Enrique Ortega Burgos

MARCAS MEDIDAS ANTI FALSIFICACIONES

CONOCE LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD ANTI FALSIFICACIONES QUE EMPLEAN LAS MARCAS.

 

Muchas marcas, en particular las pequeñas y medianas empresas de comercio electrónico, pueden asumir erróneamente que su marca no es el objetivo de los cibercriminales, pero la realidad es que aquellos que buscan beneficiarse vendiendo copias falsificadas, mientras abusan de la propiedad intelectual en línea, se dirigen a todo tipo de negocios, independientemente de su tamaño, industria o geolocalización.

Todos sabemos que inconscientemente tenemos sentimientos para las marcas, y que las marcas tienen el poder de conectarse emocionalmente, de forma positiva o negativa y de interactuar con el comprador, influyendo en su comportamiento.

No hay duda de que la lealtad y la confianza en una marca requiere recursos, esfuerzo y por supuesto, tiempo para establecerse. Más del 70% de los compradores suelen comprar a las marcas que comparten los mismos valores que ellos.

 

 

LAS FALSIFCACIONES – UN NEGOCIO EXTREMADAMENTE LUCRATIVO SIN MUCHO ESUFERZO

 

El avance tecnológico, el acceso desde cualquier lugar a internet y el comportamiento del comprador, han jugado un papel clave para convertir el negocio de la falsificación en un negocio sin esfuerzo y muy lucrativo para aquellos que buscan explotar el mercado, sin importar el engaño que sufren los consumidores.

La aparición y la rápida evolución de los mercados digitales y de las redes sociales han ayudado a las empresas de comercio electrónico, llegar fácilmente a las audiencias globales.

Las compras en línea se han disparado y los nuevos mercados están obligados a reposicionar su oferta para adaptarse a los requerimientos de los consumidores. Al mismo tiempo, los cibercriminales aprovechan las oportunidades aumentando su actividad y beneficios económicos debido al creciente aumento de los procesos de venta de productos falsificados.

Los mercados digitales se han centrado en mejorar la experiencia del usuario y monetizar su oferta de productos, pero no siempre han dedicado suficiente tiempo y recursos a abordar el problema de las falsificaciones y el abuso de la marca.

El camino para encontrar la manera más efectiva de proteger la reputación y los productos que se venden bajo un determinado brand, va a ser según los expertos en el sector, tedioso y cambiante.

 

 

 

 

¿QUÉ ES LA FALSIFICACIÓN?

 

Una falsificación es un producto que se fabrica de manera no oficial, imitando el producto de una marca original, que utiliza los logotipos y las marcas comerciales de la marca auténtica sin permiso de ésta, engañando a sabiendas a los clientes.

La falsificación es solo una forma de infracción de la propiedad intelectual, ya que se dirige específicamente a las marcas comerciales de una marca auténtica. Por lo tanto, trabajar contra la falsificación es el objetivo principal de las agencias de protección de marca.

Cuando escuchamos el término “falsificación”, es probable que muchos de nosotros imaginemos una copia de baja o muy mala calidad, un producto de apariencia pobre y que no refleje en absoluto el artículo original.  No obstante, hoy en día han cambiado las cosas. Los métodos de producción avanzados utilizados para replicar el artículo original han mejorado rápidamente y tanto el aspecto como la sensación que transmiten los productos falsificados, pueden hacer difícil distinguir entre el original y el fake. El embalaje en el que llegan los productos es otra de las cosas que en ocasiones confunden al comprador.

 

¿QUÉ ES EL ABUSO DE MARCA?

 

El abuso de marca es un término que se refiere generalmente a una parte externa que infringe la propiedad intelectual de una marca para aprovechar su reputación respetada. El abuso de marca puede presentarse de muchas formas, que incluyen, entre otras:

 

 

¿CUÁLES SON LAS EMPRESAS MÁS AFECTADAS POR LA FALSIFICACIÓN DE SU MARCA?

 

Hay algunos tipos de empresas que gracias al esfuerzo que han invertido para crear una marca de renombre, así como debido a la enorme inversión económica desembolsada para diseñar y desarrollar sus productos, se convierten en propensas y favoritas para ser atacadas por el negocio de la falsificación:

 

 

¿QUÉ CONSECUENCIAS CONLLEVA LA FALSIFICACIÓN PARA LAS MARCAS AFECTADAS?

 

Al contrario de que muchos de los consumidores pueden pensar, las falsificaciones no benefician a unas pocas personas (fabricantes y vendedores de productos fake, en este caso), sino que los perjuicios sobre las marcas legítimas pueden ser de gran importancia, así como riesgos importantes. Se pueden traducir en lo siguiente:

 

¿CÓMO PROTEGER UNA MARCA?

 

El acto de luchar contra los falsificadores es incesante. Suele ser un proceso costoso, lento, tedioso pero necesario e imprescindible para muchas marcas.

Hoy en día los falsificadores usan todas las tácticas que tienen a su alcance, consiguiendo en un alto porcentaje vulnerar la propiedad intelectual de muchas marcas.

 

 

Los servicios que ofrecen los proveedores de protección de marca se pueden resumir en cuatro procesos generales: Detección – Validación – Aplicación –    Detección.

Esto, en resumidas palabras se traducen en:  Monitoreo de palabras clave – Reconocimiento de imagen – Aprendizaje automático – Experiencia de usuario inteligente.

Las operaciones de falsificación se pueden encontrar en varios tipos de sitios de comercio electrónico, desde mercados en línea, como Amazon o Alibaba, hasta sitios web que imitan la marca oficial.

Los cibercriminales saben que deben disfrazar la mercancía falsificada, a menudo a través de una serie de sitios web hasta que se llega al producto.  Queda completamente descartado publicar imágenes, o el nombre de la marca o del producto, y suelen emplear palabras claves  como “discount” o “outlet” junto con el nombre de la marca.

El rastreo de las búsquedas de palabras clave es enorme y para analizar los enlaces detectados, se aplican criterios de filtrado y coincidencia, siendo la detección de precios relativamente inferiores al precio de venta y el reconocimiento de imágenes factores utilizados para detectar que links conducen a sitios web fraudulentos y cuales no. La técnica de autoaprendizaje automático junto a los algoritmos de reconocimiento que permiten a los informáticos detectar imágenes similares, aunque hayan sido manipuladas, permiten identificar los productos falsos.

No podemos no mencionar la plataforma Instagram, que se ha convertido en una de las formas de promoción favorita de los falsificadores de mercancía. Si hablamos de las marcas de moda, el 15,5% de los hashtags relacionados con el fashion, corresponden a productos falsificados.

Por tanto, lo que las marcas hacen es encontrar infracciones en línea, y tras encontrarlas, se emite una solicitud de eliminación, documentando los derechos legales aplicables utilizando los mecanismos de protección de derechos de autor disponibles en estos sitios de comercio electrónico.

Hay una serie de estrategias que las marcas pueden implementar para ayudarlas en la lucha contra los infractores, tanto en el mundo online como offline.

Pues bien, en el caótico mundo del comercio electrónico, emplear tecnología de protección de marcas puede ser una solución para la lucha contra las falsificaciones. Contratar herramientas de protección adecuadas unidas a un asesoramiento legal especializado, puede asegurar al cliente, conservación de la reputación de la marca, la optimización de los motores de búsqueda, la eliminación de sitios web fraudulentos, un aumento en las ventas y la mejora de la confianza del consumidor.

 

 

Salir de la versión móvil