Enrique Ortega Burgos

KFC: su historia. Parte II

Receta de autobiografía

“Eché dos puñados en la harina y lo removí con el resto de mis condimentos. Cuando lo freí, era el mejor pollo que había probado en mi vida. Y nunca he cambiado mis ingredientes desde ese momento hasta este “. – un extracto de su autobiografía.

Volvió a expandir su negocio al abrir otro Sanders Court & Café en Ashville, Carolina del Norte.  Pero poco después de que ocurrera el incendió que destruyó el restaurante de Corbin, decidió vender su ubicación de Ashville poco después.

El famoso Sanders CAFE

 

Su dureza le hizo aguantar el tipo, a pesar de haber cerrado en 1955 y reconstruirlo, aunque cuando ya todo estaba en condiciones de volver a funcionar como antes, la delineación perimetral de la autovía interestatal que eludía la entrada a la ciudad de Corbin le dio la última puntada en la sucesión de desgracias que venía teniendo.

Y este fue el momento cuando contaba con 66 años y cuyos únicos ingresos eran un cheque de seguridad social de 105 dólares, lo que le impulsó una vez más a apostar por el desarrollo de la franquicia como única vía para crecer en su negocio.

Entonces la marca ya estaba en el aire porque Kentucky Fried Chicken ya era conocida por su calidad y sabor. Había sentado las bases en 1952 cuando franquició con éxito su receta a Pete Harman.

Y fue un pintor de carteles contratado por Harman, Don Andreson, quién acuñara el nombre, “Kentucky Fried Chicken”.

Empacó su auto con algunas ollas a presión y una mezcla de 11 hierbas y especias y comenzó su viaje por Estados Unidos.

Viajó por todo el país y visitó numerosos restaurantes en el camino, ofreciendo muestras.

 

 

Una vez que probaron las muestras, negoció acuerdos de franquicia con los dueños del restaurante, que generalmente eran una comisión de  0.04 céntimos por cada pieza de pollo que vendían.

A cambio, se ofreció a enseñarles cómo hacerlo.

Primer acuerdo de franquicia

Firmó su primer acuerdo de franquicia con un restaurante en Utah y para 1963, había 600 franquicias de Kentucky Fried Chicken en Estados Unidos.

Pero el negocio era demasiado grande para que Sanders lo gestionara a una edad tan avanzada.

Acuerdo de adquisición en 1964 Mucha gente intentó comprar KFC a Sanders, y en 1964, Harland Sanders vendió KFC a un grupo de inversores liderado por John Y. Brown y Jack C. Massey por 2 millones de dólares.

Una venta con condiciones

Lo vendió con las condiciones de que la calidad siempre se mantendrá, recibirá un salario vitalicio y siempre seguirá siendo el rostro de la empresa.

“Mucha gente me ha preguntado por qué vendí mi negocio después de invertir todo lo que tenía en construirlo. La respuesta es algo como esto. Cuando Brown se interesó por primera vez en Kentucky Fried Chicken, la popularidad de mi idea comenzaba a golpearme. Mi negocio comenzaba a crecer demasiado para mí, sin importar cuánta energía y tiempo le dedicara ”, de su autobiografía.

 

Adquisición de KFC por PepsiCo

Para 1970, el número de puntos de venta aumentó a 3000 en 48 países diferentes.

En 1971, Brown vendió KFC a Heublein, una empresa de envasado de alimentos y bebidas, por 285 millones de dólares.

Harland Sanders murió en 1980. En el momento de su muerte, había 6000 puntos de venta de KFC en 48 países diferentes.

R.J. Reynolds, un gigante del tabaco, adquirió Heublein en 1982 y vendió KFC a PepsiCo en 1986 por 850 millones de dólares.

La adquisición de KFC por PepsiCo en 1986

Después de formar parte de PepsiCo, se lanzaron muchos productos nuevos.

El nombre “KFC” se adoptó oficialmente en 1991.

La compañía siguió creciendo y en 1997, PepsiCo escindió su cadena de restaurantes que incluía KFC, Taco Bell y Pizza Hut en Tricon Global Restaurant Inc.

La nueva compañía se rebautizó como Yum! Brands en mayo de 2002.

Controversias

Las principales cadenas de comida rápida no son ajenas a las controversias.

En 2014, resurgió un rumor en Internet de que KFC no estaba usando pollo para la carne, sino que estaban haciendo algún tipo de pollo mutante para hacer más carne con uno de esos pollos.

 

Posteriormente este rumor fue desmentido.

En 2008, la actriz Pamela Andreson, una activista por los derechos de los animales, expuso lo que hay detrás de la fabricación de un cubo de KFC.

Junto con People for the Ethical Treatment of Animals (PETA), criticó a KFC por su crueldad hacia los animales.

KFC respondió afirmando que toman todas las precauciones para evitar cualquier tipo de crueldad contra los animales.

KFC ha pasado por muchas controversias y todavía las aborda hasta el día de hoy.

KFC actual

Para mantenerse al día con los tiempos cambiantes, KFC ha introducido una variedad de platos en su menú.

En países como India, ha introducido muchos platos vegetarianos para atraer a un público más amplio.

Del mismo modo, KFC ha moldeado su menú de acuerdo con el país en el que opera.

Hoy, KFC tiene 22.600 en 135 países de todo el mundo con un valor de marca de 8.300 millones de dólares y ventas de 27.900 millones al 27 de julio de 2020.

El valor de marca de KFC ocupa el puesto 96 en el mundo.

La compañía también está experimentando con carne de origen vegetal y busca utilizar nuevas tecnologías para expandir su crecimiento.

Algunos de sus hitos más originales

En abril de 2017, para celebrar el día de la llegada del Zinger, sándwich de la cadena de comidas rápidas, W+K Portland en su nueva campaña planeaba mandarlo al espacio.

Para llamar la atención de sus clientes con la llegada del Zinger a Estados Unidos, después de 33 años, convocó al actor Rob Lowe.

Personificado como un astronauta, y en medio de una conferencia de prensa, el galán se hace una pregunta: “¿Podrán lanzar efectivamente la Zinger de pollo más famosa de KFC al espacio?”, y agrega: “Y la respuesta es, que sin dudas los esperamos. Nuestra campaña entera de marketing depende de ellos”.

Personal de KFC en Tokyo

 

Esta última frase, a pesar de aparecer dentro de la ficción de la campaña, es real. “No tengo idea como lanzaremos un sándwich de pollo al espacio, pero el equipo de marketing cree que puede lograrlo”, aseguró Kevin Hochman, Presidente y Chief Concept Officer de KFC Estados Unidos.

El spot de 90 segundos es la primera aparición de Lowe como el nuevo Colonel Sanders.

El comercial fue filmado por Biscuit Filmworks y contó con la realización de Andreas Nilsson.

Además la campaña contaba con una versión de 30 segundos que se emitía en TV.

La cuestión era el interés que despertaba la marca, ya que se decía en todas partes que KFC enviará un sándwich al espacio y no sabemos por qué.

Zinger, uno de los sándwich de pollo de KFC, pasará cuatro días en la estratosfera. Pero, ¿y porqué?” Según lo que afirmaba por entonces World View (expertos en vuelo espacial), “se trata de una buena manera para probar varios sistemas de su vehículo Stratollite en esta misión y, Kentucky Fried Chicken, ha aprovechado la ocasión para aliarse con la empresa y llevar su hamburguesa Zinger”

Cosas que quizás no sepas sobre el verdadero coronel Sanders

Con su característico traje blanco y perilla, el fundador de Kentucky Fried Chicken es reconocido en todo el mundo.

Pero, ¿quién era en realidad? ¿Era coronel en realidad?

Antes de convertirse en la segunda cadena de comida rápida más grande del mundo, Kentucky Fried Chicken fue una creación de un hombre llamado Harland Sanders, que cocinaba platos sencillos de campo en una gasolinera al borde de la carretera.

Incluso después de su muerte en 1980, Sanders sigue siendo la cara reconocible al instante de la empresa.

La historia de su vida, y su camino hacia la fama de la comida rápida, incluye mucho más que solo pollo.

Uno de los primeros KFC en Indonesia

 

Los camioneros los primeros clientes

Cuando Sanders abrió su primer restaurante dentro de una gasolinera y comenzó a  a servir comidas a los conductores de camiones en una vieja mesa de comedor familiar que se colocó en la parte delantera de su estación de servicio de Corbin, Kentucky, en 1930, el pollo frito no estaba en el menú porque tomaba demasiado tiempo prepararlo.

Sin embargo, sus cenas campestres de jamón y carne resultaron tan populares que pronto abrió Sanders Café al otro lado de la calle y comenzó a servir pollo frito en una sartén de hierro.

El crítico gastronómico Duncan Hines incluyó el restaurante en su guía de comida en la carretera de 1935, y fue allí en 1939 que el coronel usó ollas a presión para perfeccionar su pollo frito cubierto con su receta secreta de 11 hierbas y especias.

Un hecho violento que lo convirtió en leyenda urbana

Hirió a un rival empresarial en un tiroteo mortal. El exaltado Sanders nunca se retractó de una pelea, lo que le sirvió bien en el barrio rudo de “Hell’s Half-Acre” que rodeaba su gasolinera Shell Oil.

Cuando el futuro gigante de la comida rápida pintó carteles publicitarios en graneros a kilómetros de distancia, la agresiva táctica de marketing molestó a Matt Stewart, que operaba una gasolinera Standard Oil cercana.

Cuando le dijeron que Stewart estaba pintando uno de sus letreros por segunda vez, Sanders se apresuró al lugar con dos ejecutivos de Shell.

Según el libro de Josh Ozersky, “El coronel Sanders y el sueño americano”, Stewart cambió su pincel por una pistola y mató a tiros al gerente de distrito de Shell, Robert Gibson.

Sanders devolvió el fuego e hirió a Stewart en el hombro. Stewart fue sentenciado a 18 años de prisión por asesinato, pero los cargos contra Sanders fueron retirados después de su arresto.

Un soldado honorario

Sanders sirvió en el ejército pero fue coronel honorario. Sanders, quien falsificó su fecha de nacimiento para alistarse en el Ejército de los Estados Unidos en 1906, sirvió en Cuba durante varios meses antes de su baja honorable.

En 1935, el gobernador de Kentucky, Ruby Laffoon, emitió un decreto ceremonial que encargaba a Sanders como coronel honorario.

Después de una segunda comisión honoraria en 1949, Sanders abrazó el título y trató de lucir el papel dejándose crecer el vello facial y poniéndose una levita negra y una corbata.

Poco después, el coronel se cambió a un traje blanco, que ayudaba a disimular las manchas de harina, y se blanqueó el bigote y la perilla para hacer juego con su pelo blanco.

 

 

 

Salir de la versión móvil