Librería
LOS ÁNGELES Y SUS CONTRATOS - Enrique Ortega Burgos
39394
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-39394,theme-bridge,bridge-core-1.0.5,woocommerce-no-js,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,side_area_uncovered_from_content,footer_responsive_adv,columns-3,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

LOS CONTRATOS DE LOS ÁNGELES DE VICTORIA.
5c9019 data-recalc-dims=" />
Scrolling Image Frame

Un contrato de ángel a diferencia del contrato con una modelo de pasarela o una modelo que colabore con Victoria´s Secret, incluye ciertas cláusulas adicionales, normalmente de compromiso con la marca de L Brands que le acercan a lo que conocemos como contratos de Brand Abassador sin embargo los contratos incluyen una cláusula de confidencialidad por lo que el contenido podemos inferirlo tanto de los contratos pactados habitualmente con modelos, los contratos con Brand Ambassadors y las declaraciones públicas de sus protagonistas.

 

La mayoría de las aspirantes a modelos de la firma pasan por un casting dirigido por el todopoderoso y polémico director creativo de la marca (Chief Marketing Officer), Ed Razek en el que las seleccionadas pueden optar a ser “Ángel” de Victoria’s Secret: un contrato que, como suele decirse, puede garantizar una carrera vitalicia como supermodelo en el escalón más alto de la profesión tanto por las retribuciones como por la visibilidad que da.

 

Compromiso de permanencia y -en su caso- exclusividad con la marca. Esto varía en función de las modelos así la modelo Miranda Kerr, indicó que “Son tres meses como mínimo”o “se pactan compromisos de días/año de exclusividad con la marca (normalmente 50 días) lo que les prohíbe participar en otras campañas de moda y fragancias”.

 

La duración de un contrato es una cláusula ciertamente relevante en y, los acuerdos normalmente oscilarán entre el interés de una modelo que empieza por una vinculación larga y una modelo consolidada en negociar contratos por temporada sobre todo si su “caché aumenta” aunque no podemos olvidar que cuando un contrato de ángel supone o al menos ha supuesto durante mucho tiempo el estrellato de la carrera como modelo, estos paradigmas quiebran, la realidad es que los “angels” tienen una duración más allá del evento, siendo embajadoras de la marca durante el año, eximiéndolas de los castings para desfilar.

Resulta interesante la entrevista de la modelo alemana Toni Garn para Hola en la que indicó que En los desfiles, todas somos ‘ángeles’, pero eso no quiere decir que haya firmado un contrato especial con la compañía. Y es más, al no tener ninguna exclusividad con la compañía, puedo hacer el trabajo que quiera, como podemos ver varía enormemente el contenido de los acuerdos a los que se llegan con las distintas modelos.

 

ACCEDA A LA ENTREVISTA COMPLETA DE TONI GRAN EN HOLA

 

Los ángeles son las embajadoras de la firma, la cara visible al exterior de la marca.

 

Cláusulas que incluyen compromisos de promoción de la marca y específicamente de algún/os productos, como apariciones en eventos especiales (sin duda el Fashion Show es el más importante), en anuncios publicitarios y/o en publicaciones impresas, y compromisos de viaje, especialmente en relación con los eventos y sesiones fotográficas para el catálogo de la marca y el website.

Cláusulas centradas en el aspecto físico del ángel, su edad mínima para poder celebrar el contrato.

Mediante estas cláusulas las “ángeles” representan a una determinada marca comercial de LV o a varias, potenciando las ventas de un determinado producto o línea de productos de forma profesional, percibiendo de una empresa una remuneración fija y, mucho más habitualmente variable (comisiones o incentivos por ventas, acordando previamente un porcentaje de los beneficios obtenidos por las ventas obtenidas del producto o la línea de productos que promociona) e intentan pactarse -al menos sobre el papel- de forma que alejen cualquier atisbo de laboralidad, utilizando a menudo la firma a través de personas jurídicas.

 

En España, aunque las partes del contrato hayan acordado la existencia de un tipo de relación sobre el papel, la realidad es que nuestros tribunales han de analizar las características reales de la relación para determinar la misma, algo que se conoce como “las relaciones son lo que son, y no lo que las partes dicen que son” y, por ello estaremos ante un contrato laboral cuando como indica la STS de 20 de enero de 2015: […]concurran, junto a las notas genéricas de trabajo y retribución, las notas específicas de ajenidad del trabajo y de dependencia en el régimen de ejecución del mismo nos encontramos ante un contrato de trabajo, sometido a la legislación laboral.

 

Cláusulas centradas en el aspecto físico del ángel, su edad mínima para poder celebrar el contrato.

VICTORIA´S SECRET

Es bien conocido que a las modelos de pasarela se las exigen unas determinadas medidas para desfilar y, cuando hablamos de modelos denominadas top, las exigencias se acentúan y adicionalmente suelen buscarse una serie de características diferentes a las modelos fotográficas ya que desfilar exige caminar y andar con una elegancia muy concreta.

 

Sin duda, una de las polémicas que siempre ha rodeado a la marca es el físico imposible y exclusivo que se busca y exige a las modelos y que hace que Barbara Palvin entre en la talla plus size con una altura de 1,75 y eso que tiene una cintura de 58 cm y una cadera de 89 cm y un peso de 55 kilos. Las condiciones son estrictas para entrar y mantenerse aunque hablar de Palvin como modelo curvy es un despropósito.

 

Confidencialidad: La falta de información disponible es fruto de la incorporación de algunas cláusulas de no divulgación muy estrictas que se incorporan a los contratos y que imponen obligaciones respecto a mantener en secreto cualquier información que atañe al contrato. Este tipo de cláusulas son habituales en los contratos y, sin duda un contrato con una modelo de primera categoría con los problemas añadidos que genera el morbo en conocer el contenido de los mismos, hace que sean necesariamente una clausula esencial.

 

En cuanto a la retribución, ha cambiado bastante con el tiempo, en función de la modelo y del año, no en vano en los últimos dos años, un gran número de ángeles de renombre han “colgado sus alas” debido a la disminución de su retribución ya que mientras en contratos antiguos como el de Alessandra Ambrosio, eran de millones de dólares, ahora son de 100.000$.

 

Si quieres conocer más sobre los contratos de la firma os dejo el siguiente enlace:

VANITY FAIR