COSMÉTICOS DE FARMACIA

COSMÉTICOS DE FARMACIA

Son muchas las revistas del mundo de la moda que se hacen eco de las bondades y aconsejan el uso de cosméticos de venta en farmacias y parafarmacias

Dichos productos cosméticos pertenecen a empresas del sector, como Bio-Oil, XHEKPON, Sesderma, Avène, La Roche-Posay, pero hay farmacias que elaboran sus propios cosméticos con todas las garantías de seguridad que marca la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, puesto que los cosméticos, aunque tienen su propia normativa, también están regulados por la Ley del Medicamento y Productos Sanitarios.

 

Cosméticos fabricados en farmacias.

 

@jcomp

Asimismo, una de las ventajas de la fabricación de productos cosméticos en las farmacias es que éstos pueden ser personalizados para cada cliente, pero no se debe confundir con el servicio que algunas farmacias prestan con respecto a la cosmética personalizada desde el análisis de la piel, pues en este caso se analiza la piel del cliente y se le aconseja el producto que mejor le convenga a las características de su piel. En el concreto supuesto de la fabricación de un cosmético en el laboratorio de una farmacia, se hace referencia a que a partir de las necesidades y características de la piel del cliente se le fabrica un cosmético personalizado para uso exclusivo de esa persona.

 

Requisitos para la fabricación de cosméticos en farmacias.

 

Pero ¿son aptas las instalaciones de todas las farmacias para la fabricación de los cosméticos?; la respuesta la encontramos en el Real Decreto de Productos Cosméticos, que entiende que las farmacias pueden contar con las instalaciones adecuadas para la fabricación de cosméticos, sin ser necesario disponer de autorización para la actividad, ni la documentación técnica exigida por la normativa de cosméticos. Todo ello se  sobreentiende porque las farmacias son establecimientos sanitarios aptos para poder fabricar productos cosméticos, pues para obtener la licencia de apertura y funcionamiento de la misma, se han sometido a un puntilloso proceso de autorización sometido a las autoridades sanitarias autonómicas.

 

Requisitos técnico-sanitarios para la fabricación de productos cosméticos en las farmacias.

 

El contenido en la normativa sobre productos cosméticos requiere a las farmacias los siguientes requisitos:

 

  • Disponer de unas instalaciones adecuadas para la fabricación de los cosméticos.

  • Disponer de personal cualificado, lo cual supone contar con un técnico responsable con la titulación pertinente, que podrá ser un tercero o el propio farmacéutico/a.

 

  • Disponer de un sistema de calidad actualizado y que establezca responsabilidades, procesos y medidas de gestión para la fabricación.

  • Disponer de los registros que permitan verificar que las actividades se han llevado a cabo conforme a los procedimientos y especificaciones establecidas, para poder llevar un correcto seguimiento de los posibles efectos secundarios de los cosméticos.

 

 

Garantías de los cosméticos fabricados en farmacias.

 

Todos estos requisitos parecen demasiados para que puedan ser cumplidos por todas las farmacias de España y así es, pues cotejando con el Real Decreto 175/2001, de 23 de febrero, por el que se aprueban las normas de correcta elaboración y control de calidad de fórmulas magistrales y preparados oficinales, sólo aquellas oficinas de farmacia que tenga laboratorio se les supone la capacidad de poder fabricar cosméticos.

Otra de las garantías de la fabricación de productos cosméticos en las farmacias es la rigurosa vigilancia que tienen a través de las inspecciones que llevan a cabo las autoridades sanitarias aplicando la normativa del medicamento, siendo muy cuantiosas las sanciones que se les puede aplicar en relación con los cosméticos, las cuales pueden bascular entre 6.000 y 600.000 euros.

Por otra parte, las farmacias tienen la obligación de la cosmetovigilancia, esto es, un proceso instaurado por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios para conocer los efectos adversos de los productos cosméticos, de tal manera que en caso que el farmaceútico/a conozca la existencia de efectos adversos de un cosmético fabricado por él mismo, lo deberá poner en conocimiento de las autoridades sanitarias.

 

En conclusión, es una buena opción acudir a una farmacia, que tenga laboratorio, y siendo consideradas centros sanitarios para que nos personalicen un cosmético, pues contará con la aprobación de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, siendo una garantía para la salud.

 



error: Este contenido esta protegido !!