Enrique Ortega Burgos

Salvatore Ferragamo: su Museo 1995-actualidad.

 CONOCE EL MUSO DE SALVATORE FERRAGAMO EN FLORENCIA.

 

“Con sus exposiciones, el Museo Salvatore Ferragamo pretende promover el diálogo entre el arte y la moda en el que participan artistas contemporáneos”.

Situado en Florencia, en el sótano del medieval Palazzo Spini Feroni, Via Tornabuoni n. 2, el museo fue abierto y se inaugura al público en mayo de 1995, por la familia Ferragamo, en un esfuerzo por ilustrar las cualidades artísticas del maestro zapatero y el rol fundamental que desempeñó en la historia del diseño de calzado y la moda internacional.

Hay que rodearse de belleza para crear bellezas” afirmaba Ferrgamo cuando adquirió en 1938 el Palazzo Spini Feroni, una estructura magnifica de la arquitectura medieval que la familia Ferragamo ha restaurado cuidadosamente dándole su esplendor original;  de la  Florencia, que atesora el arte,  la cultura y la  tradición, reflejando un estilo de vida italiano por excelencia con inventiva,  creatividad, elegancia y sofisticación.

La restauración del palacio incluyó talleres de artesanía y talleres de alta costura, junto con famosas galerías de arte que exhibían obras de arte antiguas y modernas. El edificio, enmarcado por la belleza de Florencia, atravesado por su cultura, es hoy el símbolo mundial de la casa de moda Ferragamo, que tiene su sede allí; demostrando que la cultura italiana sigue viva gracias a los lugares donde se nutre y trabaja, proporcionando una prueba positiva de que la belleza genera belleza.

Además de ser un museo de moda dedicado a la vida y obra del diseñador de calzado italiano Salvatore Ferragamo y su compañía homónima, es un acervo histórico que documenta la obra artística del diseñador italiano. El museo contiene 10,000 modelos de zapatos creados y elaborados como propiedad de Ferragamo desde la década de 1920 hasta 1960.

Luego del fallecimiento de Salvatore en el verano de 1960, la colección de los diseños de calzado, fue ampliada por su viuda y sus hijos. El museo también incluye películas, recortes de prensa, material publicitario, ropa y accesorios desde la década de 1950 hasta la actualidad.

 

 

El nacimiento de la  idea corporativa Ferragamo.

 

La idea del museo surgió inicialmente cuando se organizó una exposición en el Palazzo Strozzi sobre la historia de Salvatore Ferragamo. La exposición fue de gira y fue presentada por algunos de los museos más prestigiosos del mundo, como el Victoria and Albert en Londres, el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, la Fundación Sogetsu Kai en Tokio y el Museo de Bellas Artes en México. La exposición temporal se convirtió gradualmente en permanente.

Antes de 1960, Salvatore diseñó zapatos de hombre, pero sólo para complacer la demanda de una exclusiva clientela relacionada con la industria cinematográfica, no se hicieron producciones en serie, el nombre de Ferragamo era sinónimo de calzado de mujer. El fundador de la marca, soñaba con expandir su empresa de renombre internacional en una marca de moda que vistiera a una mujer de pies a cabeza. Su sueño se hizo realidad, pero solo después de su muerte.

La hija mayor de Salvatore, Fiamma, y la única en trabajar directamente con su padre, se encargó de dirigir el negocio principal del calzado y artículos de cuero de la compañía, después de la muerte de Salvatore y junto a su madre Wanda, estuvo al frente de crear una corporación que registrara la trayectoria de la marca Ferragamo y le dio vida y forma a ese proyecto con el apoyo de historiadores y archivólogos.

Conocida por la prensa como la “adolescente de la moda”, Fiamma llegó a representar el estilo de Ferragamo en todo el mundo en zapatos y accesorios de cuero hasta su muerte en 1998. Dirigió el diseño, la producción y la venta de zapatos y bolsos, maletas y accesorios para hombres y mujeres.

Fiamma Ferragamo recibió el prestigioso Premio internacional Neiman Marcus en 1967, exactamente 20 años después de que su padre recibió el mismo premio. Diseñó varios estilos de calzado famosos, incluido el Vara con su lazo de grano grueso, creado en 1978 y todavía en producción hoy en día, junto con otros accesorios que se han convertido en íconos del estilo Salvatore Ferragamo, como el bolso W con su doble cierre Gancino, que diseñó para su madre, Wanda y que hoy son piezas de museo.

 

La importancia cultural del museo Ferragamo

 

 

El arte del calzado italiano es uno de los estilos que han dejado huella en el Made in Italy, pero también uno de los elementos que se ha grabado en la historia cultural y social de esta nación en el vasto panorama de la confección y el vestuario. El Museo Salvatore Ferragamo de Florencia y la historia de uno de los más grandes y famosos diseñadores italianos de todos los tiempos son un testimonio de lo arraigado que está la moda y el estilo en la tradición y la vida de Italia.

En reconocimiento de la importancia cultural del museo y la de sus numerosas iniciativas a lo largo de los años, en 1999, el museo Salvatore Ferragamo recibió el Premio Guggenheim Impresa e Cultura, otorgado anualmente a las empresas que mejor invierten en cultura para fines constructivos. del museo; que como ya lo hemos dicho, está ubicado en el casco histórico de Florencia, en los sótanos del Palazzo Spini Ferroni, que también ha sido la sede de la compañía desde 1938 hasta la actualidad.

El Museo Ferragamo, consta de siete salas. Dos de ellas están dedicadas a la historia de la Casa Ferragamo y muestran 14.000 modelos en rotación bienal, que se conservan en el archivo. El resto de las salas acogen exposiciones temporales. La colección muestra toda la actividad de Salvatore Ferragamo desde 1927 hasta 1960, año de su muerte.

También incluye bocetos publicitarios como los del artista futurista Lucio Venna, que también diseñó la etiqueta de la casa, así como dibujos, maquetas de madera y fotografías. Entre las diversas “reliquias” se encuentran la famosa “cuña de corcho” patentada en 1936 y los zapatos creados para actrices como Marilyn Monroe, Audrey Hepburn y Greta Garbo.

 

 

Exposiciones y exhibiciones artísticas del museo Ferragamo.

 

 

El museo exhibe los zapatos en una rotación bienal, se eligen cada vez de acuerdo con temas específicos que abordan nuevos contenidos y permiten nuevos campos de investigación. Los modelos de los zapatos, verdaderas esculturas y obra de arte elaborado con una artesanía refinada, sus diseños sofisticados y el uso de materiales inusuales, revela la mente de un artista que siempre estuvo en contacto con el estado de ánimo cultural de la época.

Con un alto sentido de la oportunidad y del contexto histórico en que vivía, Ferragamo mantenía una relación de intercambio de ideas, inspiraciones y estrechaba lazos comerciales con  los principales artistas de su época.

Varios estilos de calzado revelan las relaciones de Salvatore Ferragamo con artistas de su época, como es el caso del pintor futurista, Lucio Venna, quien creó bocetos para anuncios y la famosa etiqueta de los zapatos de Ferragamo que le dieron un toque de glamour y sostificación  a sus diseños.

Otros modelos, documentan su búsqueda continua del ajuste perfecto y las construcciones especiales de calzado que inventó, así como los materiales inusuales que utilizó, desde la famosa ‘cuña’ de corcho patentada en 1936 e inmediatamente imitada en todo el mundo, hasta la parte superior hecha de rafia. , celofán y el papel transparente utilizado para bombones durante la Segunda Guerra Mundial.

<p style=”text-aligh: justify;”ûLa colección también se enriquece con la producción de calzado después de la muerte de Salvatore Ferragamo hasta nuestros días. Todos los años, de hecho, algunos modelos representativos de la temporada se convierten en parte del archivo Salvatore Ferragamo, del cual el museo saca para sus exposiciones.

Es así como en la actualidad, el museo organiza exposiciones de su propia colección histórica con la participación de artistas contemporáneos, y promueve, acoge exposiciones y eventos vinculados al arte y la cultura.

 

Marylin Monroe y Greta Gabo en el museo Ferragamo

 

Marylin Monroe y Greta Garbo eligieron a Salvatore Ferragamo para que le confeccionara su zapato perfecto. Monroe calzaba un 37 y medio. Un pie pequeño para sostener su 1,66 metros de altura. Molesta por tener que debatirse entre llevar la extremidad atrapada en un número menor o suelta envuelta en uno superior, le encargó a Salvatore Ferragamo una horma a la imagen y semejanza de su pie.

Contenta con el resultado, la norteamericana no volvió a confiar en otra firma, tanto dentro como fuera del set de rodaje. Para la protagonista de Niágara era fundamental caminar cómoda, tanto que llegó a declarar: “dale a una mujer un buen par de zapatos y conquistará el mundo”. Se creó el modelo los tacones de aguja con refuerzo de metal en exclusiva para ella y hoy se exhibe en el museo

No tengo ningún zapato..y quiero caminar”. con esta frase y con un calzado en precario dice la leyenda que Greta Garbo se personó en el taller de Salvatore Ferragamo esperando que el maestro artesano vistiera sus refinados pies.

 

A partir de allí, en la década de los años veinte del siglo pasado, la unión entre la actriz sueca, estrella de Hollywood y el diseñador del calzado duró hasta la muerte de éste en 1960, acrecentando el mito de Greta Garbo, y su pasión desatada por el lujo.

También reúne ropa y accesorios de la actriz nunca antes vistos. Entre los zapatos encontramos varios modelos de Ferragamo, diseñados especialmente para una de sus cintas favoritas, teniendo en cuenta la sencillez, la comodidad, la sofisticación del sello Ferragamo, que iban en perfecta armonía con el  arquetipo y el glamour de Greta Garbo.

El Museo Ferragamo de Florencia, contiene entre otras exquisitas producciones, la exposición “El misterio del estilo”, un recorrido por el cinematográfico encuentro de estos dos personajes que comienza con una selección de trajes de película recuperados de institutos, museos y colecciones privadas.

A modo de conclusión, podemos afirmar que el museo Salvatore Ferragamo, no sólo alberga el acervo histórico de la obra artística del diseñador Italiano, sino que se nutre de las nuevos enfoques culturales que impactan de manera esencial al mundo de la moda, realizando exposiciones que son un verdadero baluarte y que constituyen genuinas inspiraciones para los diseñadores futuristas y confeccionista de la moda.

Es también un museo que analiza las formas de diálogo entre dos mundos: América y Europa  que contiene inspiraciones recíprocas, superposiciones y colaboraciones, desde las experiencias de los prerrafaelitas hasta las del futurismo, y desde el surrealismo hasta la moda radical.

El museo continúa reflexionando sobre si en la industria cultural contemporánea todavía podemos hablar de dos mundos separados o si en cambio estamos lidiando con una interacción fluida de roles.

 

 

CONOCE MÁS SOBRE SALVATORE FERRAGAMO:

SALVATORE FERRAGAMO: SU HISTORIA 1

SALVATORE FERRAGAMO: SU HISTORIA 2

SALVATORE FERRAGAMO: SU VIDA Y BIOGRAFÍA

SALVATORE FERRAGAMO: EL MUSEO

FERRUCIO FERRAGAMO

SALVATORE FERRAGAMO SPA: LA EMPRESA

 

 

 

Salir de la versión móvil