CÓMO LA MODA CHILENA PUEDE SOBREVIVIR AL COVID-19

CÓMO LA MODA CHILENA PUEDE SOBREVIVIR AL COVID-19

El impacto del Covid-19 en el primer semestre de 2020

 

Sin lugar a dudas, que el Covid-19 ha marcado la pauta para los primeros meses del año a nivel mundial, cambiando por completo nuestro día a día. En Chile todo comenzó a comienzos del mes de marzo, pero a muchos nos parecía aún algo lejano, razón por la cual hasta el momento seguíamos con nuestras vidas como de costumbre. El 15 de marzo el gobierno decretó la suspensión de las clases en todo el país por un período de dos semanas, 3 días después decretó el estado de excepción constitucional de estado de catástrofe, y el 22 de marzo se decretó toque de queda en todo el territorio nacional.

 

En paralelo a las medidas anteriores se han dispuesto barreras sanitarias, y hay algunas comunas – las más afectadas – con cuarentena total o parcial. De acuerdo con cifras oficiales entregadas por el Gobierno de Chile[1], hasta las 21 horas del día 7 de abril contábamos  con 430 casos nuevos de coronavirus, 5546 casos totales, y 48 personas fallecidas.

 

El escenario hoy, como en muchos países ya venía ocurriendo, es un país medianamente paralizado,  parte de la población realiza tele trabajo, y los que no pueden salen a trabajar intentando cumplir con todas las medidas sanitarias posibles para evitar el contagio.

La semana pasada con Luis Miranda, Director de @modacl hicimos un Instagram Live en que hablamos del impacto del Covid-19 en la industria de la moda chilena, y al día siguiente compartí un espacio parecido con varias Fashion Lawyers de Latinoamérica en que analizamos las medidas que cada gobierno ha tomado respecto a esta pandemia, en particular qué medidas serían aplicables a la industria de la moda latinoamericana. Hoy, pretendo compartir con ustedes una serie de tips, o lo que podríamos llamar “la ley en fácil”, respecto de cómo la industria de la moda chilena puede sobrevivir al Covid-19.

Luis Miranda, Director de @modacl

 

CONTEXTO

Respecto de los Malls, que alojan a gran parte de las tiendas del sector del  retail – y en el caso del mall Parque Arauco, algunas del sector del lujo – el 18 de Marzo el Gobierno de Chile ordenó el cierre de todos los malls y centros  comerciales del país a partir del día siguiente, lo que sin duda alguna, dejó al personal que trabaja en estas tiendas con una gran incertidumbre.

Respecto del diseño de autor, como ya les he contado en otra oportunidad[2], en Chile ésta aún es una industria pequeña, que recién hace unos 6/7 años atrás comenzó a tener mayor crecimiento en nuestro país. Dentro de ésta podemos encontrar a los diseñadores que se podría decir son los “más conocidos” y que en su gran mayoría su marca opera dentro de lo que se denomina trabajo formal.

Sin embargo, en lo que respecta a gran parte de esta industria, a las pymes, a esas marcas pequeñas que solo tienen una tienda en Instagram, o aquellas que están recién comenzando operan en su gran mayoría en la informalidad. En relación con lo anterior, me llamó la atención lo que Francisca Tornero – Presidenta de la asociación gremial Moda Chile – dijo hace unos días para Quinta Trends[3], señalando que al ser éste un rubro en su mayoría informal es difícil para ellos acogerse a los beneficios que ofrece el Gobierno. Hoy quisiera, sin ser ésta una asesoría legal, decirles que sí hay y habrán alternativas, las que procederé a explicar a continuación.

Lanzamiento de Asociación Gremial Moda Chile en 2013

 

PROGRAMAS DE AYUDA A PYMES Y EMPRENDEDORES

Respecto de las medidas y programas de ayuda a pymes – en este caso de moda – encontramos la Ley 21.225 más conocida como “Ley Bono Covid-19”[4] que entró en vigencia el 2 de Abril de 2020. Algunos de los beneficios que contempla esta ley son los siguientes: durante 6 meses se suspenderá el cobro del impuesto de timbres y estampillas que grava operaciones de créditos de las empresas y de las personas; además, se realizará una nueva capitalización del Banco Estado por 500 millones de dólares para fortalecer la capacidad que tiene el banco de otorgar crédito a la pyme que lo requieran.

En materia tributaria, una de las medidas más importantes es respecto del pago del IVA, en que los contribuyentes que sean susceptibles de acogerse a esta medida (quienes cumplen con requisitos para acogerse al régimen pyme, o sea, que tengan un promedio annual de ventas no superior a 75.000 UF, entre otras) tendrán la opción de prorrogar  el plazo  de pago de éste impuesto durante los meses de abril, mayo y junio, el cual deberán pagarlo a partir del mes de julio 2020.

 

 LEY DE PROTECCIÓN AL EMPLEO[5]

Lo primero que quisiera que las marcas entendieran, es que estamos en una situación totalmente excepcional y que nos afecta a todos. Hay quienes, respecto de las repercusiones económicas que ésta pandemia está causando y causará la han comparado con la crisis sub prime del año 2008. Al ser una situación tan excepcional, ninguno de nosotros estaba preparado para esto, tanto como los grandes retailers, como las marcas medianas y las más pequeñas.

En concordancia con lo anterior las repercusiones económicas que puede causar para un retail que por ejemplo se encuentra con todas las tiendas que se encuentran en los distintos malls del país cerrados, significa que la gente al menos por esa vía, no puede comprar (después nos referiremos al e-commerce). Lo mismo sucede con una marca más pequeña que quizá solo tiene una tienda, puede ser que se encuentre dentro de una comuna con cuarentena total, por ende no puede abrir – lo que significa no venta física – ó puede ser que se encuentre en una comuna que no tiene cuarentena total, sin embargo por la situación en que estamos la gente no irá a su tienda a comprar.

 

En los 3 casos anteriores el resultado puede ser el mismo, la marca al no estar teniendo ingresos (o la misma cantidad que tenía en circunstancias normales), se ve en una situación desde el punto de vista económico muy complicada y si ocurre lo peor que es que quiebre, los trabajadores de ésta – ya sea vendedores, costureras, etc – perderán sus trabajos que es lo que no queremos que ocurra, y que es lo que la ley de protección al empleo no quiere./h5>

 

La ley de protección al empleo entró en vigencia el lunes 6 de Abril y contempla 3 posibilidades, las cuales pueden ayudar tanto al retail respecto de sus trabajadores, como a las marcas chilenas más pequeñas. La primera opción se refiere a la suspensión del contrato de trabajo por acto de autoridad, en este caso si la autoridad declara la paralización de las actividades económicas de manera temporal ya sea para el país o para una zona en particular, se susoenderá por el solo ministerio de la ley la relación laboral entre por ejemplo la marca, y la costurera que trabaja para ella. Ahora nos preguntamos, ¿qué pasa con la remuneración? La ley señala que el empleador continuará pagando las cotizaciones provisionales y de Salud al trabajador y la remuneración la recibirán con cargo al Seguro de Cesantía, de la manera que explicaré más adelante.

Una segunda opción que contempla la ley es el pacto se suspensión de contrato, que aplicaría en el caso de que una tienda se vea afectada, total o parcialmente por esta crisis sanitaria, caso en que se permite al empleador acordar con sus trabajadores la suspensión temporal del contrato de trabajo. Recordemos que es una suspensión, la relación laboral no termina, y también hay que recordar  que estamos en una situación totalmente especial y que es mejor que el trabajador reciba parte del sueldo por un tiempo a quedar desempleado. Respecto de esta segunda opción, sucede lo mismo que en el primer caso, el empleador debe continuar pagando las cotizaciones provisionales y de Salud, y la remuneración la recibirán con cargo al Seguro de Cesantía.

La tercera opción contemplada por esta ley es el pacto de reducción temporal de la jornada de trabajo. En este caso puede suceder que por ejemplo la marca por la situación en la que nos encontramos no tenga los recursos para pagar el sueldo a todos sus trabajadores, sin embargo la opción de dejarlos a todos o a una parte de éstos sin trabajo tampoco parece la mejor opción. La solución que está tercera opción ofrece es que el empleador acuerde ya sea de manera individual o colectiva la reducción de hasta un 50% la jornada de trabajo de sus trabajadores. Respecto de la remuneración, éstos trabajadores recibirán una remuneración proporcional y un complemento de hats un 25% con cargo al Seguro de Censantía.

Respecto del seguro de cesantía éste puede durar al rededor de 5 a 7 meses. Entonces en el los casos de las opciones 1 y 2, el primer mes la costurera va a recibir un 70% de su sueldo, y mes a mes se irá descontando un porcentaje. En el caso de que el seguro se agote,, se recurre al fondo solidario. Hay que recordar que el gobierno inyectó 2000 millones de dólares al fondo solidario.

 

¿QUÉ PASA CON ESA INDUSTRIA DE LA MODA QUE TRABAJA DE MANERA INFORMAL?

 

Como mencionamos anteriormente, la industria de la moda chilena opera en su mayoría de manera informal, y hasta ahora, las medidas que el Gobierno había proporcionado para enfrentar el impacto de esta crisis sanitaria había dejado a este sector de la industria en una suerte de indefensión. Afortunadamente, el miércoles 8 de Abril el Presidente Sebastián Piñera anunció[6] la segunda etapa del plan económico de emergencia.

El primer foco a tratar sería “proteger a las familias a través de la creación de un fondo de US$2.000 millones para entregar mayores beneficios y crear más empleos para las personas y familias vulnerables. Esto beneficiará especialmente a los 2,6 millones de trabajadores informales, sin contrato de trabajo, y que hoy no tienen la protección del seguro de desempleo[7]. Un segundo foco, sería ayudar a las pymes y empresas que lo requieran a través de líneas de financiamiento con garantia estatal.

TIPS PARA LA INDUSTRIA

Finalmente, quisiera brindarles una serie de consejos o tips que pueden servirles para manejar mejor esta crisis.

Lo primero, como lo he mencionado varías veces a lo largo de este artículo, es entender que nos encontramos en una situación excepcional. Esta crisis sanitaria no la estoy viviendo solo yo, ni tampoco solo ustedes, es a nivel mundial, claro está que afecta a unos y otros de diversa manera, pero considero importante el entender que todos nos encontramos en la misma situación.

En concordancia con lo anterior, un segundo tip sería la comunicación. Mantener una línea de comunicación directa tanto con los consumidores – que hoy más que nunca requieren de la honestidad de la marca – como también con todos los agentes que la marca se encuentra en relaciones.

Por último, utilizar los canales digitales, si la marca no tiene un e-commerce, una solución rápida sería vender por Instagram, lo importante es no dejar de funcionar, ya que independiente de estar en una situación de crisis, tu marca, tu empresa debe seguir funcionando.

Referencias

http://[1] https://www.gob.cl/coronavirus/cifrasoficiales/

http://[2] https://enriqueortegaburgos.com/fashion-law-en-chile-una-mirada/

http://[3] https://www.quintatrends.com/2020/03/moda-chile-analiza-la-situacion-de-la.html

http://[4] https://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1144002

http://[5] https://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1144080

http://[6] https://prensa.presidencia.cl/comunicado.aspx?id=149692

http://[7] https://prensa.presidencia.cl/comunicado.aspx?id=149692