia, una de  las primeras clientas del maestro).

Así que sigamos haciendo el recorrido por la obra del genial maestro de la moda:

 

CRISTÓBAL BALENCIAGA Y SU VESTIDO “BABY DOLL”

 

Otra de las creaciones más relevantes de Cristóbal Balenciaga, el baby doll dress es un vestido cuya silueta es de forma trapezoidal, es decir, que sigue con su tendencia contra corriente de la época siendo un modelo que queda holgado. La primera vez que  el maestro presentó este modelo fue en el año 1957.  El primer vestido baby doll consistía en  un traje negro de encajes en cuyo interior se encontraba otro vestido más ceñido a la silueta. Podía añadírsele  una cinta en la cintura para que quedara más ajustado.

Este vestido se convirtió en un imprescindible de Balenciaga, presentando  variaciones del mismo a lo largo de su carrera. Al contrario de otros diseños como el sack dress, el baby doll  fue alabado por la  prensa ya que consideraban que era muy femenino.

Se dice que el baby doll de  Cristóbal Balenciaga sirvió como inspiración a la silueta Trapeze que Yves Saint-Laurent presentó al año siguiente para Dior. Además, esta creación del maestro fue el prototipo del vestido silueta de trapecio que fue una tendencia absoluta en la década de los 60.

 

CRISTÓBAL BALENCIAGA  Y LA CHAQUETA BALLOON.

 

 

Sin  duda otra de las siluetas más innovadoras de Balenciaga es la de la chaqueta balloon (o globo en castellano). Consiste en una chaqueta, cuya forma parece ser la de una esfera. Este efecto de exagera aún más en la parte de las mangas, de ahí su nombre de globo. El maestro presentó por primera vez esta silueta en el año 1953, y se hizo otra recurrente en su creación porque le permitía seguir jugando con las proporciones, sobre todo en la parte superior del cuerpo.

Esta silueta ha sido muy seguida por diseñadores, entre ellos la japonesa Rai Kawakubo de Comme Des Garcons.

 

BALENCIAGA Y EL VESTIDO PAVO REAL

 

 

Otra innovación del maestro Cristóbal Balenciaga fue el vestido de pavo real, también conocido como peacock tail dress, debido a que en la falda del mismo juega con las proporciones, haciendo de la parte delantera de la falda más corta, mientras que la posterior era larga.

Balenciaga la presentó por primera vez en el año 1958, inspirándose en el estilo de los trajes de flamencos. A partir de ahí se convirtió en todo un clásico del diseñador español, y otra de sus siluetas más imitadas inclusive en la actualidad.

 

CRISTÓBAL BALENCIAGA Y EL PALABRA DE HONOR

 

 

Balenciaga es considerado el creador del corte palabra de honor o imperio, como también es conocido, en su forma actual. Para su versión de este corte, Balenciaga se inspiró en las obras de pintores clásicos como Goya, Velásquez y Zurbarán. Este es un corte intemporal en  el vestuario femenino.

 

TRAJE BALENCIAGA DE GRACE KELLY

 

 

 

Grace Kelly, la estrella de Hollywood convertida en princesa de Mónaco, es uno de los iconos de la moda más atemporales de todos los tiempos. Por lo que no resulta ninguna sorpresa saber que fue una clienta del modisto vasco. Para ella creó varios vestido, algunos de los cuales han sido exhibidos.

Entre las piezas que creó para la Princesa destacan este traje compuesto de tres piezas, cuya particularidad es que se encuentra confeccionada en tejido cheviot, un material que era más común usarlo en el vestuario masculino.

Este conjunto no significa que sea una reinterpretación del vestuario masculino, ya que vemos características propias de las  creaciones del maestro como lo es la capa despegada de la silueta. Esta creación data del año 1962. Además, ha probado ser una silueta intemporal, ya que hemos visto a su nuera, la princesa Charlene, usar este tipo de trajes.

 

EL ABRIGO DE LA CONDESA VON BISMARK

 

 

 

La condesa Mona Von Bismark fue una de las clientas más leales de Cristóbal Balenciaga durante muchos años. Se dice que cuando el maestro anunció su retiro de la moda, la condesa se encerró en su habitación durante tres semanas debido al impacto que le causó la noticia.

Para ella, Balenciaga creó muchos looks, pero uno de los más destacados es este abrigo que data del año 1955, y  para su creación se inspiró en el robe a la francaise del siglo del siglo XVIII. En este abrigo encontramos características de Balenciaga, tales como su volumen ancho, las mangas tres cuartos (al maestro le gustaba usar esta medida de mangas para que sus clientas pudieran lucir sus joyas o los guantes tan de moda en esos tiempos).

También en este traje vemos los pliegues trabajados de forma exquisita por el maestro.

 

EL TRAJE DE NOVIA DE FABIOLA DE BÉLGICA

 

 

 

Una de las creaciones cumbres de Cristóbal Balenciaga, es el vestido que Fabiola de Mora y Aragón lució el día de su boda con el rey Balduino de Bélgica. Fabiola era la nieta de la Marquesa de Casa Torres,  mecenas del maestro. De hecho, la relación de Balenciaga con la familia de la marquesa siempre fue muy estrecha. Por lo tanto, ya el creador conocía muy bien a Fabiola cuando le diseño el vestido.

La boda se celebró el día 15 de diciembre de 1960, estando la ciudad de Bruselas a bajas temperaturas. Tomando en cuenta esto, el maestro creó un espectacular vestido de seda en color marfil, con detalles de visón blanco a la altura de la cintura, del  escote y la cola.

El escote del traje tiene forma de bote y las mangas son japonesas. La falda del vestido es fruncida a la altura de la cadera, y es un poco más corta en la parte delantera comparada con la parte de atrás. A partir de los hombros sale la larga capa que sirve como cola del vestido de una mujer que está convirtiéndose en reina.

 

 

De este diseño ha dicho el diseñador Lorenzo Caprile:

 

“El traje de novia de la reina Fabiola de Bélgica ha sido una de las creaciones icónicas del Maestro Balenciaga y uno de los modelos nupciales más copiados del siglo XX”.

 

EL TRAJE DE NOVIA DE CARMEN MARTINEZ-BORDIÚ

 

 

Este vestido probablemente sea el último diseñado por Cristóbal Balenciaga, ya que el maestro falleció a los pocos meses de haberse celebrado la boda. Esta era la primera vez que la novia usaba un traje de Balenciaga, sin embargo, ella misma decidió que el maestro sería el creador de su vestido de boda, debido a la relación con su familia (fue el modista favorito de su abuela, Carmen Polo).

El traje fue confeccionado en Madrid, en un taller que pertenecía a antiguos modistas  de Balenciaga. Y estaba hecho en raso natural color blanco con reflejo gris, proveniente de la casa suiza Abraham, que también colaboraba con el maestro. Sobre el vestido se encuentra bordados con motivo flores de lis, el símbolo de la casa Borbón, hechos de perlas y cristales. El cuello del vestido era bajo para resaltar aún más su largo.

La propia Carmen Martinez-Bordiú cuenta que las pruebas del vestido se las hizo el propio maestro y que se les hacían largas, debido a que Balenciaga la hacían andar por todo el salón y era muy perfeccionista. Sin duda todo un Maestro hasta en sus últimos momentos.

Tanto este vestido como el de Fabiola de Bélgica fueron donados al Museo Balenciaga.

 

 

CRISTÓBAL BALENCIAGA Y EL UNIFORME PARA AIR FRANCE

 

 

En el año 1968, el mismo de su retiro, Cristóbal Balenciaga aceptó el encargo más curioso de su carrera, diseñar el uniforme de las 1,300 azafatas de Air France, en ese entonces, la principal empresa aérea a nivel mundial.

Debido a su magnitud e impacto a nivel mundial, Air France consideraba a sus azafatas unas “embajadoras” de Francia a nivel mundial, por ello,  la empresa consideraba que debían mostrar lo mejor de la moda francesa. Le empresa ya había trabajado con Dior en el año 1962 con Dior para esta misma tarea.

Según cuenta Igor Uria, del Museo Balenciag, a Vogue:

 

“el director de transporte de Air France le hace la propuesta a Cristóbal Balenciaga, teniendo en cuenta que los modelos del modista de Guetaria se identificaban por su atemporalidad, precisión, comodidad y elegancia con la filosofía de la compañía. Estas mismas características  se consideraban imprescindibles para los uniformes de quien era la imagen de Air France”.

 

Contra todo pronóstico, Cristóbal Balenciaga aceptó la propuesta, a pesar de que en sus talleres se trabajaba de forma artesanal. Sin embargo, el maestro asumió este trabajo a su manera, ya que él mismo tomó las medidas e hizo los ajustes en los cuerpos de  las azafatas, en un taller improvisado en el aeropuerto de Orly.

La confección de casi un millón de piezas la hizo el taller Mendes, fabrica especializada en el pret-a-porter de lujo. Pero, eso sí, nada fue confeccionado hasta tanto Balenciaga no diera su aprobación.

Los uniformes constaron en trajes de dos piezas, compuestas de chaqueta cruzada y faldas a tablas. Se hicieron dos versiones, una para el invierno y otra para el verano. Estos uniformes recibieron criticas mixtas, sin embargo, a larga fueron un éxito porque fueron usados durante casi diez años.

A pesar de que sean lo más pret-a-porter realizado por Cristóbal Balenciaga, el creador no comprometió su visión y forma de tranajar. Algunos de estos ejemplares se encuentran en su Museo.

Esta muestra es muy poca de una carrera que se extendió durante más de cincuenta años, pero nos enseña el inmenso talento y técnica de Cristóbal Balenciaga.

 

TE RECOMENDAMOS LOS SIGUIENTES LIBROS DEL MAESTRO BALENCIAGA QUE PODRÁS ADQUIRIR EN AMAZON.

 

.

 

 

 

 

 

Tags:


error: Este contenido esta protegido !!
0
    0
    Tus descargas
    No tienes descargasVolver a descargas