Enrique Ortega Burgos

Las 10 Cosas Que No Sabías De Michael Kors

Michael Kors es uno de los diseñadores más renombrados de los Estados Unidos, gracias a su estilo glamoroso pero cómodo al mismo tiempo, haciendo del glamour algo un poco más accesible, y también  a su participación en el famoso reality show Project Runway. Por ello, conoceremos algunos datos curiosos que no acerca de la vida de este gran diseñador. Comencemos:

 

1. MICHAEL KORS O KARL ANDERSON

 

Foto cortesía: spreadingthequirky.blogspot.com

 

Cuando el diseñador nació le fue puesto el nombre  Karl Anderson Jr. Sin embargo, cuando su madre contrajo nuevas nupcias, le propuso adoptar un nuevo nombra en vista de que tendría un nuevo apellido (el segundo esposo de su madre se llamaba Bill Kors). Por lo que eligió sus nombres favoritos: Michael David.

Pero más adelante, en una entrevista dijo que este cambio de nombre de alguna manera  fue profético, ya que según sus palabras, en la moda solo puede haber un solo Karl, en referencia al gran Karl Lagerfeld.

 

2. MICHAEL KORS Y SU GLAMOROSA FAMILIA

 

Michael Kors con su madre Joan Hamburger

 

Michael Kors creció dentro de una familia donde se vivía la moda. Uno de sus abuelos trabajaba en una empresa textil, quien le dio lecciones en relación al buen vestir. Por su parte, su abuela materna era fanática del diseñador norteamericano Bill Blass.

Mientras su madre, Joan Hamburger, fue modelo profesional y entre las compañías para las que modeló se encuentra Revlon.

 

3. MICHAEL KORS, EL NIÑO DISEÑADOR

 

 

A la tierna edad de 5 años, cuando su madre se casó con Bill Kors, el pequeño Michael Kors hizo su primer “diseño”. Le recomendó a su madre que le quitara los lazos a su vestido de novia, sugerencia a la cual su madre le hizo caso.

Posteriormente, en su adolescencia, el joven Kors abrió su “primera” tienda en el sótano de la casa de su madre, que se llamó “Iron Butterfly”,  siendo un éxito para el adolescente, que toda su “colección” se agotó en una semana. Inclusive, pudo costearse por sí mismo un reloj Cartier Tank como resultado de esta primera aventura empresarial.

 

4. MICHAEL KORS, EL ACTOR

 

Durante su infancia, Michael Kors fue un niño actor. A los cuatro años protagonizó un comercial para los cereales Lucky Charms. En este período tomó clases de actuación en Manhattan. Inclusive, llegó a participar en castings y a tener su agente.

Sin embargo, prontamente, el pequeño Michael Kors supo que la actuación no era lo que realmente le llenaba. Sobre su breve incursión en la actuación dijo lo siguiente: “Pero mientras estaba en mis clases, pensaba, esto no va a funcionar…voy a terminar como mozo en un restaurant”.

 

5. MICHAEL KORS Y STUDIO 54

 

Barry Manilow durante el cierre del desfile otoño 2019 de Michael Kors

 

Michael Kors es un diseñador  que se ha inspirado en la ciudad de Nueva York para sus creaciones. Sin embargo, un lugar de Nueva York que capturó su imaginación en su juventud y aún lo sigue impactando, es el legendario local  Studio 54.

Studio 54 fue un local nocturno cuya época esplendorosa se vivió entre los años 1977-1980, con sus alocadas fiestas, riguroso criterio de admisión y el consumo de drogas, se convirtió en el lugar icónico de la época disco.

Algunas de las figuras que frecuentaban el lugar eran Grace Jones, Mick Jagger, Bianca Jagger, Cher, Elton John, Halston, Liza Minelli, Freddy Mercury, entre muchos otros… incluyendo a Michael Kors. Kors prefirió ir a Studio 54 antes que a su fiesta de graduación, momento del cual dice sintió que fue su gran entrada a Nueva York.

Por ello, para la colección otoño 2019, Michael Kors se inspiró justamente en Studio 54, creando looks que evocan esa época del esplendor disco, abundando plumas y lentejuelas. Inclusive, el desfile de esa colección se hizo como si fuera un local nocturno, cerrando el desfile el cantante Barry Manilow interpretando la canción “Copacabana”.

De su inspiración por Studio 54 dice: “Studio 54 era como la perfecta fiesta planeada, una mezcla ecléctica de gente y moda. Se veían jeans al lado de trajes de noche, ropa deportiva al lado de vestidos de coctel, todo mezclado. Cuando pienso en la mezcla de Nueva York, aun vemos esto hoy en día: alguien en la mañana apresurado yendo a su trabajo y los chicos de los clubs regresando a sus casas. Es esa mezcla lo que hace a Nueva York tan maravillosa”

En este sentido, la compañía de Michael Kors se hizo con la licencia de uso de la marca Studio 54, y lanzó una colección cápsula llamada, justamente, Studio 54, donde el gran protagonista era dicho logo. Con esta colección, Michael Kors buscaba revivir esta época tan decadente para los más jóvenes.

Sin embargo, el antiguo propietario del local, Ian Schrager, quiso “desmentir” a Michael Kors declarando lo siguiente: “No creo que Michael Kors haya estado alguna vez en Studio 54. Realmente no lo recuerdo. Esto no es más que alguien de la industria del vestuario tratando de aprovecharse del recuerdo para vender más ropa que no tiene nada que ver con Studio 54”.

 

6. MICHAEL KORS Y SUS RUTINAS

 

Durante una entrevista a Harper’s Bazaar en su edición árabe, Michael Kors nos permite conocer su rutina diaria.  Entre ellas conocemos a sus mascotas, que si bien no son mediáticas como los pugs de Valentino o Choupette, la gata de Karl Lagerfeld, es indudable el amor que siente por ellas.

Sus mascotas son dos gatas, Bunny y Viola, nombradas así por dos de sus tías abuelas. Estas gatas son el despertador para Kors y su esposo, Lance LePere,  ya que puntualmente a las 6:15 am saltan a su cama donde realizan sus “piruetas” felinas. Posteriormente, el propio Kors, se encarga de alimentarlas.

A diferencia de Valentino Garavani, que se tarda aproximadamente una hora en su arreglo personal,  Michael Kors admite que no invierte mucho tiempo para ello. Sin embargo, tiene sus básicos para su arreglo que son el champú de camomila de Klorane, del cual dice es el mejor amigo para los rubios, crema suavizante de Kiehls y el brillo labial  Creme de la Mer, y ya está listo.

En su closet dominan las prendas negras y los zapatos negros. De hecho, tiene un par de sneakers  (negros, obviamente) de New Balance que fueron hechos exclusivamente para él, y  tiene más de 100 lentes de sol del estilo aviador.

Su excentricidad más grandes que tiene es que debe dormir con sábanas blancas porque las de colores lo perturban.

 

7. MICHAEL KORS Y BROADWAY

 

Michael Kors es fanático de los musicales de  Broadway.  Inclusive, en algún momento de su juventud consideró adicionar para participar en una obra, pero desistió de ello debido a que, según sus palabras, es un “terrible bailarín”.

Su amor por Broadway inició desde muy temprano. Cuando vio la obra A Chorus Line, fue un momento que lo marcó en su adolescencia, por el vestuario de los actores y el gran final de esa obra.

Aunque no se convirtió en estrella de Broadway, continúa vinculado a ese mundo. Una de sus actividades favoritas con sus esposo es ver obras de teatro, y se ha hecho amigo de estrellas de Broadway como Bette Midler y la legendaria Barbra Streisand.

Por ello, su colección por los 40 años de su marca se celebró en Broadway, lugar abrió por primera vez en un año debido a la crisis  de la pandemia, para ser parte de este gran acontecimiento. Además, durante  el desfile se promovió la iniciativa The Actors Fund,  para ayudar a más de  40.000 personas que trabajan en el cine, radio, teatro, televisión y la danza que se han visto afectado por la crisis ocasionada por la pandemia.

 

8. MICHAEL KORS Y VOGUE

 

Michael Kors en su infancia y adolescencia era fanático de la revista Vogue, emocionándose cada mes que su madre compraba la revista.  Inclusive, Vogue realizó una nota sobre su primera colección,  hecho que considera como su primera gran oportunidad en los medios.

Y si bien para el año 1981 Anna Wintour aún no era la mandamás de Vogue, en esa época trabajaba en la New York Magazine, escribió esto sobre el joven diseñador: “Michael Kors, 22, siente que la moda debe ser evolucionaria, no revolucionaria. Él planea continuar con colecciones pequeñas e intercambiables”.

No cabe duda de que Anna Wintour logró hacer una de las mejores descripciones de Kors, y aún sus piezas son intercambiables.

 

9. MICHAEL KORS EN PARIS

 

Desde 1997 hasta el año 2004, Michael Kors fue el director creativo de la casa francesa Céline, que es parte del conglomerado LVMH. Esto revivió su carrera después de haber pasado por un período de quiebra. Además, Kors  recibió el crédito de darle una imagen, un estilo a dicha casa francesa y revivirla.

Sin embargo, a pesar de su amor por la moda y el jet set, no logró adaptarse al círculo parisino de la moda que lo veían con desdén. Hasta el propio Karl Lagerfeld dijo de Michael Kors: “con su gran sonrisa y gestos, me recuerda a un asistente de ventas de una tienda por departamentos de medio oeste de los Estados Unidos”.

 Además, Michael Kors se sintió rechazado por los altos mandos de LVMH debido a que estaban más pendientes de los enfants terribles (Alexander McQueen, John Galliano y Marc Jacobs) que de él, por lo que llegó a decir “si eres un chico amable nadie te presta atención”.

 Una de sus anécdotas favoritas de su etapa en Francia, es que una vez, en plena Avenue Montaige, vio a una joven vestida de pies y cabeza de su marca, incluidos sus accesorios. Por lo que llegó a pensar que en tan solo una temporada había logrado cambiar la moda parisina.

Sin embargo, no se trataría de una joven parisina, sino que era Aerin Lauder, quien es miembro de la familia Lauder del gigante de los cosméticos, Estee Lauder, lo cual rompió las expectativas que se había hecho.

 

10. MICHAEL KORS, MULTIMILLONARIO

 

Michael Kors ya es oficialmente un multimillonario o, mejor dicho, un milmillonario. Este estatus se hizo oficial a partir del año 2014, cuando la revista Forbes hizo público que su fortuna alcanzó los 1.000 millones de dólares.

Su fortuna comenzó a incrementar exponencialmente a partir de finales de 2011, cuando la empresa Michael Kors Holdings, actualmente Capri Holdings Limited, comenzó a cotizar en la bolsa de valores de Nueva York. Se dice que en tan solo una jornada Kors ganó 100 millones de dólares. Tal fue el éxito de Michael Kors, que se pensó hacer lo mismo con la empresa de Marc Jacobs.

No cabe dudas de que es un largo camino y un triunfo para el diseñador, que tuvo que declararse en la quiebra a principios de los 90, y quien supo rodearse de un excelente equipo encabezado por John D. Idol.

 

 

Salir de la versión móvil