Enrique Ortega Burgos

JAMES JEBBIA: FUNDADOR DE SUPREME (1963-ACTUALIDAD)

En esta entrada vamos a ahondar un poco en la vida y trayectoria del elusivo James Jebbia, la mente maestra detrás de Supreme. Desde sus humildes inicios en los que trabajó con Shawn Stussy, fundador de la legendaria marca Stussy, pasando por la apertura de la primera tienda Supreme en 1994 y el impacto de la cultura skate en él, hasta llegar a la actualidad donde encabeza una empresa que factura más de 500 millones de dólares y es el propulsor de las colaboraciones de la marca. Se dice que su fortuna personal ronda los 800 millones de dólares. Comencemos:

 

JAMES JEBBIA: SUS PRIMEROS AÑOS

 

 

James Jebbia nació el 23 de julio de 1963 en los Estados Unidos. Su madre era una maestra de escuela británica mientras que su padre formó parte de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Desde los 18 meses de edad vivió en el Reino Unido, y sus padres se divorciaron cuando tenía diez años. Además, fue un niño actor en el Reino Unido. Debido a estos orígenes, Jebbia es británico-americano. De hecho, según un reportaje de la edición británica de la revista GQ, Jebbia conserva su acento británico.

Durante su adolescencia en West Sussex, Jebbia trabajaba en una fábrica de Duracell, y en sus vacaciones se iba a Londres a comprar ropa en una tienda que podría decirse que serviría de modelo para la futura Supreme, ya que según Jebbia se trataba de la clase de tienda que “tiene las cosas cool que todos usaban”.

En esta etapa de su vida era fanático de David Bowie, T. Rex y James Brown, de quien tiene un retrato en su oficina, ya que lo considera una gran influencia no solo musicalmente sino también porque no se dejó llevar por el qué dirán en relación a su carrera.

A la edad de 19 años James Jebbia regresó a los Estados Unidos.

 

JAMES JEBBIA, NUEVA YORK Y SUS INICIOS

 

 

A principios  de 1983 James Jebbia se instaló en Nueva York. En una de las pocas entrevistas que ha concedido, dijo lo siguiente de su llegada a Estados Unidos: Vine con $ 100; era 1983 y terminé quedándome. Nueva York en esa época era muy accesible y era muy fácil tener un trabajo. Vivía en Staten Island y podías conseguir una renta económica. Era una buena época para vivir en Nueva York”.

Y sería en esta ciudad donde Jebbia comenzaría su trayectoria y sería marcado por ella.  Su primer trabajo en Nueva York fue en  Parachute, una pequeña tienda que vendía artículos  para los skaters (patineteros), ubicada en la zona de Soho, donde fue bien recibido por el propietario de la tienda, Morgan. De su etapa en Parachute dijo Jebbia dijo: [Morgan] “Él era un buen jefe, un verdadero mentor. Parachute era un poco futurista, lo cual algo cool; Gary Numan venía y Michael Jackson usaba la chaqueta de cuero con los grandes hombros. Fue una buena época pero quería hacer más”.

Posteriormente, James Jebbia fundó su primera tienda, la cual se llamó Union, donde vendía productos británicos y vestuario del estilo streetwear. A Union le iba bastante bien, y de ella ha declarado Jebbia: “Estaba satisfecho haciendo lo mío con Union. Trabajar 10 horas a la semana o cómo fuera no importaba. Eramos capaces de pagar la renta y se sentía bien. Así fue como todo comenzó”.

Sin embargo, Union se convirtió en un verdadero éxito cuando comenzó a vender las prendas de Stussy, una de las marcas pioneras del fenómeno streetwear fundada por Shawn Stussy. Por ello, mientras buscaba de surtir su tienda con las prendas de Stussy, Jebbia conoció al propio Shaw Stussy, quien sin dudas es una leyenda del streetwear.

Gracias a este encuentro ambos hicieron equipo, por lo que Jebbia quedó a cargo de la tienda de Stussy en Nueva York. James Jebbia ha tenido grandes palabras hacia Stussy: “No estaría haciendo lo que hago si Shawn no lo hubiese hecho”, agrega “El vino y fue muy cool, y vio que lo que hacíamos era algo nuevo. Shawn fue una gran influencia personal, porque en esa época él estaba haciendo algo grande. Él es único y definitivamente fue otro mentor para mí”.

Pero en el año 1995, Shawn Stussy vendió su parte de las acciones de la empresa Stussy. Esto hizo que  James Jebbia decidiera enfocar todas sus energías en Supreme. De esa época Jebbia recuerda: “Ahora ¿qué rayos voy a hacer?”.

Obviamente, para esta época James Jebbia ha caído rendido a todo lo que representa la cultura skate, por lo que declaró a Vogue: “Siempre me gustó lo que venía del mundo skate. Era menos comercial”.   Jebbia fundó Supreme en 1994 cuando aún estaba trabajando con Stussy. Ahora pasemos al momento que marca a Jebbia, la fundación de Supreme.

Tambien ha dicho de lo skater: “Los jovenes-y los skaters-son de mente muy, muy abierta…para lal música, las artes y muchas cosas, y eso nos permitió hacer muchas cosas con esa mentalidad”.

FUNDACIÓN Y CONSOLIDACIÓN DE SUPREME

 

Las grandes inspiraciones de James Jebbia para fundar Supreme fueron la ciudad de Nueva York y los skaters: “Diría que la principal influencia vino de las calles de Nueva York, y fueron personas como A-Ron, Harold Hunter, Justin Pierce, cómo ellos mezclan sus piezas-ellos usaban sus cosas de una forma muy particular, una manera auténtica”.

A-Ron, cuyo nombre real es Aaron Bondaroff es un artista vinculado el mundo de los skaters, mientras que Harold Hunter y Justin Pierce fueron dos legendarios skaters neoyorquinos, ya fallecidos, y todos fueron fuente de inspiración para Jebbia. De hecho, fueron sus primeros embajadores.

En este sentido, cuando terminó su trabajo con Stussy, Jebbia recuerda: “De verdad me gustaba lo que estaba viniendo de la cultura skate en la época. Así que pensé, “OK, vamos a abrir una tienda skate”.

Harold Hunter, el legendario skater que fue una inspiración para James Jebbia

La primera tienda de lo que hoy es Supreme, y aún sigue siendo su tienda simbólica, se encuentra ubicada en Lafayette Street, una calle donde se ubicaban varias tiendas de antigüedades, sin embargo, se estaba convirtiendo en punto de la naciente cultura skater de Nueva York. Jebbia surtió está tienda con productos para skaters, ambientación musical y videos, que podían ir desde alguna escena del film Taxi Driver o peleas de Mohammed Ali.

Los empleados  que contrató Jebbia para su primera tienda Supreme fueron skaters, obviamente, y entre ellos, jóvenes que participaron en el film Kids de 1995  como Harold Hunter y Justin Pierce.  Por ello, Jebbia dijo  a GQ “Los que trabajaron ahí, fueron quienes ayudaron a establecer quienes somos”.

Además de los artículos para los skaters, Supreme comenzó a producir sus propias piezas. Según Jebbia, la primera prenda de vestir de Supreme fueron unos pantalones cargo.  Sin embargo, se fueron enfocando más en los t-shirts y las hoodies.

En este sentido, el estilo que va desarrollando Supreme es bastante clásico y simple en relación a sus siluetas,  teniendo la calidad como su principal cualidad, ya que muchos de los jóvenes que acudían a Supreme usaban marcas como Nautica, Levi’s y Polo. Además de llenar un mercado que era el de la escena skater neoyorkina.

Sin embargo, para llegar a ese camino, Supreme debió pasar por varios tropiezos, debido a que las marcas que vendían al principio no tenían una buena calidad y sus telas eran regulares, por lo cual impulsó a Jebbia a centrarse en la calidad.

Prontamente, Supreme fue haciéndose famosa y abrió su primera tienda en Japón (en la actualidad tiene seis tiendas en dicho país). En este sentido, a pesar de que Supreme es una marca neoyorkina, Jebbia  reconoce la influencia que ese país ha tenido: “Creo que mucho de lo que hemos hecho ha venido de la influencia de Japon. Porque cuando uno va a Japón, hicieron cosas de una gran manera. Nigo hacía cosas increíbles con A Bathing Ape. Él las elevaba. Hacpia la chaqueta Gore-Tex, estaba usando las mejores cremalleras. Teníamos, a nuestra manera, la misma forma de pensar”.

Por lo que esto podría explicar la importancia que Jebbia le ha dado a Japon. Por otra parte, a los pocos años de abierta la tienda Supreme, Jebbia conoció a los fotógrafos  Ari Marcopoulous   y Thierry Richardson (actualmente caído en desgracia por acusaciones de abuso sexual), quienes definieron las imágenes que marcaron a Supreme.

Supreme ya se está consolidando como la marca skate favorita de los skaters y los amantes del streetwear, gracias a la visión tan autentica de Jebbia, en la cual la calidad es lo más importante.

LAS COLABORACIONES DE SUPREME CON LA ALTA MODA

 

 

Las primeras colaboraciones de Supreme fueron con  artistas, quienes dejaban su impronta en las patinetas y las prendas de vestir. Posteriormente, las colaboraciones fueron evolucionando con otras marcas comenzando con Nike y que han incluido Patagonia (una de las marcas favoritas de Jebbia), Vans, The North Face, A Bathing Ape, Comme Des Garcons, esta última colaboración fue bastante importante para Supreme, ya que fue su primer acercamiento con la alta moda o high fashion.

En este sentido, Adrian Joffe, presidente de Comme Des Garcons y esposo de la creadora Rei Kawakubo ha dicho de Jebbia: “Nunca había conocido a alguien con una visión tan fuerte y única, y que siempre permanece tan fiel a sus valores. Por eso nuestra colaboración fue tan significativa  y por qué el crecimiento de Supreme de cierta forma se parece a la nuestra”.

Del criterio que ha adoptado para las colaboraciones de Supreme, Jebbia ha dicho lo siguiente: Somos muy cuidadosos con nuestras colaboraciones. Tiene que haber una razón para ello, no abusamos de ellas y no queremos perder la confianza de la gente”.

La colaboración Supreme/Louis Vuitton ha sido sin dudas uno de los momentos más importantes de la industria de la moda de la década de los 2010, debido a que solidificó el estatus del streetwear como parte de la industria del lujo y acercó a Louis Vuitton a un público joven. James Jebbia dijo: “Si hubiésemos podido haber hecho la colaboración con Louis Vuitton hace 25 años, lo habríamos hecho”.

La gran clave del éxito de Supreme se ha basado en el hype creado debido a la poca cantidad de sus lanzamientos, mejor conocidos como drops.  Este modelo de negocios surgió más que todo por necesidad, ya que en los inicios de la tienda, Jebbia no tenía certeza si podría reponer la mercancía en caso de agotarse o, al contrario, quedaría acumulada de no ser vendidas. Por lo que Jebbia decidió enfocarse en calidad y novedad antes que en cantidad (y aun lo sigue haciendo).

Pero también aplicó el criterio de “si algo me gusta, tal vez no se consiga la próxima vez, así que debo comprarlo”.

Sin dudas este criterio ha sido otra de las claves del éxito de Supreme.

 

JAMES JEBBIA EN LA ACTUALIDAD

 

 

 

James Jebbia cuando recibió el premio al Mejor Diseñador de Ropa Masculina en los Premios CFDA

Uno de los aspectos más conocidos de la personalidad de Jebbia es  su  esquividad con la prensa. Son muy pocas las entrevistas que Jebbia ha concedido en los 26 años de trayectoria de Supreme. Entre los pocos medios a los cuales les ha concedido entrevistas, han sido GQ, Vogue y The Business of Fashion.

James Jebbia ha sido descrito como un hombre calmado, quien sigue muy de cera todo lo que se refiere al manejo de  Supreme, y que no acepta a ocupar un papel como una estrella en el mundo de la moda, sino que prefiere que Supreme hable por él.  Por lo que ha dicho: “Estoy muy ocupado como para estar haciendo tonterías, ya que estamos trabajando constantemente para asegurarnos que todos los aspectos del negocio marchan bien”.

Su estilo en el vestir ha sido descrito como sencillo, ya que se compone principalmente de jeans, t-shirts, sneakers, pero que sin dudas es bastante atemporal. En el año 2018, fue ganador al Mejor Diseñador Masculino de los Council of Fashion Designers of America (CFDA), superando a Virgil Abloh y Raf Simons. Al momento de recibir el premio Jebbia dijo que “nunca he considerado que Supreme sea una empresa de moda ni a mí mismo como diseñador  de moda”.

Aunque en el año 2020 Supreme fue vendida en su totalidad al conglomerado VF Corporation por un monto estimado en 2.100 millones de dólares, James Jebbia aún sigue siendo la cabeza de la marca. Sin embargo a Jebbia no le gusta definirse como el fundador el CEO de Supreme sino como alguien que maneja una tienda skater.

 

James Jebbia con su esposa Bianca, quien luce un bolso Birkin de Hermes personalizado con el logo de Supreme (no confundir con una colaboración entre ammbos, aunque quien sabe…)

 

En la actualidad, Jebbia vive con su esposa Bianca, una neoyorkina de Queens de orígenes chilenos, sus dos niños y la mascota en la zona del Lower Manhattan, en un piso cuyo diseño es bastante sencillo pero acogedor. A pesar de tener un gran éxito en la industria de la moda, Jebbia tiene un estilo de vida bastante sencillo donde su tiempo libre lo dedica a ayudar en los deberes de sus niños, y salidas a museos tales como el MOMA.

Se dice que su fortuna personal alcanza los 800 millones de dólares. Sin embargo, su estilo de vida en general no es nada ostentoso, y al contrario, se esfuerza por que Supreme siga manteniéndose como una marca skater, cuyas prendas son de calidad. Por lo que ha dicho: “He visto marcas que se acostumbran a la comodidad, pero jamás me he sentido cómodo. Siempre he sentido que cada temporada pudiera ser la última”.

Sin dudas, Jebbia es un ejemplo de que los valores de la marca pueden seguir siendo el pilar a pesar de todo el éxito que la rodea.

 

 

SI QUIERES LEER SOBRE LAS MARCAS MÁS CONOCIDAS DEL MUNDO, VISITA ESTAS ENTRADAS:

Off-White: marcas

Hypebeast: Las 10 mejores marcas 2021

Hypebeast: ¿qué es?

Las 10 mejores marcas de Nike

Adidas: sus marcas. Parte 1

Las 10 marcas más famosas de McDonald’s

 

Salir de la versión móvil