Enrique Ortega Burgos

Salidas profesionales para Abogados: Propiedad Industrial e Intelectual

Hoy revisaremos las opciones de salidas profesionales para abogados en el ámbito de la propiedad Industrial e Intelectual, una de las especialidades más demandadas y que mayor relevancia van a tener en los próximos años.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL E INTELECTUAL?

Como ya sabemos, la especialización es imprescindible dentro de la Abogacía y los servicios legales.

Para conocer la relevancia de los abogados/as expertos en esta materia, primero, tenemos que saber por qué esta materia es importante.

*A continuación te contamos qué materias están incluidas dentro de esta especialidad.

En un mercado como el actual, complejo, con un gran componente tecnológico y muy internacionalizado, las empresas van a comenzar a prestar más atención a elementos tales como la marca, los sitios web, el comercio electrónico…

Es en este escenario donde cobran especial relevancia algunos activos que muchas empresas han descuidado, sobre todo, por la falsa creencia de que la Propiedad Industrial e Intelectual es algo solo de las grandes empresas.

El profesional especializado en Derecho de la Propiedad Industrial e Intelectual va a ser un aliado clave de las empresas en los próximos años.

¿QUÉ MATERIAS ABARCA EL DERECHO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL E INTELECTUAL?

Los abogados especializados en Propiedad Industrial e Intelectual (a menudo denominado, IP, como abreviatura de Intellectual Property) dominan todo lo relativo a los activos intangibles como son las marcas, las patentes, los diseños, los derechos de autor, los modelos de utilidad, los nombres de dominio, la protección del software, entre otros.

Además, un abogado especializado en IP también tiene que tener conocimientos de contratación, sobretodo en contratos de franquicia o licencia, por ejemplo, muy comunes si tratamos con marcas, o contratos de cesión de derechos de autor, si tratamos con Propiedad Intelectual.

También tiene que manejar el derecho procesal para hacer frente a cualquier procedimiento judicial, tanto civil como penal, para defender los intereses de los clientes ante la vulneración de Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial.

También, debido a la digitalización, un abogado especializado en IP debe tener conocimientos de Derecho Digital. Por ejemplo, debe estar familiarizado con programas de control de la marca online en Google, marketplaces, Redes Sociales, etc. De la misma manera, también es importante que el abogado conozca la normativa sobre Derecho de la Competencia y la nueva regulación de los Influencers.

¿QUÉ FORMACIÓN DEBE TENER UN ABOGADO ESPECIALIZADO EN PROPIEDAD INDUSTRIAL E INTELECTUAL?

Respecto a la formación de un abogado/a experto en IP, podemos distinguir entre formación puramente técnica, en Derecho; formación en materias complementarias; skills e idiomas.

Veamos en qué se traduce esto.

Si tenéis muy claro que os queréis especializar en Propiedad Industrial e Intelectual podéis compaginar el Máster de Acceso a la Abogacía con un Máster especializado en esta materia.

¿No tenéis claro que os queréis dedicar a la Propiedad Industrial e Intelectual? No hay problema. Una opción para ver si os gusta realmente esta rama del derecho es realizar un curso especializado para que podáis conocer el sector y ampliar vuestro currículum con formación complementaria.

Las empresas y los despachos valoran de forma muy positiva la realización de cursos de especialización. Por ejemplo, la WIPO y la EUIPO tienen cursos muy interesantes.

Una vez ya tengáis la formación necesaria, entraréis en el competitivo mundo laboral de la abogacía.

En España hay multitud de pymes y de grandes empresas que requieren de un asesoramiento especializado y continuo en Propiedad Industrial e Intelectual. Un abogado experto en IP tiene que conocer las necesidades legales que requieren este tipo de empresas, que son las más comunes en nuestro país.

Un asesoramiento transversal: protección de marcas, diseños, patentes, requisitos legales de un e-commerce, redacción de contratos de licencias, protección de los activos intangibles en las RRSS, protección del software, entre otras muchas cuestiones.

Otra cosa muy importante es saber idiomas, en muchas ocasiones en temas marcarios tendremos que leer oposiciones en inglés o incluso jurisprudencia. Es importante dominar, al menos, el inglés.

Y, por último, debéis saber trabajar en equipo; esta es una cualidad que todo abogado debe tener porque la mayoría de las firmas están integradas por equipos o departamentos con los que deberás colaborar habitualmente.

TRABAJAR COMO ABOGADO EN UN DESPACHO DE ABOGADOS

Una de las principales salidas laborales que tiene un abogado especializado en IP es trabajar en un despacho de abogados como asesor legal dentro del departamento especializado en IP/nuevas tecnologías o dentro del departamento mercantil.

Ahí tendréis una cartera de clientes y deberéis hacer un seguimiento y un análisis de todos y cada uno de ellos. Es importante tener un buen control de todos los clientes, saber qué es lo que necesitan, tener una comunicación fluida y reportarles habitualmente el estado de sus expedientes.

En España la gran parte de empresas son pymes, no grandes corporaciones, así que muchos de vuestros clientes serán empresas pequeñas que se dedican a la moda, joyería, cosmética, zapatería, accesorios, etc.

Ver cómo nace y crece una empresa es muy enriquecedor y más si nosotros podemos ayudarle a través de un asesoramiento legal preventivo, es decir, antes de que puedan surgir problemas legales.

De despachos de abogados hay de varios tipos: las grandes firmas de abogados que tocan muchas ramas del derecho o, por el contrario, boutiques legales especializadas únicamente en Propiedad Industrial e Intelectual.

Dependiendo del tamaño del despacho, su estructura orgánica y otros factores, puede que tu trabajo esté más orientado a la consultoría (temas de estrategia) o a la actuación en sala.

EL PARALEGAL DE PROPIEDAD INDUSTRIAL E INTELECTUAL

 

Se trata de una figura que se ha importado de otros mercados, como el anglosajón.

Tiene cabida en los despachos de abogados, pero también en otras organizaciones, como ahora veremos.

Este perfil se caracteriza por estar a caballo entre un puesto legal y un puesto de gestión. Normalmente, las tareas encomendadas se centran en la gestión de expedientes en materia de IP, controlando plazos, solicitudes, u otras materias como vigilancia tecnológica.

Esto hace que puedan servir de apoyo a los abogados/as en un despacho, liberando a esta figura de ciertas tareas para poder centrarse en la creación de valor en lo que se refiere, por ejemplo, a la estrategia en un proceso de oposición ante una Oficina de Marcas, o un juicio.

También es un perfil demandado en otras empresas encargadas de la gestión de activos intangibles. No son empresas que presten servicios legales, sino asesoramiento en materia de marcas o innovación, por ejemplo, ofreciendo servicios de gestión de activos intangibles, vigilancia tecnológica, etc.

 

TRABAJAR COMO ABOGADO ‘IN HOUSE’

Otra salida laboral es trabajar en una empresa como abogado ‘in house’, esto es, trabajar como abogado para una única empresa.

Estos abogados desarrollan sus funciones dentro del departamento jurídico interno y su principal objetivo es orientar y proteger a la empresa en el ámbito legal.

Podréis trabajar para empresas de moda, de diseño, empresas informáticas (creación de software, programas de ordenador), empresas farmacéuticas, laboratorios, en síntesis, en cualquier empresa que necesite proteger sus activos intangibles.

Realmente, cualquier empresa puede necesitar asesoramiento en materia de IP, aunque es cierto que existen industrias más intensivas en este tipo de activos intangibles, donde la marca es clave, la protección de las innovaciones mediante patentes, la protección de los diseños, etc.

Esta es otra genial opción si preferís centraros en una empresa, conocerla desde dentro, conocer todas sus marcas y diseños, revisar sus contratos de arrendamiento, franquicias, licencias, vigilar que se cumpla con la legislación relativa al comercio electrónico, etc.

En este caso no tendréis una cartera de clientes porque os deberéis centrar únicamente en una empresa de forma exclusiva. Vuestra implicación será total, tendréis que conocer plenamente cómo funciona la organización y tener una comunicación directa con la directiva.

En algunas ocasiones, los abogados ‘in house’ de una empresa necesitan ayuda a través de un asesoramiento jurídico externo de un despacho de abogados especializado en una materia. Por tanto, también es muy importante saber elegir los proveedores, normalmente despachos muy especializados en materias concretas (penal, laboral, administrativo…).

CREAR VUESTRA PROPIA BOUTIQUE LEGAL

Una idea para los más valientes es emprender y montar una boutique legal especializada en Propiedad Industrial e Intelectual.

Si tenéis cierta experiencia en el sector, si tenéis una cartera de clientes o si queréis probar si hay mercado, emprender es una buena opción.

Cada vez se requieren más despachos ultra especializados en determinadas materias para liberar peso de otros temas que requieren más atención y dedicación.

Por ejemplo, es posible que os contacten para controlar las infracciones de la marca online y realizar requerimientos a los infractores para que cesen en el uso de una marca.

Emprender siempre es un proceso que, aunque al principio puede resultar duro, si se lleva bien es tremendamente satisfactorio. Poner en marcha tu idea de negocio para dedicarte a aquello que más te gusta no tiene precio.

 

OTRAS SALIDAS PROFESIONALES

A pesar de que estas tres salidas laborales son las más habituales, hay otras.

Por tanto, sí, hay muchas salidas laborales para los abogados especializados en IP y es un sector muy interesante.

Salir de la versión móvil