Enrique Ortega Burgos

TOM FORD HISTORIA Y BIOGRAFÍA 1961-ACTUALIDAD.

CONOCE LA BIOGRAFÍA DEL DISEÑADOR NORTEAMERICANO TOM FORD.

 

Tom Ford es uno de los diseñadores más famosos y aclamados de la actualidad, pero también uno de los más ricos, brevemente te presentaremos cómo construyó su actual imperio desde sus comienzos en las casas de moda de Gucci e Yves Saint Laurent (YSL) hasta la creación de su propia marca: Tom Ford.

Asimismo, se desglosa la empresa del autor contestando a las preguntas más relevantes sobre su organización e historia, así como las personalidades más importantes que eligen año tras año a Tom Ford sin olvidar sus características como marca.

 

BIOGRAFÍA DE TOM FORD.

 

Tom Ford, nació el 27 de agosto de 1961 en la capital de Texas, Austin. Según el propio Tom Ford, su infancia fue una infancia feliz y ya por aquel entonces sabía lo que quería o no vestir. Su sentido de la moda se desarrolló en su más tierna infancia. Y también su faceta creativa y artística, la cual le hizo mudarse a Nueva York con tan solo diecisiete años.

Comenzó los estudios de Historia del arte en la Universidad de Nueva York. Sin embargo, Tom Ford descubrió una gran pasión por el cine y la interpretación, que le hizo buscar trabajo como actor y modelo en algunos anuncios publicitarios, lo que le llevó a trabajar en California. Con el dinero ahorrado de sus trabajos como actor, entró al grado de Arquitectura en la escuela de Diseño Parsons. Esta escuela cuenta con gran prestigio y en ella han estudiado alumnos de la talla de Alexander Wang, Donna Karan, Marc Jacobs, Anna Sui, o Narciso Rodríguez entre otros.

Una vez acabada la carrera, decidió dedicarse al diseño de moda, en el que encontraba muchas similitudes con la arquitectura. Tomada esta decisión, se propuso entrar a trabajar en las oficinas de Cathy Hardwick y allí consiguió su primer trabajo en el mundo de la moda, como asistente de diseño.

En la década de los 80, se mudó a París, donde trabajó para Chloé por un breve periodo como aprendiz. Su labor consistía en recoger y ordenar el taller. En 1988 se le presentó una oportunidad mejor: le ofrecieron un trabajo como director de diseño en la casa Remy Ellis, que por aquella época llevaba Marc Jacobs. Cansado de cómo funcionaban las cosas en Estados Unidos, decidió volverse a Europa, donde aseguraba que era imprescindible ir para trabajar en una firma de moda.

 

En Europa le llegó una de las grandes oportunidades de su carrera: en 1994 se convirtió en director creativo de la firma de moda de lujo italiana Gucci.

 

Si quieres conocer la época de Tom Ford en Gucci haz clic aquí.

 

Tom Ford, renovó por completo la firma, que por aquel momento estaba agotada, en decadencia y necesitaba un lavado urgente de cara, Ford para ello rechazó los convencionalismos del sector y comenzó a hacer las cosas a su manera: no salía a saludar tras el desfile, no hablaba con la prensa y sorprendió al mercado de manera continua y en ocasiones provocativa.

En 1996, su tercera colección fue la imagen de lo que sería Gucci mientras Tom Ford estuviera al frente: vestidos blancos provocativos y que potenciaban la silueta femenina, las insignias de Gucci formaban parte de los accesorios, tomó parte de la cultura Hippie y transformó los pantalones, bajando el talle y ampliando la pata, desató los escotes… Las mujeres Gucci eran atrevidas y poderosas.

Durante su estancia en Gucci, Ford convirtió la marca en una de las marcas de lujo que más beneficios generaban en todo el mundo e hizo que el patrimonio de la firma ascendiera a 4.3 billones de dólares.

 

TOM FORD EN YSL.

 

Después de que el grupo Gucci compre la marca Yves Saint Laurent, el diseñador trabajó en ambas firmas como director creativo y de comunicaciones. Cabe decir también que, durante su pertenencia al grupo de lujo, Sergio Rossi, Bottega Veneta y Balenciaga fueron añadidos a la cartera de marcas del grupo Gucci.

En la etapa al frente de la maison de Yves Saint Laurent (YSL), el trabajo de Ford se caracterizó por volúmenes, volantes y grandes escotes y por el que se convirtió en icono de la casa: el esmoquin.

 

En 2003, el holding Pinault – Printemps – Redoute (PPR), (actualmente conocido como Grupo Kering), anunció su intención de comprar una participación para el control del grupo Gucci. Tom Ford expresó que, si eso sucedía, se vería obligado a abandonar la marca por conflictos sobre el control creativo de la misma. Finalmente, Ford confirmó su marcha, que se produciría al final del año siguiente (2004)

Sus últimas colecciones fueron un tributo. En Yves Saint Laurent, volvió la vista a atrás, hasta la colección presentada por Yves en 1997, cuya inspiración era China. En Gucci, utilizó sus propios archivos y eligió para cerrar el desfile a la misma modelo que lo abrió en 1996 (Georgine Grenvile), el desfile que contó con el mismo tema (Love Theme de Love Unlimited) que aquel de 1996 y con cuatro vestidos blancos, inspirados de nuevo, en su colección de 1996, la que se considera como su consagración.

 

FADE TO BLACK.

 

Tras su marcha, se decidió a explorar nuevos caminos y se centró en su faceta como director. Firmó un contrato con el agente de talentos Byron Lourd y fundó su propia compañía cinematográfica: FADE TO BLACK en 2005.

 

En 2009, presentó su película A single Man, que fue bien recibida por la crítica y que estaba basada en la novela homónima de Christopher Isherwood. El protagonista de la película fue Colin Firth que fue nominado a un Óscar y un Globo de Oro entre otros galardones. Finalmente se hizo con el Bafta a Mejor actor protagonista.

 

El proceso de creación de Tom Ford como marca, comenzó en 2004, con el lanzamiento de una línea de fragancias y cosméticos junto con Estée Lauder y el antiguo CEO de Gucci Domenico de Sole. También sobrevino una colección de gafas con el grupo Marcolin. En el año 2006, lanzó una colaboración con Ermenegildo Zegna de moda masculina de lujo. Como consecuencia de su éxito, un año después abrió su flagship Store de dos plantas, sita en la avenida Madison de Nueva York. Esta boutique supuso el nacimiento de una de las firmas de ropa masculina más importantes: Tom Ford.

 

Flagship Store de Tom Ford en la ciudad de Nueva York, en el número                                            672 de la Madison Avenue.

 

En septiembre de 2010 presentó su colección de moda femenina en la tienda de Madison Avenue ante las personalidades más importantes ( como por ejemplo Beyoncé, Daphne Guinnes o Lauren Hutten) y con gran secretismo. El resto del público tuvo que esperar dos meses para ver la colección, que se mostró en exclusiva en Vogue USA. La siguiente colección se presentó en la Semana de la Moda de Londres, pero en una sala privada.

En 2013 Tom Ford abrió sus colecciones a un sector más amplio de la prensa, bloggers, fotógrafos… uniéndose así al calendario oficial de la Londres fashion week.

Ese mismo año, el diseñador aparecía en la canción del rapero Jay-Z denominada Tom Ford. Así mismo colaboró con Justin Timberlake en la portada y el vídeo musical de su canción Suit & Tie. Además, lo vistió en su gira mundial, en la que diseñó 8 piezas para Timberlake y 600 looks para músicos, coristas y bailarines.

En 2014, le fue otorgado el premio Geoffrey Beene Lifetime Achievement en los CFDA Fashion Awards a toda su trayectoria. Cuenta además con numerosos premios recogidos a lo largo de su carrera.

En 2016, lanzó su segunda película denominada Animales Nocturnos, que estaba basada en la novela del neoyorquino Austin Wright “Tony and Susan”. Los protagonistas fueron Amy Adams y Jake Gyllenhaal y recibió el apoyo de la crítica además de ganar el Premio del Jurado en el septuagésimo tercer Festival de Cine de Venecia.

Además, en 2019, fue nombrado presidente del Consejo de Diseñadores de América o CFDA (Council of Fashion Designers of America). Este cargo lo ocupaba desde el año 2006 Diane von Fustenberg, convirtiéndose desde ese momento Tom Ford en el undécimo presidente del poderoso CFDA.

Ha estado viviendo a caballo entre Los Ángeles, Londres y Santa Fe junto con su hijo y su marido, sin embargo en septiembre de 2021, Richard Buckley, su marido un periodista de moda casado con él desde 2014, fallecía a los 72 años en su casa de Los Ángeles tras una larga enfermedad. Richard murió rodeado de sus seres más queridos: su marido y Alexander John, el hijo de la pareja.

 

Tom Ford y su difundo esposo Richard Buckley.

EL ESTILO DE TOM FORD.

 

El estilo de la marca Tom Ford está fuertemente influido por el sexo, como el propio Tom Ford admitió a Los Angeles Magazine:

 

“el sexo es algo sobre lo que pienso todo el tiempo”

 

De esta manera sus colecciones son sensuales y atrevidas. También se considera transgresor gracias a sus ideas algo exageradas que recargan los looks y que ciertos sectores consideran vulgar. Generalmente en todas sus ideas se puede ver un componente muy sexy que viste a una mujer nueva y poderosa que llega pisando fuerte, pero también una mujer elegante. La elegancia es una cualidad insignia de Tom Ford si tenemos en cuenta la calidad y fama de sus trajes tanto masculinos como femeninos.

 

“Todo el mundo está más guapo con traje: es una especie de armadura, te da una forma, un hombro, un pecho y una cintura”

Su estilo es muy atrevido, controvertido y rompedor, pero sin dejar a un lado la calidad y la elegancia.

 

 

TOM FORD COMO DISEÑADOR DE MODA: SUS DISTINTAS ETAPAS DE GUCCI A TOM FORD.

 

El desarrollo como diseñador de Tom Ford  ha pasado por diferentes fases en las que ha sido tanto propietario de la marca como diseñador de grandes casas de moda italianas y francesas.

SU ETAPA EN GUCCI: LA GUERRA ENTRE PPR Y EL GRUPO LVMH.

 

Maurizio Gucci, el heredero del imperio que estaba en bancarrota contrató en 1989 a Dawn Mello, a quien se le encomendó revitalizar la marca. Este fichó a Tom Ford, quien le tomó el relevo tras su salida en el 94. Sin duda alguna la llegada de Tom Ford a Gucci como director creativo fue una bendición para la marca y lo que el diseñador consiguió se considera una verdadera hazaña: prácticamente sacar a Gucci de la ruina en la que se encontraba y devolverle al lugar que le había pertenecido: lo más alto.

Le dio un lavado de cara a la marca rejuveneciéndola y dándole su toque canalla característico.

Además, el director ejecutivo del Grupo Gucci aprovechó para retirar todas las franquicias, licencias y líneas de difusión que habían degenerado a la marca, acercándola a la vulgarización. Sin embargo, su paso por Gucci, pese a ser muy beneficioso para la marca, fue muy duro para el diseñador. Asegura que era un ritmo de trabajo exagerado (durante un tiempo no sólo estuvo a cargo de Gucci sino también de Yves Saint Laurent y llegó a diseñad hasta 16 colecciones al año).

Tom Ford, se sentía aislado porque le obligaban a aislarse para poder trabajar y tener todo a punto a tiempo.

 

 

En 1999, el grupo LVMH contaba con 33,4 % de acciones en Gucci y pretendía tener participación en la toma de decisiones y control en la marca. Su porcentaje de participaciones le otorgaban incluso derecho a voto. Sin embargo, Gucci veía que LVMH pretendía tener un papel principal en la firma y arrebatarles la independencia.

En un intento desesperado por mantener esa independencia, Gucci ideó una jugada financiera y empresarial denominada “ESOP” (Employee Stock Ownership Plan). De este modo se protegían los intereses de la marca pues quienes fueran los propietarios de esas acciones estaban ligados a ella hasta que se jubilaran o dejaran la compañía. El ESOP creó unas acciones que consistían en un 42%, reduciendo cada acción existente, incluidas las de LVMH, que se redujeron en un 14%. En marzo, salió a la luz que Gucci había vendido ese 42% al grupo PRR por tres billones de dólares como un intento para salvar la marca de su adquisición por parte de LVMH

El grupo LVMH lo interpretó como una declaración de guerra y tomó acciones legales. De hecho, los tres billones de dólares fueron retenidos y las negociaciones paradas. Además, LVMH se ofreció a comprar el cien por cien de Gucci por 85 dólares por acción.

Hubo denuncias por ambas partes y en septiembre de 2001 se llegó  a un acuerdo que consistía en la indemnización a LVMH y la adquisición por parte de PPR de un gran número de acciones de Gucci por un precio de 101,5 dólares cada una.

En 2004, PPR se ofreció a comprar las acciones que aún no les pertenecían. Después de que esto se produjera tanto Domenico De Sole como Tom Ford dimitieron debido a discrepancias en el nuevo contrato, principalmente que, la independencia que quisieron salvar vendiendo a PPR, resultó ser pasajera y prácticamente desaparecer tras la compra de todas las acciones. El grupo LVMH declaró que lo que PPR había hecho fue imitar sus intenciones en menos escala, lo que resultó, finalmente, cierto.

TOM FORD Y SU ETAPA EN YVES SAINT LAURENT (YSL).

 

En 1999 el grupo Gucci compró Yves Saint Laurent por un billón de dólares. A Yves Saint Laurent y Pierre Bergé les fueron entregados 70 millones de dólares a cambio de que renunciaran a los derechos de YSL.

Tom Ford se encargó de la dirección creativa mientras que Saint Laurent y Bergé seguían al frente de la Alta Costura. En un comienzo, las relaciones entre Ford e Yves Saint Laurent eran cordiales e incluso amistosas, pero a medida que la firma ganaba éxito y dinero, las relaciones entre ambos empeoraron. Tom Ford asegura que incluso Yves Saint Laurent le envió cartas amenazantes y le acusó de destruir su reputación.

Tom Ford estuvo al frente de la marca hasta 2004, cuando como ya se ha comentado, PPR compró el grupo Gucci, al que Yves Saint Laurent pertenecía y renunció a su puesto.

SU PROPIA EMPRESA Y MARCA: TOM FORD.

 

DOMENICO DE SOLE.

 

En abril de 2005 Ford anunció la creación de su marca homónima Tom Ford junto con el que fue presidente del grupo Gucci Domenico de Sole. Ambos son dueños y directores de la firma. En 2007, como ya se ha expuesto abrió su primera Flagship store y lanzó Tom Ford Menswear y una colección de accesorios. En 2010, en una presentación privada, presentó su largamente esperada colección femenina. Ese mismo año fue nominado al premio al Diseñador del Año.

Tom Ford ha sido galardonado como diseñador del año en numerosas ocasiones por Elle UK, GQ UK y  con el premio Geoffrey Beene Lifetime Achievement en los premios CFDA de 2014.

 

 

Salir de la versión móvil