Enrique Ortega Burgos

LA PATENTE DEL GAZPACHO ALVALLE

El sector de la gastronomía continúa desarrollándose a pasos agigantados día tras día. Ello supone que la protección jurídica de estas obras de autor y recetas se tengan que adaptar a este Siglo XXI en el que nos encontramos.

Por esta razón, hemos analizado la posibilidad de proteger estos platos a través de los secretos empresariales, derechos de autor e incluso a través de modelos de utilidad o patentes.

 

Puedes ver nuestro articulo de “PATENTES Y RECETAS DE COCINA 3”.

 

Dentro de este último sistema de protección, hemos de destacar la patente del gazpacho Alvalle, el cual es conocido a nivel mundial por todos los consumidores de este excelente producto.

 

 

¿Quién es Alvalle?

 

Es una de las marcas más conocidas en lo que se refiere al sector del gazpacho. Durante más de 25 años, Alvalle ha elaborado gazpacho de tomate a través de una receta tradicional en la que se utilizan hortalizas frescas, por lo que mantiene el mismo sabor de siempre.

Durante estos 25 años, Alvalle ha ido desarrollando diversos tipos de gazpachos, como pueden ser los siguientes,

Asimismo, la empresa continúa su expansión llegando a sacar al mercado sopas frías, las cuales en Francia tienen gran relevancia.

Su crecimiento exponencial no sólo se debe a la calidad de los productos que ofrecen, sino que Alvalle también dedica ciertas cantidades de dinero a campañas publicitarias, lo que lo hace más conocido de lo que anteriormente era.

Por otro lado, Alvalle en 2012 se compromete con el medio ambiente, de tal forma que crea envases con certificado FSC (Forest Stewardshio Council), lo cual indica que el cartón con el que se fabrican sus envases ha sido gestionado de una forma responsable y sostenible.

Pasados 7 años, Alvalle decidió renovarse y cambiar el envase por uno transparente, por lo que puedes apreciar el producto que vas a consumir. Además, estos nuevos envases están elaborados con plástico reciclado, de tal forma que puedes volverlos a reciclar una vez hayas consumido el gazpacho.

Tal es el éxito de la empresa que durante los últimos años ha recibido diversos premios españoles por la excelencia de los productos que elaboran.

Recientemente, la empresa ha actualizado su imagen, en donde resaltan que sus productos son frescos y de alta calidad.

Por último, hemos de aludir al hecho de que Alvalle fue comprada hace años por la compañía PepsiCo, por lo que realmente es PepsiCo quien trabaja en el impulso de la marca Alvalle para internacionalizarla.

 

 

¿Por qué PepsiCo se interesó en los productos de Alvalle?

 

Como buena compañía del sector de la alimentación, la pretensión de desarrollarse continuamente es un valor que PepsiCo lleva manteniendo desde hace ya décadas.

Tanto es así, que en los años noventa PepsiCo adquirió a Alvalle, por lo que aumentaba la gama de productos que podía ofertar a nivel global.

Así pues, PepsiCo mantiene un gran compromiso en España a nivel de empleo e infraestructura. Por ejemplo, en la empresa Alvalle en Murcia invirtió hace unos años 31 millones de euros.

Además, PepsiCo continúa con el legado que previo a la compra Alvalle mantenía, por lo que a través de la tecnología y la innovación desarrollan de manera sostenible y eficiente la elaboración del gazpacho.

Durante los últimos años, Alvalle redujo considerablemente el consumo de agua en un 65% y el de la electricidad en un 39%. Por otro lado, todos sus residuos vegetales posteriormente son utilizados como alimento para los animales, por lo que no se desaprovecha nada.

 

¿Cuál es la receta del tan famoso gazpacho Alvalle?

 

Hemos de partir de la premisa de que el gazpacho es un plato típico de nuestra cultura gastronómica española, por lo que la mayoría de los hogares españoles lo consume e incluso lo elabora.

La patente con núm. de publicación ES2092965, fue concedida en 1997 a la empresa Alvalle con el título de “nuevo gazpacho envasado”

Más concretamente nos encontramos ante una patente relativa al sector alimentario cuyo producto se obtiene de manera industrial a través de productos frescos y que posteriormente es envasado, por lo que cuando el consumidor lo va a disfrutar mantiene las características del gazpacho recién hecho.

Son estas particularidades de la conservación del sabor y su presentación como recién hecho lo que ha permitido que Alvalle pudiera proteger su gazpacho y es que con anterioridad otras marcas ya lo habían intentado registrar, sin éxito.

Ahora bien, y entrando en el detalle de cómo se elabora este famoso gazpacho, hemos de mencionar que cuando se cocine hemos de prescindir de productos como el pan, las harinas, el pimentón y las especias, de tal manera que sólo usamos productos frescos como el tomate, el pepino o los pimientos.

Asimismo, hemos de añadir, entre otros, aceite de oliva, vinagre de vino o zumo de limón en la cantidad establecida en la propia patente para conseguir el gazpacho tal y como la empresa lo presenta.

Como en toda receta, para conseguir ese producto que queremos, hemos de seguir correctamente el proceso de elaboración y hemos de añadir los ingredientes en la cantidad establecida por sus creadores.

 

¿Cuál comprar en los supermercados?

 

No hay una respuesta correcta, pues al final es cuestión del gusto que tiene cada uno como consumidor.

Ahora bien y, a pesar de que Alvalle sea la marca más reconocida por los usuarios, lo cierto es que los consumidores prefieren consumir otros gazpachos que se ofrecen en el mercado actual.

Lo cierto es, que Alvalle mantiene unos precios más elevados que los de la competencia, lo cual quizás, haga que muchos consumidores se decidan por otra marca siempre y cuando mantenga ese sabor fresco que buscamos a la hora de tomar gazpacho en nuestros hogares.

En cuanto a la calidad de los productos que Alvalle usa para la elaboración del gazpacho, es óptima pues partimos de productos nacionales. Es el uso de estos productos de origen español, lo que hace que Alvalle se convierta en la nueva imagen internacional de la cocina española y más concretamente del gazpacho.

Este continúo enfoque internacional ha hecho que también se busquen nuevas gamas, como las mencionadas de sabor sueva o gourmet, de tal forma que en un supermercado no solo encontremos el tradicional gazpacho, sino que podamos disfrutar de otros modelos. Eso sí, todos ellos están elaborados de forma tradicional y con productos frescos.

Tal es esta perspectiva mundial que Alvalle ha creado productos específicos para algunos países como Francia con sus sopas frías o, gazpachos particulares para Suiza, Reino Unido o Portugal.

 

¿Y si hablamos en cifras?

 

Como señalábamos, pese a que Alvalle es la marca por excelencia, sus competidores del sector han obtenido mayores beneficios y han vendido más que esta empresa.

Ejemplo de ello son los gazpachos de Hacendado e Ifa, los cuales tienen un mayor volumen de negocio que los de Alvalle. Igualmente, Don Simón, también produjo y comercializó unas cifras muy superiores a Alvalle, por lo que realmente podemos hablar de una disminución de sus ganancias en lo que respecta a la cantidad que ofrece esta empresa.

 

¿Tiene más productos Alvalle en el mercado?

 

Pese a ser conocida por sus gazpachos, Alvalle también elabora y comercializa otros productos como,

 

Conclusiones

La batalla sobre cuál de los gazpachos es mejor o cuál es el más vendido, por el momento no ha finalizado, por lo que no podemos dar una respuesta única ante estas cuestiones.

Lo cierto es que, en cuanto a cifras de producción y comercialización, Alvalle actualmente mantiene unas cifras inferiores a las de sus competidores, pero ello no significa que a la larga esto cambie y vuelva a posicionarse Alvalle como la marca con mayores beneficios en venta de gazpacho.

En cuanto a la calidad, como indicábamos en puntos anteriores, es una cuestión de gusto y de paladar del consumidor. Esto no sólo sucede con el gazpacho, sino que ocurre con cualquier otro sabor u olor, pues es algo subjetivo que radica en los sentidos de cada ser humano.

Por otro lado, en cuanto a la patente, la duración máxima de la exclusividad que le correspondía a Alvalle ha expirado, por lo que la invención ha pasado a ser de dominio público y, por tanto, cualquier persona puede utilizarla libremente.

Como usuario y consumidor, este último párrafo nos beneficia puesto que nos permite que desde nuestros hogares podamos elaborar el gazpacho tradicional de Alvalle sin posibilidad de que la empresa pueda iniciar acciones legales por ello.

Es en este momento cuando nos planteamos si realmente es mejor proteger una receta por la vía de la patente o por la vía de los secretos empresariales.

Cada uno de estos sistemas comportan tanto ventajas como desventajas, pues las patentes dan mayor seguridad, pero tienen un plazo determinado. Frente a esto, los secretos empresariales son más fáciles de ser difundidos, pero tienen una duración ilimitada.

 

Puedes ver nuestro articulo de “PROTECCIÓN LEGAL DE LAS RECETAS DE COCINA PARTE 1”

 

Por tanto, si tienes un producto, receta o plato innovador en el sector culinario, no dudéis en contactar con un profesional legal que analice correctamente cuál es la vía de protección que más se adapta a vuestro caso.

 

 

Salir de la versión móvil