Enrique Ortega Burgos

REALIDAD VIRTUAL Y VIDEOJUEGOS. PARTE 2

Como ya hemos analizado en el artículo anterior (si todavía no lo has visto, descúbrelo aquí) cuando hablamos de realidad virtual hacemos referencia a una simulación realista e inmersiva de un entorno tridimensional.

Con el avance de la digitalización la ya conocida VR fue ganando terreno en todos los sectores, permitiendo maximizar no solo las ganancias comerciales sino también mejorar drásticamente la experiencia de los consumidores. Así es como muchas empresas dedicadas al desarrollo de videojuegos se han sumado a la lista de compañías que utilizan este tipo de tecnología para transformar la experiencia del usuario.

En los últimos años, la industria de los juegos de realidad virtual ha jugado un papel cada vez más importante, creciendo a una velocidad vertiginosa. Estamos, por tanto, ante un negocio al alza que evoluciona paralelamente, tanto en términos económicos como tecnológicos.

 

De hecho, cabe destacara que solo en 2018, este sector facturó 1.530 millones de euros y creció un 12,6 por ciento respecto al año anterior, convirtiéndose en “la primera opción de ocio audiovisual en España”, según los datos publicados por la Asociación Española de Videojuegos (AEVI).

 

Sin embargo, las exigencias de los jugadores a la hora de comprar un nuevo juego son muy volátiles a la vez que complejas. Hay quienes prefieren aventuras mas duraderas en el tiempo y jugar de manera individual y hay quienes con más competitivos y prefieren sumarse a partidas con miles de jugadores “online” para así demostrar sus habilidades en modo cooperativo con amigos u otros enemigos.

 

En un tiempo récord, en escasos 5 años, la industria del videojuego ha evolucionado de una manera abrumadora, con productos cuyo presupuesto superan al de una superproducción de Hollywood y cuentan con un guión complejo que poco tiene que envidiar al relato de una novela de ficción. Se ha mejorado en todos los aspectos, desde los procesadores de las videoconsolas hasta la potencia de los televisores, los cuales tienen una resolución de imagen que aumenta cada año. Todo ello con la intención de crear una sensación de realismo que atrape al usuario. Sin embargo, el principal reto de las empresas va a ser conseguir potenciar la VR ya que se trata de una tecnología que tiene infinitas posibilidades en todos los aspectos.

Estamos hablando de videojuegos que ofrecen experiencias inigualables en primera persona, convirtiendo a quienes los juegan en los auténticos protagonistas de la historia para trasladarlos a un mundo totalmente nuevo desde casa. Y, a pesar de que hasta el momento los juegos de realidad virtual más exitosos han sido los de disparo en primera persona y los de exploración; ahora se está ampliado el abanico de posibilidades. De hecho, las principales marcas de videoconsolas quieren ir dejando a un lado el mando analógico (a pesar de que sigue ostentando un papel destacado en estos dispositivos) para permitir a los jugadores moverse y utilizar sus habilidades para alcanzar los objetivos y cumplir con los desafíos a los que se tienen que enfrentar.

 

 

No obstante, no hay que pensar en realidad virtual como un tipo de juego que depende únicamente del uso de unas gafas determinadas. Todo lo contrario. Estamos ante un género que ha encontrado su sitio en diferentes modalidades, como en los simuladores de coches, de aviones o en el diseño de ciudades. Sin embargo, a pesar de todo ello, los juegos de realidad virtual se encuentran, por el momento, lejos de ser un género tan competitivo como otro tipo de juegos. La Asociación Española de Videojuegos indica que los videojuegos más vendidos en España en 2018 fueron los de acción, con 3 millones de unidades. A este género le siguen los deportes, con 1.255.972 copias.

 

¿CUÁLES SON LOS VIDEOJUEGOS DE REALIDAD VIRTUAL MAS DESTACADOS?

 

Evidentemente, el salto de calidad en las distintas propuestas en los últimos tres años ha sido impresionante, desde los juegos para PC pasando por las consolas hasta los teléfonos móviles. Oculus Rift, HTC Vive, Valve Index o Samsung HMD son solo algunos de los equipamientos más avanzados que existen en el mercado para experimentar esta nueva tecnología que cuenta con cada vez más adeptos. Incluso grandes compañías como Sony o Nintendo ya han incluido la tecnología como una de las claves en el desarrollo futuro de sus consolas.

Uno de los grandes éxitos de 2019 ha sido el conocido como Beat Saber. Una original propuesta inclusiva llena de ritmo y música capaz de llevar al jugador a un universo donde las líneas entre lo real y lo virtual son cada vez más difusas. De hecho, tal ha sido su éxito que se ha convertido en uno de los juegos de realidad virtual más vendidos de Steam.

Otro género que es necesario destacar, a pesar de que todavía le queda mucho camino que recorrer en el sector de la VR es el de los shooters. Sin embargo, juegos como el ya conocido Blade & Sorcery están abriendo camino y creado una comunidad fuerte de adeptos que funciona muy bien y se prevé que vaya cada vez mejor.

Por otra parte, la incorporación de Oculus Quest al mercado también ha supuesto un giro interesante en el sector de la realidad virtual. Este kit funciona como una consola portátil independiente que permite jugar a un amplio catálogo de juegos, algunos tan exitosos como Creed, Super Hot o Vader Inmortal, una extensión de la franquicia Star Wars que se ha convertido en uno de los mayores reclamos de Oculus Quest. Estos son tan solo algunos ejemplos de nuevas propuestas jugables para esta nueva tecnología a la que hay que sumar otros éxitos destacados como Arizona Sunshine, Boneworks, Gorn o Contractors.

 

LAS GRANDES SAGAS SE APUNTAN A LA REALIDAD VIRTUAL

 

Sin embargo, esta nueva tecnología aplicada al sector de los videojuegos ha dejado de ser cosa de estudios independientes. Los grandes estudios también han visto en esta herramienta una vía de desarrollo y han apostado por desarrollar o adaptar conocidas franquicias para hacerlas jugables en realidad virtual. Uno de los lanzamientos recientes que más ha llamado la atención es es Half-Life: Alyx.

Pero ese solo ha sido el principio, de hecho, Valve no ha sido la única compañía en apostar por la realidad virtual. Bethesda ha querido hacer de dos de sus principales franquicias una experiencia totalmente válida en realidad virtual. Es el caso de juegos como Fallout 4 VR, Doom 3 VR o la adaptación de The Elder Scrolls V: Skyrim VR.

 

Imagen de www.vidaextra.com

 

Y la lista continua con otras muchas franquicias exitosas que también se han querido subir al carro de la VR para jugar como es el caso de Borderlands 2, The Talos Principle, Killing Floor Incursion, Minecraft, Resident Evil 7, Star Wars Battlefront Rogue One o L.A. Noire: The VR Case Files entre otros.

 

ÉPOCA DORADA PARA DETERMINADOS JUEGOS: LA SIMULACIÓN DE CARRERAS

 

No es de extrañar que géneros tales como la simulación de carreras estén viviendo ahora su época dorada gracias al uso de este tipo de herramientas tecnológicas.

Por ello algunos de estos títulos han decidido incorporar la realidad virtual con la intención de aumentar esa experiencia cercana a la real. De hecho, Kunos Simulazioni ha decidido hacerlo con su franquicia Assetto Corsa, Codemasters con Dirt Rally y Polyphony Digital con Gran Turismo Sport, todos ellos juegos de carreras con un resultado impecable. Bandai Namco es otra de las compañías que ha querido acercar sus juegos al mundo VR y lo ha hecho con su saga de conducción Project Cars y también con una de las franquicias históricas de simulación aérea: en Ace Combat 7: Skies Unknown podemos pilotar las aeronaves con nuestro kit de realidad virtual y adentrarnos en una experiencia incomparable.

 

 

 

LAS OPORTUNIDADES QUE BRINDA EL FUTURO

 

Sin embargo, ya hemos hecho alusión con anterioridad al hecho de que a pesar de todos estos avances, la VR sigue teniendo que hacer frente a numerosos obstáculos en el mundo de los videojuegos. Aspectos tales como el hardware adicional, los requisitos de software y el elevado coste que suponen conforman el principal obstáculo para llegar a muchas usuarios. Aún así, son cada vez más los jugadores que se animan a adquirir algún kit especial de realidad virtual para experimentar una tecnología que dará mucho de qué hablar durante los próximos años y que se vislumbra que será el futuro próximo para los más gamers.

Y, aunque pueda parecernos que los videojuegos son una parte fundamental para nuestro entretenimiento, lo cierto es que no hace tantos años que fueron inventados. Sin embargo, el avance tan abrumador de las nuevas tecnologías en el contexto social en el que nos desenvolvemos ha favorecido a que pasasen de ser un simple pasatiempo a toda una experiencia.

 

 

Hoy en día parece que nadie se acuerda de que los primeros videojuegos se popularizaron alrededor de la década de los 70 gracias a las máquinas recreativas, también conocidas como arcade; y que eran aparatos parecidos similares a un mueble, con una pantalla y varias palancas y botones, en donde para jugar, era necesario introducir una moneda o una ficha. Ahora nos parece más que evidente que fue gracias a la evolución de la tecnología lo que permitió el paso a la primera generación de videoconsolas y, años más tarde, la programación de los juegos en cartuchos. De hecho, los cartuchos fueron una gran revolución que permitió que los juegos empezaran a fabricarse en masa.

Ahora, los teléfonos móviles han tomado el relevo de lo que son las consolas portátiles y poco tardarán en considerarse una plataforma más de videojuegos por su potencia y versatilidad. Y después… el tiempo dirá.

 

¿CUÁL ES EL FUTURO DE LOS VIDEOJUEGOS?

 

Los gigantes de esta industria, las empresas estadounidenses y japonesas, mantienen la expansión de este negocio con nuevos productos que, aunque estén solamente en la fase de creación, llevan consigo aparejado el éxito de ventas en el mismo momento de su lanzamiento.

Dentro de estos proyectos, evidentemente, la realidad virtual sigue en un lugar privilegiado, ocupando los primeros puestos en la lista de prioridades de los desarrolladores, los cuales la consideran como el principal obstáculo que hay que superar para cumplir con la máxima experiencia de ocio para el usuario.

A este hecho hay que añadir que las generaciones futuras crecerán acostumbradas a controlar los dispositivos de manera táctil, por lo que, resulta evidente que el sistema analógico de los mandos de las consolas sufrirá un cambio radical en los próximos años. La conocida como “generación T” (término con el que se denomina a los niños y niñas nacidos entre el 2010 y 2020, y que destacan por el uso de los dispositivos táctiles), demandarán en el futuro el uso de una tecnología inmersiva como evolución de aquellos aparatos con los que han crecido. Otros aspectos, como el incesante avance de los “e-sports”, esto es, competiciones online con una audiencia millonaria en todo el mundo y que llaman la atención tanto o incluso más que los deportes tradicionales, vienen para quedarse.

 

Todos somos cada vez más conscientes de la trascendencia de la industria del videojuego, por ello IFEMA ya prepara una de las citas más esperadas del año para los amantes de este sector: Madrid Games Week, evento organizado por IFEMA y la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), que tiene lugar en Feria de Madrid. En donde los contenidos de la Feria del Videojuego y la Electrónica para el Ocio van desde el software para el ocio digital, en sus versiones de entretenimiento hasta plataformas de hardware, pasando por espacios para desarrolladores de videojuegos y networking, así como la oferta de accesorios y merchandising, entre otros.

 

 

Salir de la versión móvil